Clicky

Nuevo estudio recomienda 'reconstruir' una isla de Galápagos

(0 Votes)
Isla San Cristóbal, Galápagos
Isla San Cristóbal, Galápagos

En la Isla San Cristóbal desaparecieron del paisaje las tortugas gigantes con la llegada de los balleneros

Un nuevo estudio dirigido por Florida Tech recomienda reconstruir una isla en Galápagos con tortugas y plantas raras para recrear un ecosistema dañado irreparablemente por los balleneros.

Usando fósiles microscópicos de polen y esporas encontrados en los sedimentos de El Junco, un lago de cráter que se encuentra a casi 2.000 pies de altura en las tierras altas de la Isla San Cristóbal, investigadores de Florida Tech, la Universidad de Arizona y la Universidad de Illinois Urbana-Champaign rastrearon la desaparición de las tortugas gigantes del paisaje.

Se sabe que la isla tuvo dos especies de tortugas gigantes, una especialista en las tierras bajas y otra cuya forma de caparazón sugiere que pudo haberse aventurado en las tierras altas. Se extinguieron antes de que pudieran ser documentadas por la ciencia.

Estudios anteriores mostraron que un hongo, Sporormiella, vivía en el intestino de tortugas y ganado. Cuando se defecaba estiércol cerca del lago, las esporas de Sporormiella llegaban al lago y se conservaban en los sedimentos que se acumulaban en el fondo del lago. La abundancia cambiante de Sporormiella antes de que los colonos introdujeran ganado en las islas documenta el tamaño de la población de tortugas gigantes.

Después de extraer núcleos de sedimentos del centro del lago, el equipo encontró abundante Sporormiella en sedimentos antiguos, evidencia de que las tortugas habían visitado regularmente el lago antes del año 1800 d.C. "Nos sorprendió descubrir que en 1800, una década después de que los balleneros tomaran tierra por primera vez en las islas, las tortugas dejaron de visitar nuestro lago en la cima de una colina bastante remota", dijo el líder del equipo Mark Bush, profesor de biología en Florida Tech.

lago de cráter El Junco

Imagen: El lago de cráter El Junco, en la isla San Cristóbal, Islas Galápagos, Ecuador.

Las islas Galápagos solo fueron visitadas por piratas y marineros rebeldes antes de la década de 1780. Pero la creciente demanda de aceite de ballena y la sobreexplotación de las poblaciones de ballenas del Atlántico obligaron a los balleneros a explorar también el Océano Pacífico. Los balleneros comenzaron a operar alrededor de Galápagos en la década de 1790 y, a principios de 1800, visitaban las islas con regularidad.

Los registros de los barcos muestran que los balleneros recolectaron aproximadamente 200.000 tortugas de las islas para llevarlas a bordo de sus barcos durante un período de 70 años. Las tortugas podían vivir durante seis meses a bordo sin comida ni agua y eran una preciada fuente de carne fresca. "Creemos que como las tortugas fueron capturadas cerca de la costa, se redujo la competencia y la necesidad de migrar hacia el interior", dijo la coautora del estudio, Diane Thompson, de la Universidad de Arizona.

Con la pérdida de las tortugas, comenzó a cambiar el equilibrio de las especies de plantas que crecían cerca del lago. Se cree que la especie de tortuga que había estado migrando hacia el lago se extinguió entre 1830 y 1860.

Los investigadores también rastrearon la llegada de ganado y caballos a fines del siglo XIX y su impacto en el sistema. Dos géneros de arbustos, Alternanthera y Acalypha, que habían prosperado alrededor del lago cuando estaban presentes las tortugas, experimentaron una importante disminución de la población y finalmente se extinguieron localmente en la década de 1970.

"Recomendamos reintroducir a los parientes cercanos de las plantas extintas y las tortugas, que se pueden encontrar en otras islas de Galápagos", dijo Jessica Conroy, de la Universidad de Illinois Urbana-Champaign, otra autora del estudio.

La restauración del área de El Junco debería enfatizar la exclusión del ganado, la reintroducción de tortugas y una expansión de las plantaciones de Miconia en curso para incluir también Acalypha y Alternanthera, sugieren los autores.

Abogan por esta reconstrucción para promover la restauración del hábitat y considerar el valor socioeconómico de estos ecosistemas de tierras altas para brindar experiencias turísticas.

El estudio, "Human-induced ecological cascades: extinction, restoration, and rewilding in the Galápagos highlands", se publica esta semana en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Etiquetas: RepoblarIslaGalápagosTortuga gigante

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: