Mapa de redes de arrecifes: seis continentes coralinos

biodiversidad en un arrecife de coral
Un nuevo estudio muestra que las conexiones entre los arrecifes de coral resistentes al clima pueden ayudar a recuperar la biodiversidad, incluso después de los eventos de blanqueamiento masivo proyectados por el cambio climático (foto de Renata Romeo)

Los arrecifes de coral son algunos de los ecosistemas más amenazados del planeta
Pero las redes de arrecifes más grandes y mejor conectadas podrían tener lo que necesitan para sobrevivir

Algunos de los ecosistemas más amenazados del planeta, los arrecifes de coral, podrían necesitar un descanso. La pesca indiscriminada, la contaminación y el desarrollo costero han golpeado los arrecifes de coral durante décadas. Añade el cambio climático y para 2100, entre el 70 y el 99 por ciento podría dañarse o perderse. Con ellos se irían la seguridad alimentaria y los medios de subsistencia, la biodiversidad y la belleza.

Pero los investigadores detrás de un nuevo estudio encuentran esperanza en la conectividad de los corales. A través de análisis de modelos, identificaron seis redes principales de arrecifes en todo el mundo que podrían mantener y regenerar el coral incluso después del blanqueamiento masivo, siempre y cuando partes de ellos caigan dentro de las zonas de refugio climático, áreas de la Tierra que son más resistentes a los factores estresantes ambientales como la acidificación y el aumento de las temperaturas.

El más grande de estos complejos de arrecifes, como cadenas de islas sumergidas unidas biológicamente por las corrientes oceánicas, se extiende por casi 1,8 millones de kilómetros cuadrados, que es casi el tamaño de México. Abarca la Gran Barrera de Coral y el Triángulo de Coral, este último incluye arrecifes de Filipinas e Indonesia. Otros sistemas importantes se encuentran en el Caribe y el Mar Rojo, a lo largo del este de África y alrededor de Fiji.

mapas de sistemas de arrecife

Imagen: Las redes de arrecifes más grandes (ver el mapa superior) se encontraron en la Gran Barrera de Coral y el Triángulo de Coral (púrpura); el Caribe (rosa, negro); el Mar Rojo (verde); África oriental (rojo); y cerca de Fiji (azul oscuro). Los colores más cálidos en el mapa inferior indican los mejores arrecifes de origen, o aquellos que envían larvas de coral a la mayor cantidad de otros sitios de arrecifes. Mapa de Greiner et. Alabama.

Para determinar qué arrecifes estaban conectados en redes, el estudio se basó en un modelo global de dispersión que estima cómo viajan las larvas de coral en las corrientes oceánicas y se replantan en nuevos hogares. Luego, los investigadores ejecutaron tres escenarios climáticos para simular varios niveles de blanqueamiento de coral y su posterior recuperación.

En el escenario climático más probable, donde casi un tercio del coral del mundo persiste después de un evento de blanqueamiento porque está protegido por zonas de refugio, el coral sobreviviente puede volver a sembrar los arrecifes circundantes, ayudando a recuperarse a una gran red de arrecifes.

Pero si bien estos complejos parecen tener una habilidad especial para dispersar larvas dentro de sus propios vecindarios, el estudio encuentra que no son tan buenos para enviar larvas fuera de sus redes, dice Ariel Greiner, candidato a doctorado de la Universidad de Toronto, quien dirigió la investigación. Al igual que una comunidad que se reconstruye después de un desastre, es posible que estos arrecifes no tengan la capacidad de ayudar a lugares más lejanos.

Las otras dos simulaciones, que acabaron con el coral en los refugios climáticos, mostraron que las redes globales de arrecifes se romperían, pero que el coral sobreviviente aún podría propagar larvas después del blanqueamiento, solo a sistemas de arrecifes más pequeños.

Esto indica que, además de apuntar a los corales en las zonas de refugio, los conservacionistas también deberían priorizar los arrecifes que son buenos para dispersar sus larvas, dice Greiner. Si se identifican y preservan suficientes de ellos, podrían servir como trampolín para que el coral se extienda a otras áreas.

La investigación se ha publicado en Global Ecology and Biogeography: Limited spatial rescue potential for coral reefs lost to future climate warming

Etiquetas: BiodiversidadDispersiónLarvaArrecife coralMapa

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: