Descubren en las Maldivas un nuevo ecosistema que crea un oasis de vida

Sumergible Omega Seamaster
El sumergible Omega Seamaster 2 explorando debajo de las aguas de Aldabra el 18 de marzo de 2019 en Aldabra, Seychelles. Crédito de la foto: Nekton.

Denominado 'The Trapping Zone' está situado a 500 metros de profundidad

La Misión Nekton Maldives, en la que participan investigadores de la Universidad de Oxford, ha encontrado evidencia de un ecosistema no descrito anteriormente, "The Trapping Zone (La zona de captura)", que está creando un oasis de vida a 500 metros de profundidad en las profundidades del Océano Índico. El descubrimiento ha sido aclamado como muy significativo por el Gobierno de Maldivas.

La evidencia en vídeo de las cámaras científicas Nekton a bordo del sumergible Omega Seamaster II, combinadas con muestras biológicas recolectadas y un extenso mapeo de sonar, indican que en esta zona los depredadores como los tiburones y otros grandes peces se alimentan de enjambres de pequeños organismos conocidos como micronekton.

Estos son organismos marinos que pueden nadar independientemente de la corriente y, por lo general, migran desde las profundidades del mar a la superficie durante la noche y vuelven a sumergirse en las profundidades al amanecer (lo que se conoce como la migración vertical). Pero en esta área, el micronekton quedó atrapado contra el paisaje submarino en la marca de 500 m.

Los estratos submarinos volcánicos y los arrecifes de carbonato fosilizado que forman la base de los atolones de las Maldivas combinan empinados acantilados verticales y escarpadas terrazas. Esta parece ser la razón por la que estas especies no pueden sumergirse más profundo cuando sale el sol.

Los animales capturados son luego el objetivo de grandes depredadores pelágicos, incluidos bancos de atunes y tiburones, junto con grandes peces de aguas profundas muy conocidos, como el oreo puntiagudo (llamado así por la galleta) y el alfonsino. La misión documentó tiburones tigre, tiburones branquiales, tiburones tigre de arena, peces perro, tiburones quebrantahuesos, tiburones martillo festoneados, tiburones sedosos y el muy raro tiburón zarza o pez clavo (Echinorhinus brucus).

tiburón zarza

Imagen: Tiburón zarza. Crédito: Misión Nekton Maldives

Los ecosistemas marinos se definen tanto por la topografía como por la vida oceánica. "Esto tiene todas las características de un nuevo ecosistema distinto", explicó el profesor Alex Rogers (Universidad de Oxford), quien durante la expedición pasó más de 30 horas bajo el agua en los sumergibles de la misión observando The Trapping Zone. "La Trapping Zone está creando un oasis de vida en las Maldivas y es muy probable que exista en otras islas oceánicas y también en las laderas de los continentes".

Lucy Woodall, profesora asociada de biología marina en la Universidad de Oxford y científica principal en Nekton, dice: "estamos particularmente intrigados por esta profundidad, ¿por qué ocurre esto? ¿Es esto algo que es específico a 500 metros, esta vida es aún más profunda, qué es esta transición, qué hay y por qué? Esa es nuestra pregunta crítica que tenemos que hacer a continuación. ¿Por qué estamos viendo los patrones que hemos observado en esta expedición? Esto nos permitirá comprender las profundidades del océano en términos mucho mejores".

Si bien se ha asociado un efecto de captura con puntos críticos de biodiversidad en montañas o montes submarinos, no se ha relacionado previamente con los diferentes parámetros geomorfológicos y biológicos de las islas oceánicas, como las Maldivas.

El análisis del vídeo y los datos biológicos está en curso en las Maldivas, la sede de Nekton en el Reino Unido en Oxford y en los laboratorios asociados. El descubrimiento podría tener importantes implicaciones para otras islas oceánicas y las laderas de los continentes, la gestión pesquera sostenible, el secuestro y almacenamiento de carbono y, en última instancia, la mitigación del cambio climático.

El presidente de las Maldivas S.E Ibrahim Mohamed Solih, dice que "el descubrimiento de The Trapping Zone y el oasis de vida en las profundidades que rodean las Maldivas nos brinda nuevos conocimientos críticos que respaldan aún más nuestros compromisos de conservación y gestión sostenible de los océanos, y casi con certeza respaldan la pesca y el turismo".

La Misión Nekton Maldives está coordinada y administrada por Nekton, un instituto de investigación sin fines de lucro con sede en Begbroke Science Park en Oxford. La misión es una asociación entre el Gobierno de Maldivas, Nekton y la Universidad de Oxford junto con una docena de organizaciones en Maldivas y una alianza internacional de tecnología, filantropía, medios y socios científicos.

El propósito es realizar el primer estudio sistemático de la vida marina en las Maldivas, desde la superficie hasta los 1.000 metros de profundidad, para ayudar a informar las políticas de conservación y desarrollo sostenible. Hasta la misión, casi nada se sabía sobre lo que había debajo de los 30 metros de profundidad en esta región.

Oliver Steeds, director ejecutivo y director de la misión de Nekton, dice que "la Misión de las Maldivas ha sido co-creada y coproducida con nuestros colegas de las Maldivas para cumplir con las prioridades nacionales con todos los datos y muestras biológicas propiedad de las Maldivas y conferidas a ellas. El liderazgo científico de Nekton está anclado en nuestro equipo de investigación de la Universidad de Oxford y es esta colaboración científica entre las Maldivas y Oxford lo que está en el corazón del éxito de la misión y el impacto a largo plazo".

La misión zarpó el 4 de septiembre y estuvo en el mar durante 34 días. Otros descubrimientos de la misión hasta ahora incluyen:

Antiguas líneas de playa: El aterrazamiento y la erosión de las olas a profundidades de 122 m, 101 m, 94 m, 84 m y 55 m revelaron evidencia de diferentes líneas de playa a partir de la subida del nivel del mar en los últimos 20.000 años desde el final del último máximo glacial.

Arrecifes de coral: la misión mapeó, inspeccionó y determinó sistemáticamente la ubicación, la salud y la resiliencia de los arrecifes de coral en seis ubicaciones principales para informar las políticas de conservación y gestión del gobierno de Maldivas. Los arrecifes son esenciales para la vida en las Maldivas y ayudan a reducir los impactos de la subida del nivel del mar y la creciente frecuencia e intensidad de las tormentas causadas por el cambio climático.

Etiquetas: OasisBiodiversidadMaldivas

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: