Tiburones, tortugas y enfermedades en la agenda de la cumbre sobre comercio de vida silvestre

tiburones por las aletas
La demanda humana de sopa de aleta de tiburón, particularmente en el este de Asia, ha amenazado a las poblaciones de tiburones.

CITES, en vigor desde 1975, regula el comercio de unas 36.000 especies de plantas y animales

El comercio de aletas de tiburón, tortugas y otras especies amenazadas será objeto de escrutinio en una cumbre mundial de vida silvestre en Panamá, a partir de hoy lunes, que también se centrará en la propagación de enfermedades como la COVID-19.

Expertos en conservación y representantes de más de 180 naciones se reunirán para estudiar 52 propuestas destinadas a modificar los niveles de protección establecidos por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

Los delegados de CITES también harán un balance de la lucha contra el fraude y votarán nuevas resoluciones, como el aumento del riesgo de que las enfermedades se propaguen de animales a humanos, que está relacionado con el tráfico, y se convirtió en una gran preocupación después del brote de COVID-19 en 2020.

CITES, en vigor desde 1975, regula el comercio de unas 36.000 especies de plantas y animales y proporciona mecanismos para ayudar a acabar con el comercio ilegal. Sanciona a los países que incumplen las normas.

La reunión de las partes de la convención tiene lugar cada dos o tres años.

Este año está ocurriendo a la sombra de dos importantes conferencias de las Naciones Unidas con mucho en juego para el futuro del planeta y todos sus habitantes: la reunión climática COP27 actualmente en curso en Egipto, y la conferencia COP15 sobre biodiversidad en Montreal en diciembre.

Durante su última reunión en Ginebra, 2019, CITES impulsó la protección de las jirafas y estuvo cerca de imponer una prohibición total de enviar a los zoológicos elefantes africanos capturados en la naturaleza.

Los delegados también mantuvieron la prohibición de la venta de marfil en el sur de África y decidieron incluir 18 especies de rayas y tiburones en el Apéndice II de CITES, que exige el seguimiento y la regulación de su comercio.

tortuga verde

Imagen: Una tortuga marina verde nada cerca de la isla Gorgona en el Océano Pacífico frente a la parte continental de Colombia.

'Crisis de extinción de tiburones'

Este año, los delegados sopesarán una propuesta para regular el comercio de tiburones réquiem (cazón o musula de la familia Carcharhinidae), tiburones martillo y rayas guitarra.

"Sería un momento histórico si se aprueban estas tres propuestas: Pasaríamos de controlar alrededor del 25 por ciento del comercio de aletas de tiburón a más del 90 por ciento", dijo Ilaria Di Silvestre, directora de campañas de la Unión Europea para el Fondo Internacional para el Bienestar Animal (IFAW).

Mientras tanto, Luke Warwick, de la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre, advirtió que "estamos en medio de una gran crisis de extinción de tiburones". Dijo que los tiburones, que son vitales para el ecosistema del océano, son "el segundo grupo de vertebrados más amenazado del planeta".

"El comercio de productos de tiburón, en particular las aletas, que pueden tener un valor de alrededor de 1.000 dólares el kilogramo en los mercados del este de Asia, para su uso en un plato de lujo de sopa de aleta de tiburón, está impulsando en todo el mundo el declive de estos antiguos depredadores oceánicos".

Sue Lieberman, vicepresidenta de la Sociedad de Conservación de la Vida Silvestre, dijo que China, uno de los principales consumidores de sopa de aleta de tiburón, nunca votó a favor de una propuesta de especies marinas de CITES, pero a menudo "la implementa después de que se adopta".

"Me gusta decir que esta es la COP de reptiles", dijo Lieberman, quien ha asistido a todas las cumbres de CITES desde 1989.

Tres especies de cocodrilos, tres especies de lagartos, varias serpientes y 12 tortugas de agua dulce están sujetas a una prohibición total en el comercio.

"Las tortugas de agua dulce del mundo están siendo explotadas de manera insostenible e ilegal para el comercio de mascotas, el comercio de coleccionistas y el comercio de alimentos en Asia", dijo Lieberman.

La reunión de Panamá, que se extenderá hasta el 25 de noviembre, es la primera que se realiza desde el brote del virus SARS-CoV-2 en Wuhan, China, que muchos científicos creían que se originó en los murciélagos antes de infectar a los humanos.

Liberman agregó que debido a que CITES solo se ocupa del comercio internacional, los mercados locales de vida silvestre viva, como en Wuhan, no están bajo su competencia.

"Sin embargo, CITES necesita hacer una declaración... Nos parece que sería muy inapropiado para CITES en su primera reunión después de que comenzó la pandemia, no lo mencionase. Entonces, tenemos la esperanza de que adoptarán algo".

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: