El pez 'imposible' que rompió dos récords de profundidad muestra la importancia de la exploración oceánica

pez caracol
Imagen del pez caracol visto en la Fosa de Izu-Ogasawara. Universidad de Australia Occidental

Hasta ahora se ha explorado sistemáticamente muy poco de las profundidades del océano

Cuando pensamos en animales que viven en los ambientes más extremos de la Tierra, la mayoría de nosotros probablemente no pensamos en el pez caracol. Es posible que su nombre no insinúe capacidades físicas extraordinarias, pero el pez caracol ha batido el récord de vivir en las profundidades oceánicas más abismales conocidas por la humanidad.

De hecho, los científicos creían que era fisiológicamente imposible que los peces sobrevivieran en condiciones por debajo de los 8.200 metros. Hasta hace poco, cuando investigadores australianos y japoneses encontraron uno a una profundidad récord de 8.336 metros en la fosa Izu-Ogasawara, al sur de Japón. Eso es 158 metros más profundo que el récord anterior, también establecido por un pez caracol durante un encuentro en 2017 en la Fosa de las Marianas, a unos 2.000 km al este de Filipinas.

Las profundidades del océano nos han demostrado una vez más que aún queda mucho por descubrir si tenemos la voluntad de mirar.

Definido como aguas por debajo de los 200 metros, este entorno constituye el 50% de la superficie de la Tierra. Los investigadores estiman que actualmente solo se conoce entre el 10% y el 28% de la vida marina, y la mayor parte del conocimiento proviene de investigadores con sede en Europa, EE. UU. y Japón.

Los científicos creen que la falta de comprensión de la vida oceánica y su distribución es una de las mayores barreras para restaurar la biodiversidad marina dañada por la sobrepesca, la contaminación y el cambio climático.

Pero cuando exploramos las profundidades del océano, a menudo somos recompensados con nuevos descubrimientos.

jardines de coral negro

Imagen: Jardines de coral negro en las Bermudas. Crédito: Fundación Nekton

"Mi investigación actual se centra en las partes relativamente poco profundas del océano de 0 a 500 metros. Incluso en áreas relativamente bien investigadas como las Bermudas, todavía se pueden hacer descubrimientos. En una expedición oceanográfica, el equipo internacional del que formé parte descubrió vastas extensiones de jardines de coral de alambre negro, el registro más profundo del pez león invasor y varias especies nuevas de algas rojas", dice Paris Stefanoudis, investigador en Ecología y Conservación Marina de la Universidad de Oxford.

Es común que hasta el 50% de todas las especies (y, a veces, casi el 95 %) muestreadas en una sola expedición a las profundidades del océano sean nuevas para la ciencia. También son comunes los descubrimientos de nuevos hábitats. En marzo de 2023, los científicos en una expedición a la dorsal del Atlántico Medio para el Schmidt Ocean Institute descubrieron numerosas nuevas fuentes hidrotermales, también conocidas como fumarolas negras (como géiseres o fuentes termales, en el fondo del océano).

¿Por qué son importantes los descubrimientos en el océano profundo?

La investigación sugiere que los respiraderos hidrotermales pueden haber jugado un papel clave en el origen de la vida en nuestro planeta. Entonces, cualquier información nueva sobre estos ecosistemas únicos y sus habitantes tiene implicaciones para la humanidad y la vida extraterrestre.

Los respiraderos hidrotermales también muestran la asombrosa adaptabilidad de la vida. En 2012, los científicos descubrieron nuevas especies de cangrejos en el Océano Austral, los cangrejos Hoff de pecho peludo. Llamados así por su parecido con el actor de Baywatch David Hasselhoff, construyen ciudades de cangrejos alrededor de fumarolas negras. Puede haber más de 700 cangrejos por metro cuadrado.

El pelaje de su pecho incuba microbios que pueden convertir en energía las sustancias químicas tóxicas que salen de las abrasadoras fumarolas negras. Los cangrejos usan para comer piezas bucales especiales en forma de peine para eliminar de su pelaje las bacterias ricas en energía. Es su principal fuente de alimentación.

Además de la emoción y el asombro que conlleva, estos descubrimientos brindan nueva información que beneficia a la sociedad. Los estudios han encontrado que este hábitat podría albergar tratamientos para enfermedades humanas. Recientemente, los investigadores estudiaron hongos encontrados en animales de agua fría llamados corrales marinos en el Atlántico nororiental y descubrieron que producen compuestos que se muestran prometedores como posibles tratamientos farmacológicos para enfermedades musculoesqueléticas crónicas como la osteoartritis.

Del mismo modo, los estudios muestran que las bacterias que viven en esponjas de aguas profundas pueden tener propiedades tanto antibióticas como antitumorales.

El potencial de la bioprospección, el estudio de la vida silvestre y la vida vegetal en busca de nuevos y valiosos recursos, apenas se ha explorado en el caso de las profundidades del océano. Pero la industria está creciendo rápidamente y ya vale miles de millones de dólares. En marzo de 2023 los países acordaron compartir los beneficios como parte del tratado de alta mar de la ONU. Pero la nueva ley internacional aún no ha sido ratificada y es demasiado pronto para saber si las naciones desarrolladas cumplirán su promesa de compartir los recursos del océano con todos los estados miembros.

¿A dónde vamos después?

Hasta ahora se ha explorado sistemáticamente muy poco de las profundidades del océano debido a limitaciones financieras y logísticas. Los vehículos operados a distancia cuestan desde US$15.000 hasta millones de dólares, mientras que un submarino construido para la exploración de las profundidades del océano puede costar casi US$50 millones. Además, la exploración en alta mar requiere el despliegue de grandes buques de investigación durante semanas en el mar, lo que implica meses de planificación y logística.

El reciente descubrimiento del pez caracol se realizó durante una expedición internacional en la que participaron investigadores australianos y japoneses que se dispusieron a explorar la vida en las fosas frente a Japón. Para ese estudio, el equipo usó módulos de aterrizaje, jaulas de metal que aterrizan en el lecho marino usando pesos de lastre. Los módulos de aterrizaje están equipados con cámaras, luces y cebos para atraer a los depredadores. Si bien es posible explorar con submarinos incluso las mayores profundidades del océano, los módulos de aterrizaje son más fáciles de operar y pueden permanecer bajo el agua por más tiempo.

módulo de aterrizaje

Imagen: Módulo de aterrizaje se está desplegando en un reconocimiento oceánico profundo en las Maldivas. Fundación Nekton, proporcionado por el autor

Estamos perdiendo vida marina profunda antes de que podamos descubrirla. La sobrepesca, la contaminación acústica y el calentamiento global ya están destruyendo los ecosistemas de los océanos profundos y sus habitantes. La extracción comercial de minerales en los fondos marinos aún no se ha llevado a cabo, pero es una amenaza inminente.

Los gobiernos asignan en promedio solo el 1,7% de sus presupuestos anuales de investigación para explorar bajo la superficie del océano. Si los científicos hacen nuevos descubrimientos con casi todos los estudios de las profundidades del océano, imagina lo que podríamos lograr si los gobiernos, las organizaciones benéficas y los científicos marinos trabajaran más estrechamente y tuvieran una mejor financiación.

Etiquetas: InvestigaciónProfundidadesOcéano

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email:

Especies marinas

Medio ambiente

Ciencia y tecnología

Turismo