updated 6:04 PM CET, Dec 6, 2016

Presentado en Londres el primer Censo de la Vida Marina 2010

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

exploración del océano, censo de la vida marina

Océanos: Un libro de la vida de los Mares. Census of Marine Life 2010 PDF

Toda la información recogida a lo largo de la última década se presenta hoy en forma de informes, libros y mapas.

censo de la vida marina, portada

"Sólo el mar sabe su profundidad". Así dice un verso de las escrituras hindúes que describe muy bien el misterio de las profundidades del océano y nuestra actual ignorancia sobre la vida bajo las olas. Durante miles de años nuestro conocimiento de los mares se limitó a las corrientes superficiales y a los peces que podíamos capturar cerca de la costa. Sabíamos muy poco de lo que vivía por debajo de la profundidad que un hombre puede bucear, y muchas veces hemos imaginado las profundidades del océano como un desierto acuático en su mayor parte carente de vida.

No fue hasta el siglo XIX que los científicos comenzaron a mirar profundamente. En la década de 1870 el HMS Challenger realizó un notable viaje científico alrededor del mundo, sacando a la luz increíbles criaturas de las profundidades. Pero aún hoy, cuando los seres humanos han  llegado a la parte más profunda del océano (aunque sólo una vez) y los robots pueden realizar trabajos a más de un kilómetro bajo la superficie, nuestro conocimiento de los mares profundos y lo que vive allí es todavía un esbozo. Casi del 20% del volumen de los océanos "nunca se ha tomado una sola muestra científica", dijo la famosa oceanógrafa Sylvia Earle, "No sé ni lo que no sabemos".

Pero eso está empezando a cambiar gracias a uno de los programas de investigación científica en silencio más notable jamás lanzado. Esta tarde en la Royal Institution de Londres, en Gran Bretaña, los científicos presentaron los hallazgos del primer Censo de la Vida Marina, una iniciativa de 10 años de duración que intentó, por primera vez de manera sistemática, un catálogo de lo que vive en los océanos del mundo.  El programa de US $ 650 millones, probablemente sea el acto más ambiciosos de la ciencia marina en la historia y, gracias a los avances en la genómica que permiten la detección rápida de ADN de organismos nuevos, sin duda, uno de los más fructíferos. "Ahora somos más conscientes de los límites de lo que sabemos", dijo recientemente Ronald O'Dor, el científico co-director en el Censo. "Hemos ido a donde nadie ha explorado ".

censo de la vida marina, áreas de estudio

Los resultados del Censo, en un momento en que a veces puede parecer que hemos explorado este planeta, son realmente sorprendentes:
focas bajo el hielo
  •     Más de 540 expediciones de investigación

  •     9.000 días en el mar

  •     2.700 científicos

  •     80 países

  •     Más de 2600 artículos científicos publicados por los expertos

  •     1,200 especies nuevas descritas

  •     5.000 nuevas especies recogidas, y aún no descritas

  •     35.000 especies identificadas con códigos de barras de ADN

  •     18 millones de secuencias de ADN microbiano

La última serie de números realmente marcan la diferencia. Antes de que comenzara el Censo, dice O'Dor, los científicos "estimaron que no había tal vez 250.000 especies en los océanos, pero en realidad era sólo una suposición". El censo ha aportado nuevos datos para la estimación y demostró con pruebas suficientes que los océanos están llenos de vida. "El número de 250.000 es casi seguro que va hasta 1 millón, quizá dos millones", dijo O'Dor.

Los científicos que participaron en el Cenco han encontrado nuevas especies a la antigua usanza: recogiendo muestras de las profundidades, a continuación, haciendo el trabajo científico de buscar en la literatura publicada para asegurarse que la muestra es en realidad una nueva especie, un proceso que puede tomar años.

Aequorea macrodactyla

El Censo también logró caracterizar rápidamente nuevas especies con las modernas herramientas de secuenciación genética. Cada especie tiene un ADN en código de barras, un fragmento del código genético que podría ser tan pequeño como de 700 pares de bases, que cuando se analiza tiene una probabilidad superior al 95% , con suministro de información suficiente para distinguir las especies nuevas y diferentes. Esto puede acelerar el proceso de catalogación de la vida de manera exponencial, y no sólo para los peces, plantas y mamíferos marinos... Las bacterias constituyen la mayor parte de la biodiversidad que se encuentra en los océanos, hasta un 90 % en peso y el Censo ha identificado millones de microbios nuevos, que podrían convertirse en biomateriales útiles en el futuro. "Va a ser un proceso de transición para la taxonomía, utilizando códigos de barras de ADN", dijo O'Dor. "Pero ahora tenemos una respuesta rápida que puede ser fácilmente indexada en forma impresa y en línea".

Ceratonotus steiningeri

El Censo no terminará esta semana, la iniciativa de investigación ha ayudado a crear una red global de micrófonos submarinosen el océano que pueden rastrear el salmón y otras especies migratorias, así como miles de "bio-logger", animales que están equipados con dispositivos de grabación que envían datos como si fueran centinelas nadando alrededor del mundo. Y quizás lo más importante es que el censo ha recogido y estudiado lo que sabemos sobre el mundo marino a través de casi 30 millones de observaciones de 120.000 especies efectuadas durante el Censo en el Sistema de Información Biogeográfica de los Océanos. Es el libro de la vida de los océanos.

Cangrejo yeti (Kiwa hirsute)

La información del Censo ayudará a los científicos a establecer líneas de base de los océanos que se puede utilizar en el futuro para determinar el impacto de los derrames de petróleo, el cambio climático y los seres humanos que se hacen a la mar. Pero a pesar de ser tan amplio como es el Censo, todavía hay muchas cosas que no sabemos sobre la vida en el océano o cómo interactuan los mares y el sistema climático mundial. Y mientras que todavía queda más trabajo para el Censo, no está claro si obtendrá financiación adicional, o si les llegará a todos. "Es probable que nos lleve otros 50 años para obtener una imagen completa de lo que está en los océanos", dijo O'Dor . "Pero es probable que se haría una mejor gestión de los océanos si se supiera sobre el 75% de otras cosas desconocidas que están allí".

esponja gigante, censo de la vida marina

Sobre lo que dice O'Dor, entre el cambio climático, la acidificación de los océanos, la pesca excesiva y la contaminación marina, vale la pena preguntarse cuánto de ese 75% todavía estará allí en medio siglo. Los océanos están en una crisis, y su destino, y el nuestro, está nublado. Pero, al menos, el Censo de Vida Marina nos recueda lo mucho que todavía hay esperando en el fondo. Como dice Ian Pointer, presidente del Comité de Dirección del Censo: "La Era de los Descubrimientos continúa".

Descargar First Census of Marine Life 2010: Highlights of a Decade of Discovery (PDF 15,39 MB)

Yo he tenido dificultades al descargarlo con Firefox (lo he hecho con Internet Explorer 8), pudiera ser por la cantidad de accesos a la página del documento. Si es vuestro caso, he subido a mi servidor de imágenes el mismo PDF anterior:

Descargar el Primer Censo de la Vida Marina 2010

Resumen oficial en español del Primer Censo de la Vida Marina (PDF 145 KB)

Original de Bryan Walsh en TIME