updated 12:27 AM CET, Dec 9, 2016

Un nuevo oasis de esperanza para tiburones y tortugas marinas en peligro

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Isla del Coco, con nubes sobre ella

Costa Rica crea una nueva y extensa Área Marina Protegida en la Isla del Coco

Los grandes atuneros no podrán pescar cerca de la Isla del Coco

un tiburón ballena en la Isla del Coco, Costa Rica Tiburones martillo, tortugas, poblaciones de peces en peligro de extinción y otra vida marina tendrán la oportunidad de recuperarse en una importante nueva zona de protección alrededor de la  Isla del Coco llamada "Seamounts Marine Management Area" (Area Marina de Manejo de Montes Submarinos). Es un oasis para las especies en peligro de extinción y también una bendición para los que dependen de la pesca para su subsistencia mientras se recupera la población.

La Isla del Coco tiene 20 km de largo y se encuentra a unos 550 km de Costa Rica en el Océano Pacífico. Es conocida también como "la Isla del Tiburón", ya que entre sus arrecifes hay abundantes tiburones de punta blanca, tiburones martillo y tiburones ballena, así como tortugas laúd o baula y más de 30 especies marinas endémicas (únicas en el área de la isla).

Isla del Coco, tortuga laúd o baula

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla Miranda, firmó la semana pasada un decreto ejecutivo que "formaliza la creación de la nueva Área Marina Protegida que rodea el Parque Nacional de la Isla del Coco para mejorar la conservación de esta isla oceánica única, la conservación de un ecosistema marino y proteger a un grupo de los montes submarinos (montañas submarinas) al suroeste de la Isla del Coco".

"Mediante esta declaratoria, estamos estableciendo los fundamentos jurídicos inmediatos que nos permitan asegurar en esa zona una pesca de mediana y avanzada escala, así como la pesca deportiva en forma sostenible”, declaró la mandataria.

"Estos son los primeros pasos de lo que debe llegar a ser todo un sistema de protección, diseñado para mantener la biomasa a perpetuidad y para que nuestros pescadores extraigan con inteligencia los peces a la edad y peso adecuados, con tecnologías que no impacten a otras especies, como ha ocurrido hasta ahora con las tortugas baula”, añadió.

Isla del Coco, tiburones martillo

El tiburón martillo se encuentra en peligro, debido tanto a la pesca - sobre todo por sus aletas, que se utilizan para hacer sopa de aleta de tiburón - como por quedar atrapados accidentalmente en redes de pesca. Las tortugas laúd, por su parte, también están en peligro de extinción como resultado del allanamiento de sus nidos por sus huevos y también por quedar atrapadas en las redes. El nuevo decreto protegerá la zona de la pesca y, por supuesto, del robo de los huevos, que son vitales porque la población de tortugas de Costa Rica  ha disminuido un 90% en los últimos 20 años.

costa de la Isla de Coco, Costa Rica

Scott Henderson, Regional Marine Conservation Director for Conservation International, dijo: "La protección de la vida marina amenazada y que la actividad pesquera sea próspera es lo que nuestro Programa Eastern Tropical Pacific Seascape intenta realizar. Costa Rica y los países vecinos son enormemente importantes centros de marinos de diversidad y abundancia, que sustentan las valiosas industrias de la pesca y el turismo. Este anuncio reafirma el papel de Costa Rica como un líder regional en el desarrollo económico verde - se extiende su enfoque de la tierra a los océanos. Las pesquerías del mañana demostrarán que la expansión  beneficiará también a los pescadores".

Esta nueva Área Marina Protegida en Costa Rica, Area Marina de Manejo de Montes Submarinos (964.000 hectáreas), es más grande que el parque de Yellowstone en los EE.UU., solamente superada por el Parque Nacional de Galápagos en el Pacífico Oriental.

Antes del decreto, la pesca estaba totalmente prohibida en una franja de 12 millas alrededor de la Isla, lo que equivale a unas 200.000 hectáreas.

atunero en aguas de la Isla del Coco, Costa Rica

Isla del Coco, banco de atunes de aleta amarilla El problema era que en la zona inmediatamente adyacente no existía esta prohibición y, por eso, no es extraña la presencia de grandes atuneros que, con sus técnicas de pesca, dañan notablemente los ecosistemas.

Ahora, el Área Marina de Manejo Montes Submarinos será un sector donde se permitirá la pesca, pero de forma artesanal y que no dañe a otras especies cuando se trata de capturar el atún.

El océano es donde sigue estando la mayoría de la biodiversidad y necesita desesperadamente que la protección haga lentamente su labor para ayudar a conservar nuestras especies y ayudar a las personas que se ganan la vida con la pesca sostenible.

Imágenes © Conservation International/ photo by Sterling Zumbrunn