updated 1:27 PM CET, Dec 5, 2016

El "oro de los tontos", un fertilizante para la vida en las profundidades del mar

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

fumarola negra expulsa pirita

Nanopartículas de pirita de las fumarolas hidrotermales son una rica fuente de hierro

microparticula de pirita
Al igual que los seres humanos, las bacterias y las plantas pequeñas que viven en el mar tienen necesidad de hierro para la energía y el crecimiento. Pero su situación es muy diferente de la nuestra, ellas no pueden recurrir a fuentes naturales de hierro como verduras de hoja verde o las carnes rojas de un entrecot.

Así que, ¿de dónde viene el hierro?

Nuevos resultados de la investigación publicada en la edición actual de la revista Nature Geoscience apuntan a una fuente en el fondo del mar: diminutas partículas de pirita, o el oro de los tontos, de las fumarolas hidrotermales en el fondo del océano.

Los científicos ya sabían que las nubes de las fumarolas que brotan del interior de la Tierra tienen partículas de pirita, pero pensaban que eran sólidos que se asentaban en el fondo del océano.

Ahora, científicos de la Universidad de Delaware y otras instituciones han demostrado que las fumarolas emiten una cantidad significativa de partículas de pirita microscópicas que tienen un diámetro 1.000 veces más pequeño que el de un cabello humano.

Debido a que las nanopartículas son tan pequeñas, se dispersan en el océano en lugar de caer al fondo del mar.

Barbara Ransom, directora del programa la División de Ciencias del Mar en la Fundación Nacional de Ciencias (NSF), que financió la investigación, dijo que el descubrimiento es "muy emocionante".

"Estas partículas tienen largos tiempos de residencia en el océano y pueden viajar grandes distancias de sus fuentes,  formando una fuente de alimento potencialmente importante para la vida en las profundidades del mar", dijo.

El proyecto también recibió el apoyo de otro programa de la NSF, el Programa Experimental para Estimular la Investigación Competitiva, o EPSCoR.

la pirita, el oro de los tontos

El mineral de pirita, o pirita de hierro, tiene un brillo metálico y color bronce y amarillo que llevó a su apodo: el oro de los tontos. De hecho, la pirita se encuentra a veces en asociación con pequeñas cantidades de oro.

El Científico George Luther, de la Universidad de Delaware explicó la importancia de la extensa cantidad de pirita por el tiempo que existe suspendido en su forma actual en el mar, también conocido como tiempo de residencia.

sumergible Alvin La pirita, que consiste en hierro y azufre como el disulfuro de hierro, no reacciona rápidamente con el oxígeno en agua de mar para formar el hierro oxidado, o "roya", lo que le permite permanecer intacta y se mueve a través del océano mejor que otras formas de hierro.

"A medida que viaja, en el interior del océano y hacia la superficie del océano, la pirita de las fumarolas, se oxida gradualmente con la liberación de hierro, que se convierte en disponible en las zonas donde el hierro se agota para que los organismos pueden asimilarlo y, a continuación, crecer", dijo Luther.

"Es un suplemento de hierro en viaje por el mar, como son los multivitamínicos para los seres humanos".

El crecimiento de las pequeñas plantas conocidas como fitoplancton puede afectar el oxígeno del aire y los niveles de dióxido de carbono.

ROV Jason II Gran parte de la investigación fue realizada por el científico y autor principal Mustafa Yucel de la Université Pierre et Marie Curie en Francia, Yucel está trabajado en un doctorado en la Universidad de Delaware.

Se trataba de cruceros científicos en el Pacífico Sur y el Pacífico oriental con descensos del sumergible tripulado Alvin y el vehículo operado remotamente Jason, ambos operados por el Instituto Oceanográfico Woods Hole.

Los co-autores, además de Yucel y Luther, son Amy Gartman y Clara Chan, también de la Universidad de Delaware.

Enlace: National Science Foundation