updated 11:37 PM CET, Dec 6, 2016

Monitorización de puntos de buceo en reservas marinas mediterráneas

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

buzos con cámara

Proyecto del MARM para el impulso del buceo sostenible

El buceo debe realizarse bajo la premisa del principio de mínimo impacto ocasionando el menor daño ambiental posible

buzo fotografiaando un arrecife de coral En los últimos años, el buceo recreativo es uno de los deportes que ha experimentado un mayor crecimiento en todo el mundo. Entre las zonas de inmersión más demandadas por los buceadores se encuentran los espacios marinos protegidos, que ejercen un atractivo especial para los practicantes de este deporte, debido a la variedad de ambientes, riqueza de especies y la menor concentración de buceadores.

Consciente del auge que la actividad del buceo ha ido adquiriendo en la reservas marinas durante la última década, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, a través de la Dirección General de Recursos Pesqueros y Acuicultura, junto con el Instituto de Ecología Litoral, desarrollan el proyecto "Monitorización de puntos de buceo en reservas marinas mediterráneas"que bajo la coordinación del biólogo Santiago V. Jiménez Gutiérrez, estudia la influencia de la actividad del buceo sobre el medio ambiente submarino en las reservas marinas de la isla de Tabarca (Alicante), Islas Columbretes (Castellón) y Cabo de Palos-Islas Hormigas (Murcia).

El proyecto apuesta por el impulso del buceo sostenible, analizando distintos aspectos de la actividad, que incluye el comportamiento de los buceadores durante la inmersión, el estudio de impactos submarinos puntuales y el papel que realizan, en la transmisión de información y valores ambientales a los usuarios, y las empresas de submarinismo que operan en aguas de las tres reservas marinas objeto del estudio.

Los impactos derivados de la práctica del buceo pueden provocar alteraciones ambientales importantes en lugares altamente frecuentados.

Debemos tener en cuenta que el daño ocasionado por un solo individuo puede ser bajo, pero es el efecto acumulativo de estos impactos lo que puede significar la destrucción localizada de los organismos marinos más sensibles. En concreto las especies bentónicas con estructuras rígidas son las que pueden verse más afectadas como consecuencia del contacto repetido con diversas partes del cuerpo y del equipo de los buceadores.

Otro tipo de alteraciones que puede producir esta actividad son la acumulación de burbujas de aire en cuevas, el aumento de la turbidez producido por el aleteo de los buceadores, que provoca el estrés o la muerte de organismos filtradores, y por último, la práctica de la alimentación o "feeding", que altera el comportamiento habitual de las especies, especialmente peces, y puede provocar situaciones peligrosas como mordeduras accidentales. Muchos de estos impactos pueden ser evitados, en gran manera, corrigiendo algunos aspectos técnicos de los buceadores, fundamentalmente en lo que se refiere a la mejora del control de la flotabilidad.

buzos observan la vida marina

Otro elemento de gran importancia que ayudaría a minimizar los impactos derivados de esta práctica deportiva es la sensibilización ambiental, que debería abarcar todos los niveles de la actividad, incluyendo a las organizaciones de buceo, las empresas y buceadores.

El buceo debe realizarse, tanto en reservas marinas como en zonas que no lo son, bajo la premisa del principio de mínimo impacto, que significa que la actividad sea realizada ocasionando el menor daño ambiental posible, en otras palabras, de forma sostenible; para ello se deben seguir las siguientes recomendaciones, sencillas, pero de gran importancia a la hora de realizar un buceo que sea compatible con la conservación del medio ambiente marino, y la mayoría de ellas, yarecogidas y contempladas en las legislaciones correspondientes de regulación del buceo recreativo en cada Reserva Marina:

  • Mantén la flotabilidad neutra y asegúrate de no arrastrar ninguna parte de tu equipo
  • Se especialmente cuidadoso con la flotabilidad cuando realices inmersiones nocturnas (no permitidas en la mayoría de reservas marinas), en cuevas o grutas, hagas fotografías o la visibilidad sea baja
  • Ten cuidado de no tocar nada con tus aletas o manos, puedes producir daños irreversibles en muchas especies
  • No recojas organismos, ni vivos ni muertos, ni siquiera minerales o restos arqueológicos, pues estarás variando el equilibrio ecológico del sistema y alterando el patrimonio histórico
  • Limítate a ser un buen observador o realizar fotografías
  • No alimentes animales durante las inmersiones
  • El cuchillo utilízalo sólo por motivos de seguridad, no remuevas el sedimento con él, ni arranques organismos de las rocas
  • No abandones ningún residuo durante la inmersión, ni los tires desde la embarcación
  • En definitiva, sé respetuoso con el entorno submarino, especialmente en las reservas marinas, de esta manera podremos seguir disfrutando de nuevas inmersiones en el futuro.

buceadores explorando arrecifes de coral

Finalmente, el Instituto de Ecología Litoral quiere mostrar su agradecimiento a todo el personal de las reservas marinas de la Isla de Tabarca (Alicante), Islas Columbretes (Castellón) y Cabo de Palos-Islas Hormigas (Murcia), especialmente, a Felio Lozano y Diego Kersting, coordinadores científicos de las reservas marinas de la Isla de Tabarca e Islas Columbretes, respectivamente.

Fuente: Reservas Marinas de España Enlace: Instituto de Ecología Litoral

Crédito imágenes: Wolcott Henry (Marine Photobank )