updated 3:47 PM CET, Dec 7, 2016

Descubiertas nuevas y espeluznates especies de anfibios sin patas

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

cecilia Chikila fulleri

La Chikila fulleri, de la especie cecilia, fue encontrada en el Noreste de la India

Las resbaladizas y viscosas "serpientes" han permanecido sin cambios desde la era de los dinosaurios

Sin ser importunados desde antes de la era de los dinosaurios, se han excavado por debajo de los suelos del noreste de India empapados por el monzón anfibios desconocidos para la ciencia y confundidos por los aldeanos como una serpiente venenosa en miniatura.

Pero esta vez ha terminado la oscuridad de los anfibios sin patas gracias a un intrépido equipo de biólogos dirigido por el profesor de la Universidad de Delhi Sathyabhama Das Biju.

Tras más de cinco años de excavaciones a través de lechos mojados de bosques, el equipo ha identificado una familia enteramente nueva de anfibios - llamada chikilidae - endémica de la región, pero con antiguos vínculos con África.

Su descubrimiento, que se publicaron ayer en una revista de la Royal Society de Londres, ofrece una prueba más de que la India es un hervidero de vida anfibia con hábitats que merecen ser protegidos contra la agenda de desarrollo de la industria pesada del país.

También pone en evidencia un nuevo y emocionante estudio de la migración de especies prehistóricas, así como los caminos evolutivos influidos por el desplazamiento continental.

"Este es un punto importante de diversidad biológica, pero uno de los menos explorados", dijo Biju.

cecilia Chikila fulleri

"Esperamos que esta nueva familia se mostrará la importancia de la financiación de la investigación en el área. Tenemos que saber lo que tenemos, para que podamos saber qué se quiere guardar".

Su primer trabajo en la conservación del chikilidae fue darle un nombre científico, Chikila fulleri, reflejo del que los lugareños utilizan en su lengua Garo.

El chikilidae es un Ceciliano, el más primitivo de los tres grupos de anfibios, que también incluyen ranas y salamandras.

mapa Noreste de la India"Esperamos que cuando la gente vea el nombre, en su lengua, y sea utilizado en todo el mundo, van a comprender la importancia de este animal y unirse para tratar de salvarlo", dijo Biju.

"La biodiversidad de la India se está agotando. Estamos destruyendo estos hábitats sin piedad".

El hogar del chikilidae, bosques tropicales ignorados durante mucho tiempo, se enfrenta ahora a un cambio drástico con programas para cortar árboles, plantación de arroz paddy, construcción de carreteras y generar combustibles para la industria del automovil, con un crecimiento económico de la India en un desarrollo suicida.

Más contaminantes industriales, más pesticidas y más personas que ocupan más tierras puede significar un mundo de problemas para una criatura que se puede remontar a los primeros vertebrados que se arrastran en la Tierra.

Biju - un botánico convertido ahora en herpetólogo denominado en la India como "Frogman" (Hombre rana) - ha hecho el trabajo de su vida encontrar y catalogar nuevas especies.

Hay demasiados casos de "extinción sin nombre", con animales que desaparecen antes de que se hayan conocido, dijo. "Ni siquiera sabemos lo que estamos perdiendo".

detalle de un huevo de Chikila fulleri

Los anfibios son especialmente vulnerables, y han disminuido drásticamente en las últimas décadas.

La misma sensibilidad a la calidad del clima y el agua, los hace perfectos barómetros del medio ambiente pero también los pone en mayor riesgo cuando se tuercen los sistemas ecológicos.

Biju, sin embargo, está trabajando en la tendencia inversa. Desde 2001, ha descubierto 76 nuevas especies de plantas, cecilias y ranas, incomparablemente más que cualquier otro científico en la India, y estima que aún no se han encontrado un 30-40 por ciento de los anfibios del país.

Dentro de la familia chikilidae, el equipo ya ha identificado tres especies y tiene pendiente clasificar a tres más, dijo.

El descubrimiento del chikilidae, hecho junto con los co-investigadores del Museo de Historia Natural de Londres y la Universidad de Vrije, en Bruselas, eleva el número de familias conocidas de cecilias en el mundo a 10.

Tres de ellas están en la India y otras están repartidas en las zonas tropicales en el sudeste de Asia, África y América del Sur.

Sin embargo , existe un debate acerca de las clasificaciones, y algunos científicos incluso cuentan con un menor número de familias de cecilias.

huevos e Chikila fulleri

Debido a que viven escondidos bajo tierra, y la raza se esconde a la menor vibración, se sabe acerca de ellas mucho menos que su más famoso - y vocal - primo anfibio, la rana.

Sólo son conocidas 186 especies de anfibios cecilias en el mundo, en comparación con más de 6.000 especies de ranas - un tercio de las cuales se consideran en peligro o amenazadas.

Incluso las personas que viven en el Noreste de India no entienden las cecilias, y los raros avistamientos pueden inspirar terror y repulsión. Los agricultores y pobladores las cortan por la mitad en la creencia errónea de que son serpientes venenosas.

De hecho, el chikilidae es inofensivo y puede incluso ser el mejor amigo del agricultor - comiendo los gusanos y los insectos que pueden dañar los cultivos y aireando el suelo al moverse bajo tierra.

Aún queda mucho por descubrir en el estudio, dijo Biju, mientras quedan muchas preguntas acerca de cómo viven las criaturas.

cecilia Chikila fulleri, eclosión de huevos

Hasta el momento, el equipo de Biju ha determinado que un adulto chikilidae permanecerá con sus huevos hasta que nacen, renunciando a los alimentos unos 50 días. Cuando los huevos eclosionan, los jóvenes emergen como adultos pequeños y se retuercen para distanciarse.

Crecen unas 4 pulgadas y pueden traspasar con sus duros cráneos algunos de los más duros suelos de la región, alejándose con rapidez a la más mínima vibración. "Es como un cohete", dijo Biju. "Si lo pierdas al primer intento, nunca lo atraparás de nuevo."

Chikila fulleri, cráneo visto con rayos-x de alta resolución

Un posiblemente superfluo conjunto de ojos está protegido bajo una capa de la piel y pueden ayudar al chikilidae a diferenciar la luz de la oscuridad como en otras especies de cecilias.

Las pruebas de ADN sugieren que el pariente más cercano del chikilidae está en África - con dos caminos evolutivos divididos en unos 140 millones de años cuando los dinosaurios vagaban por lo que entonces era un supercontinente sur llamado Gondwana, para separarse después en los continentes de hoy en día África, Antártida, Australia, América del Sur y el subcontinente indio.

El equipo de Biju ha trabajado durante la temporada de monzón, cuando la excavación es más fácil y los chikilidae ponen los huevos en suelos saturados de agua.

SD Biju y su equipo

Picando con palas de jardín y las manos ampolladas, los investigadores, junto con personajes locales que contrataron, han pasado unas 2.600 horas de trabajos de excavación para descubrir a los esquivos anfibios, que generalmente se encuentran a cerca de 16 centímetros de profundidad.

"Fue un trabajo agotador", dijo Kamei Rachunliu becaria de investigación, que incluso se desmayó en el bosque una vez y algunos días ni siquiera encontró un espécimen.

"Pero es una motivación saber que esto es una frontera inexplorada", dijo Kamei, investigador principal y autor principal del documento de estudio.

Artículo científico: Discovery of a new family of amphibians from northeast India with ancient links to Africa

Crédito imágenes: SD Biju