updated 1:27 PM CET, Dec 5, 2016

Encuentran gigante insecto palo volador que se creía extinto hace 80 años

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Ball's Pyramid

La langosta de árbol, Dryococelus australis, encontrada en una remota roca del Pacífico más alta que el Empire State Building

Con seis patas, tiene 12 cm de largo y es el insecto palo volador más pesado del mundo

Una roca estrecha y amenazante que es más alta que el Empire State Building no parece el lugar más acogedor para formar un hogar.

Nick Carlile con dos Dryococelus australisPero eso no impidió que un insecto que se creía extinto desde hace 80 años construyese su última colonia conocida en la Pirámide de la Bola -Ball’s Pyramid- de 1.844 pies de altura (562 metros).

Los científicos han descubierto vivas 24 de estas criaturas a 500 pies por encima del Océano Pacífico Sur alrededor de la única planta que había sobrevivido en la roca.

El insecto "langosta de árbol", que es tan grande como una mano humana, había hecho de alguna manera su hogar allí, a pesar de la falta de alimentos y las duras condiciones.

Nadie puede decir cómo llegaron allí al principio, pero fueron recolectados cuatro y han reproducido miles de individuos más para asegurar que su especie sobreviva.

El sorprendente descubrimiento fue hecho en la Pirámide de la Bola (Ball’s Pyramid), que emergió del mar hace siete millones de años en la costa de Australia cerca de la Isla de Lord Howe.

El edificio Empire State tiene sólo dos tercios del alto de esta roca, 1.250 pies.

La roca cae verticalmente por todas partes lo que hace casi imposible que sobreviva cualquier cosa - pero los insectos lo hicieron de alguna manera.

El seis patas "langosta de árbol" o Dryococelus australis, en realidad se presumía extinto, ya que no se había visto ninguno en Lord Howe Island desde 1920.

Nick Carlile con dos Dryococelus australisTienen 12 cm de largo y son el insecto palo volador más pesado del mundo.

En 2001, los científicos australianos David Priddel y Nicholas Carlile decidieron investigar informes de escaladores que abordaron la Pirámide de la Bola que habían visto excrementos frescos allí.

Ellos también vieron los excrementos y al regresar por la noche con linternas se sorprendieron al descubrir la colonia de insectos alrededor de la única planta en la roca.

El Sr. Carlile dijo: "Me sentí como un paso atrás en la era Jurásica, cuando los insectos gobernaba el mundo".

No está claro cómo llegaron allí, pero los científicos se dieron cuenta que tenían que entrar en un programa de cría ya que eran los últimos vivos de la especie.

El gobierno australiano se negó, pero más tarde permitió que se retirasen cuatro ejemplares, aunque el drama no terminó ahí.

Cuando los investigadores volvieron al sitio se había producido un deslizamiento de rocas en la Pirámide de la Bola y se temió que hubieran muerto los insectos.

Los controles, sin embargo, revelaron que habían sobrevivido y se llevaron a cuatro. Más tarde dos murieron, pero los dos restantes han pasado a ser la base de un programa de cría en el Zoo de Melbourne.

Ball's Pyramid

Ellos han recibido el apodo de "Adán" y "Eva" y a través de ellos 11.376 bebés se encuentran ahora en incubación.

Alrededor de 700 adultos se encuentran también en la población cautiva, por lo que es una de las historias de éxito más improbables y sorprendentes.

Inusualmente para los insectos que se emparejan entre sí y cuando duermen por la noche, el macho tiene "sobre la hembra a su lado tres de sus piernas protegiéndola", dijeron los investigadores.

situación de la Ball's Pyramid y Lord Howe island