updated 3:21 PM CET, Dec 9, 2016

Australia declara la reserva marina más grande del mundo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
reservas marinas de Australia

Ahora, el tamaño total de su red de reservas marinas es de 3,1 millones de kilómetros cuadrados (mapa interactivo)

Australia ha creado alrededor de su costa la mayor red mundial de reservas marinas para la protección de los océanos.

Más de 2,3 millones de kilómetros cuadrados (0,9 millones de millas cuadradas) de mar, compuestos por cinco zonas, han sido formalmente protegidos por la ley a la sobrepesca y la exploración petrolera.

El ministro de Medio Ambiente, Tony Burke, dijo que era un momento histórico para la conservación de los océanos.

Sin embargo, los grupos de presión de pesca se opusieron a la medida, diciendo que podría dañar la industria en miles de millones de dólares.

La red de reservas fue anunciada por el gobierno australiano en junio, y ha sido formalmente proclamada en virtud del derecho ambiental nacional este viernes.

Las nuevas reservas declaradas son un complemento a las actuales zonas protegidas en Australia, con un tamaño total de la red de reservas marinas de 3,1 millones de kilómetros cuadrados (1,2 millones de millas cuadradas).

"Líder mundial"

El Sr. Burke dijo que las reservas representan un gran logro para la conservación a largo plazo de los océanos de Australia.

"Australia es el hogar de algunos increíbles ambientes marinos, incluyendo el Cañón Perth en el sur-oeste y los impresionantes arrecifes del Mar del Coral, y este anuncio coloca a Australia como líder mundial en la protección del medio ambiente", dijo.

ministro de medio ambiente de Australia, Tony BurkeEl mar alrededor de Australia es el hogar de tiburones y atunes, arrecifes tropicales únicos y cañones de aguas profundas.

El Sr. Burke también anunció que serían destinados 100 millones de dólares australianos ($103m, £65m) para compensar a las empresas pesqueras afectadas por el decreto. Sin embargo, dijo que "todo este proyecto tiene un impacto inferior al 1% del valor total de la producción para las pesquerías de captura silvestre".

Grupos de pesca han criticado la decisión diciendo que la asignación no es lo suficientemente importante y que la gente de la industria pondría abandonar sus negocios.

La Australian Marine Alliance dijo que se perderán 36.000 puestos de trabajo y se disparará el costo de las importaciones de mariscos, según la agencia de noticias AFP.

El líder opositor Tony Abbott dice que apoya la protección ambiental, pero le preocupaba que no hubiera habido suficientes consultas o sólidas evidencias científicas para la reserva.

Los grupos conservacionistas dieron la bienvenida a las nuevas leyes, pero dijeron que todavía queda más trabajo por hacer para proteger los océanos de Australia.