updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

George, la tortuga de Galápagos, pudo no ser el último de su especie

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
tortuga gigante de la Pinta, Galápagos

Estudio de ADN encuentra 17 híbridos de la especie Chelonoidis abingdoni

Con la muerte este verano de la tortuga de Galápagos el "Solitario George" se pensó que se había extinguido una subespecie, pero un nuevo estudio sugiere que después de todo el reptil puede no haber sido el último de su especie.

Investigadores de la Universidad de Yale viajaron recientemente a la punta norte de la Isla Isabela, la más grande de las Galápagos y recogieron el ADN de más de 1.600 tortugas gigantes. Las muestras genéticas mostraron que 17 de estas tortugas eran híbridos que tenían un padre de la subespecie Chelonoidis abingdoni como el Solitario Jorge.

recogida de muestras de ADN de tortugas de GálapagosAdemás, cinco de los híbridos eran lo suficientemente jóvenes para sugerir que pueden seguir vagando tortugas C. abingdoni puras en algún remoto lugar de la isla.

Nuestro objetivo es volver esta primavera en busca de individuos supervivientes de esta especie y para recoger los híbridos", dijo en un comunicado la investigadora de ecología de Yale, Adalgisa "Gisella” Caccone. "Esperamos que con un programa de cría selectiva se pueda reintroducir esta especie de tortuga a su tierra natal".

Pero incluso si se encuentran ejemplares de C. abingdoni en la Isla Isabela, ¿cómo llegaron allí? La especie del Solitario Jorge es originaria de la isla Pinta, a 37 millas (60 kilómetros) a través de los mares de la zona del volcán Wolf en la isla Isabela, donde se recogieron las muestras de los híbridos.

Estas tortugas son enormes, llegando a pesar cerca de 900 libras (408 kilogramos) y medir casi 6 pies (1,8 metros) de largo, y los investigadores no creen que las corrientes marinas les llevaran entre las islas. El equipo sospecha, sin embargo, que lo hicieron los marineros del siglo XIX.

El volcán Wolf está cerca de Banks Bay, donde oficiales navales y balleneros abandonaron tortugas gigantes recogidas de otras islas después de que ya no las necesitaban para alimentarse. Los investigadores han encontrado previamente otras tortugas híbridas en la región con ascendencia genética de otra tortuga, la C. elephantopus, que se creía extinta. Esta especie es nativa de la isla Floreana, donde fue cazada hasta su extinción hace unos 150 años. Pero recientes evidencias sugieren que varios miembros debieron haber sido llevados a la Isla Isabela, donde se apareó con tortugas C. becki.

tortuga híbrida de la Pinta, Galápagos

El Proyecto de Recuperación de la tortuga gigante tiene como objetivo restaurar todas las poblaciones de tortugas existentes en las islas, así como restablecer las poblaciones reproductoras de tortugas gigantes de la Pinta, Floreana y Santa Fe. Visita el sitio web para aprender más acerca del Proyecto de Recuperación de la tortuga gigante y apoyar este importante esfuerzo. Encontrarás una versión de esta publicación con fotografías, en sus Noticias en línea:

Los nuevos hallazgos se detallan en la revista Biological Conservation: Genetic rediscovery of an ‘extinct’ Galápagos giant tortoise species