updated 10:13 PM CET, Dec 10, 2016

Lanzan dos mil ratones en paracaídas para matar a las serpientes

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

serpiente arbórea marrón (Boiga irregularis), isla de Guam

La isla de Guam está literalmente invadida por la serpiente arbórea marrón

El pasado domingo flotaron desde el cielo 2.000 ratones en diminutos paracaídas de cartón llevados desde la Andersen Air Force Base en el territorio de Guam, EE.UU..

Sin embargo, los comandos de roedores no sabían que estaban en una misión: contribuir a erradicar a la culebra arbórea café o serpiente arbórea marrón (Boiga irregularis), una especie invasora que ha causado millones de dólares en pérdidas de vida silvestre y comerciales desde que llegó hace un par de décadas.

Esto también se debe [que no supiesen su misión] a que estaban muertos. Y con su cuerpo lleno de analgésicos.

La inaudita invasión fue el cuarto y más grande asalto aéreo de roedores hasta el momento, parte de un programa de 8 millones de dólares que se aprobó en febrero para erradicar las serpientes y salvar las aves nativas exóticas que son su alimento.

ratón armado de Tylenol"Cada vez que hay una técnica que se prueba y se muestra prometedora, nos lanzamos en ese carro y promovemos, ayudamos y facilitamos su puesta en práctica", dijo Tino Aguon, jefe en funciones de la oficina de recursos de vida silvestre del Departamento de Agricultura de los EE.UU. en Guam, a la cadena NBC KUAM de Hagatna.

No son sólo las aves que el gobierno está tratando de proteger. También es dinero.

Andersen, al igual que otros grandes complejos industriales de la isla del Pacífico Occidental, es afectada regularmente por los apagones causados cuando las serpientes se retuercen en su camino hasta las subestaciones eléctricas - un promedio de 80 al año - con un costo de hasta $4 millones en costos anuales de reparación y pérdida de productividad, estimó en 2.005 el Departamento del Interior.

Los EE.UU. ha intentado muchas formas de erradicar las serpientes, que se dice que probablemente llegaron en algún momento de la década de 1950 con un envío de carga no inspeccionado adecuadamente.

Trampas de serpientes, perros rastreadores de serpientes e inspectores cazadores de serpientes han ayudado a controlar la población, pero las serpientes han demostrado ser especialmente resistentes y ahora infestan toda la isla. Dice el gobierno que Guam es el hogar de un estimado de 2 millones reptiles, que en algunas zonas alcanzan una densidad de 13.000 individuos por kilómetro cuadrado - más concentrados incluso que en las selvas amazónicas.

Pero las serpientes arbóreas pardas tienen un talón de Aquiles: Tylenol.

Por alguna razón, las serpientes son casi únicamente sensibles al acetaminofén, el ingrediente activo en el omnipresente analgésico de venta libre. Si se consigue que una serpiente arbórea coma sólo 80 miligramos, se puede acabar con ella. Eso es sólo alrededor de una sexta parte de una píldora estándar - cerdos, perros y otros animales de tamaño similar tendrían que comer alrededor de 500 ratones con cebo para conseguir una dosis letal.

A las serpientes arbóreas marrón también les gustan ratones. Es fácil poner un cebo de ratones con paracetamol, pero ¿cómo llevar luego los ratones hasta las serpientes?

"El proceso es bastante simple", dijo a KUAM Dan Vice, asistente de biólogo de supervisión de vida silvestre del Departamento de Agricultura de Guam.

Los helicópteros hacen vuelos a baja altura sobre las áreas boscosas de la base, dejando caer sus fardos peludos en una secuencia temporizada. Cada ratón se ata con la micro dosis mortal de paracetamol colgado de dos pedazos de cartón y papel de seda verde.

"El cartón es más pesado que el papel de seda y se abre en una herradura invertida", dijo Dan Vice. "Entonces flota hacia abajo y, en última instancia, se cuelga en el dosel del bosque. Una vez que está colgado en el dosel del bosque, las serpientes tienen la oportunidad de consumir el cebo".

Trabajadores de la fauna tienen una manera de graficar qué tan bien funcionan los ratones. Además del paracetamol y los paracaídas, algunos de los ratones envenenados también van equipadas con pequeñas radios de transmisión de datos.