updated 3:21 PM CET, Dec 9, 2016

El pez loro clave para la supervivencia del arrecife

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

pez loro

Informe: Situación y Tendencias de los arrecifes de coral del Caribe: 1970-2012

La mayoría de los arrecifes de coral del Caribe desaparecerán en 20 años si no restauramos la población de peces que se alimentan de algas, ya que los arrecifes del Caribe se están asfixiando gradualmente por las algas. Este es el mensaje del nuevo informe Status and Trends of Caribbean Coral Reefs: 1970-2012 (Situación y Tendencias de los arrecifes de coral del Caribe: 1970-2012) presentado el día 1 de julio como resultado de un trabajo conjunto de tres años del  International Coral Reef Initiative’s (ICRI) Global Coral Reef Monitoring Network (GCRMN), the International Union for the Conservation of Nature (IUCN), y el United Nations Environmental Programme (UNEP).

El nuevo informe revela un descenso de más del 50% de los corales que viven en todo el Caribe en el último medio siglo. Dado que los arrecifes de coral del Caribe generan más de 3 mil millones de dólares EE.UU. anuales por el turismo y la pesca, y que son un importante ecosistema oceánico, esto es realmente alarmante.

El informe también muestra que la pérdida de peces loro y otros herbívoros ha sido hasta el momento mucho más importante que el cambio climático para la destrucción de los arrecifes del Caribe. "Si bien es cierto que el cambio climático supone un riesgo enorme para el futuro a causa de la decoloración de corales y océanos más ácidos, los arrecifes protegidos de la sobrepesca, el desarrollo costero excesivo y la contaminación son más resistentes a estas tensiones. Los arrecifes sanos se recuperarán más rápidamente después ser dañados por eventos como calor extremo y huracanes", dice Jeremy Jackson, el autor principal del informe. "Hay que abordar de inmediato el problema de pastoreo para los arrecifes para tener alguna posibilidad de sobrevivir a futuros cambios climáticos".

El nuevo informe confirma que las ubicaciones de arrecife donde están protegidos de la sobrepesca los peces loro son las más saludables - como Flower Garden Banks en el norte del Golfo de México, Bermuda y Bonaire, que son arrecifes resilientes. Pero los arrecifes donde los peces loro están sobreexplotadas han sufrido trágicos descensos. Es donde no se controlan los impactos humanos locales. Estos impactos incluyen la sobrepesca, pero también el uso excesivo para la recreación, el excesivo y destructivo desarrollo costero, y la contaminación.

La buena noticia de este informe significa que los arrecifes de coral del Caribe se pueden conservar. El informe aboga firmemente por la prohibición de todas las trampas para peces en todo el Caribe, la prohibición de la pesca submarina (una práctica que no puede ser regulada a nivel de especies de peces), y la prohibición de todas las otras prácticas de pesca que perjudican a los peces loro. "Apoyamos la formación de una red de naciones del Caribe que trabajen juntas para dar una respuesta unificada a la crisis de los arrecifes de coral del Caribe", dijo Jerker Tamelander, jefe de la unidad de los arrecifes de coral del PNUMA.

Algunos países ya están tomando nuevas medidas positivas. Barbuda se está moviendo para prohibir toda captura de pez loro y erizos de mar, mientras que también prevé la creación de un tercio de sus aguas costeras como reserva marina. "Ya estamos viendo los efectos positivos de estas acciones", dice Ayana Johnson de la Iniciativa de Halo Azul del Instituto Waitt que esté colaborando con Barbuda en el desarrollo de su nuevo plan de gestión. "Este tipo de acciones se debe tener en toda la región para aumentar la resiliencia de los arrecifes del Caribe".