updated 1:06 AM CET, Dec 11, 2016

4 de las 10 superficies protegidas más grandes del mundo son territorio marino

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

ecosistemas marinos

La Gran Barrera de Coral tiene 350.000 kilómetros cuadrados de superficie

Entre las áreas protegidas más extensas del mundo, de los 10 primeros, cuatro son zonas ecosistemas marinos:

• Gran Barrera de Coral: situado al noreste de Australia frente a la costa de Queensland, cuenta con 2.000km de longitud siendo fácilmente distinguible desde el espacio. Fue nombrada espacio protegido por la UNESCO en 1981, y con sus casi 350.000 kilómetros cuadrados cuenta con 400 especies de coral, 4.000 especies de moluscos y 1.500 especies de peces, a pasar de estar protegido, es uno de los ecosistemas más amenazados del planeta.

• The Papahuanaumokuakea Marine National Monument: este parque marino de Hawái perteneciente a los Estados Unidos, cuenta con una extensión de 362.000 km cuadrados y está, detrás de la Gran Barrera de Coral, en los primeros puestos de áreas protegidas debido a su enorme extensión conformado por 13 santuarios, refugio de unas 7000 especies, algunas amenazadas como la tortuga verde, la foca monje, el albatros Laysan o el Anade.

• Reserva marina de los Galápagos: a 972 km de las costas de Ecuador se sitúan estas islas apodadas como “Islas Encantadas” declaradas Patrimonio de la Humanidad en 1978 pues la mayor parte de su fauna y flora son únicas en el mundo, destacando sus reptiles, aves y mamíferos endémicos. En la actualidad este hábitat corre riesgo debido su excesivo turismo.

• Parque Marino de la Isla Macquarie: Un isla completamente deshabitada situada en el océano Glacial Antártico a medio camino entre Australia y la Antártida, perteneciente políticamente al estado de Tasmania y declarada Patrimonio de la Humanidad en 1997 y con unos 163.000 kilómetros cuadrados de espacio protegido.

Estas son algunas de las zonas marinas protegidas más grande del mundo, cuyo objetivo es servir de refugio a especies protegidas, proteger los espacios de la contaminación y alejar la actividad y la contaminación humana de estas superficies vírgenes.

La visita a estos lugares suele estar muy limitado y siempre respetando su ecosistema, estando prohibidas las actividades contaminantes o de abuso de animales, eso sí, viaja siempre seguro con Axa Assistance, pues en estos lugares remotos los imprevistos ocurren.