El nuevo santuario de Galápagos tiene la concentración de tiburones más alta del mundo

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

tiburones martillo e las Islas Galápagos

El océano frente a las Galápagos es un ecosistema excepcionalmente productivo

Desde ayer un nuevo santuario protege ahora la vida marina única en torno a las Islas Galápagos, incluyendo la mayor abundancia de tiburones conocida en el mundo.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció este lunes la creación del santuario marino junto con 21 áreas de conservación más pequeñas repartidas por el archipiélago volcánico, lo que dará protección a más de 18.000 millas cuadradas (47.000 kilómetros cuadrados), o alrededor de un tercio de las aguas alrededor de las Islas Galápagos (que administra Ecuador). Solo el nuevo santuario abarca 15.000 millas cuadradas (40.000 kilómetros cuadrados) y se extiende alrededor de las islas de Darwin y Wolf del norte de Galápagos.

nuevo santuario marino de las Islas GalápagosPatrimonio de la Humanidad debido a su biodiversidad única e inspiradoras de la teoría de la evolución de Charles Darwin, las Islas Galápagos ya tenían protegida como Parque Nacional el 97 por ciento de su masa de tierra. Sin embargo, menos del uno por ciento del agua circundante estaba plenamente protegida. Como resultado, la pesca legal e ilegal han estado cobrándose peaje sobre la vida silvestre en los últimos años, dice Enric Sala, un Explorador en Residencia de National Geographic que encabezó en diciembre una expedición Pristine Seas a la zona.

Pero ahora, "Ecuador ha demostrado un gran liderazgo mediante la protección de uno de los lugares más valiosos en el océano a nivel mundial", dice Sala, que dirige el proyecto Pristine Seas (que estudia y ayuda a proteger los lugares salvajes del océano).

La pesca ya no será permitida en las nuevas zonas de santuario y de conservación. Tampoco se permitirá la minería o la extracción de petróleo, aunque no ha habido interés reciente de la industria en la zona.

Tras la creación del santuario, Correa dijo: "Las Islas Galápagos tienen un extraordinario valor ecológico, y también valor económico. El gobierno de Ecuador apoya la creación de un santuario marino para dejar una herencia a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos; un mundo maravilloso donde se conserven tantas especies como sea posible para el disfrute y el conocimiento de las generaciones futuras".

isla (al fondo) y arco de Darwin

Rica vida marina

El océano frente a las Galápagos es un ecosistema excepcionalmente productivo gracias a la convergencia de cuatro corrientes principales y el afloramiento de aguas ricas en nutrientes, dice Sala. Las islas de Darwin y Wolf, en particular, contienen una gran abundancia de tiburones, desde el migratorio tiburón martillo a tiburones de arrecife.

De acuerdo con un nuevo estudio realizado por Pelayo Salinas (archivo PDF) de la Estación de Investigación Charles Darwin, Sala, y sus colegas, la biomasa de peces está en un promedio de 17,5 toneladas por hectárea. Eso es aproximadamente el doble que la segunda área más alta conocida por la ciencia, el cercano Parque Nacional Isla del Coco, Costa Rica.

caballito de mar entre algas

cormoranes no voladores de las Islas Galápagos

manglares de la Isla Fernandina

Sin embargo, la diversidad en las Galápagos ha sido sitiada por los pescadores piratas, que a menudo venden aletas de tiburón en el mercado negro asiático. Los tiburones han mostrado disminuciones en algunas zonas de las islas, al igual que los meros y los pepinos de mar, que también han sido blanco de la pesca.

Pero con la protección de estos recursos naturales, "Ecuador ha protegido también un importante motor económico", dice Sala.

león marino e la Isla Isabela, Galápagos

morena en la Isla Wolf

león marino juvenil mirando la cámara

Para demostrar este punto, un nuevo estudio realizado por el proyecto Pristine Seas de National Geographic Society y la Universidad de California, Santa Barbara, encontró que cada tiburón en las Galápagos tiene un valor de $ 5.4 millones a lo largo de su vida útil, gracias a los intereses de la industria del buceo y el turismo en auge. De un tiburón muerto, por el contrario, sólo se obtienen alrededor de $ 200 para los pescadores. El turismo marino es compatible con más de un tercio de todos los puestos de trabajo en las Islas Galápagos, con lo que genera $ 178 millones por año.

Además, la gran zona de exclusión pesquera beneficiará a los pescadores a los que se seguirá permitiendo faenar en las aguas de peces fuera del santuario, dice Sala. "Sabemos que hacer cumplir las zonas sin captura da lugar a efectos colaterales de los peces, lo que aumenta los ingresos de los pescadores", dice.

Todo esto hace del nuevo santuario un ganar-ganar, dice Sala.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar