La protección marina no alcanza el objetivo de 2020 de salvaguardar el 10% de los océanos del mundo

ballena en alta mar

Un tratado de la ONU y las lecciones de la Antártida podrían ayudar

Dos tercios de los océanos del mundo quedan fuera de las jurisdicciones nacionales: no pertenecen a nadie y a todos.

Estas aguas internacionales, conocidas como alta mar, albergan una gran cantidad de recursos naturales y millones de especies marinas únicas.

Pero están sufriendo daños irreparables. La investigación muestra que la pesca insostenible es una de las mayores amenazas para la biodiversidad marina en alta mar.

Según un informe de evaluación global de 2019 sobre la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas, el 66% de los océanos del mundo están experimentando impactos acumulativos perjudiciales y crecientes por las actividades humanas.

En alta mar, las actividades humanas están reguladas por un mosaico de acuerdos legales internacionales bajo la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982 (UNCLOS) [PDF]. Pero este enfoque fragmentado no protege los ecosistemas de los que dependemos.

Promesas vacías

madre foca con su críaHace una década, los líderes mundiales actualizaron un anterior compromiso de establecer una red de áreas marinas protegidas (AMP) con el mandato de proteger el 10% de los océanos del mundo para 2020.

Pero las AMP cubren solo el 7,66% del océano en todo el mundo. La mayoría de los sitios protegidos se encuentran en aguas nacionales donde es fácil implementar y administrar la protección bajo la provisión de un solo país.

En las zonas más remotas de alta mar, solo el 1,18% de los ecosistemas marinos han sido dotados de santuarios.

El Océano Austral representa una gran parte de este escaso porcentaje y alberga dos AMP. La AMP de la plataforma sur de las Islas Orcadas del Sur cubre 94.000 kilómetros cuadrados, mientras que la AMP de la región del Mar de Ross se extiende por más de 2 millones de kilómetros cuadrados, lo que la convierte en la más grande del mundo.

La Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR) es responsable de este logro. A diferencia de otros organismos internacionales de ordenación pesquera, la convención legal de la comisión permite el cierre de áreas marinas con fines de conservación.

Un mandato comparable para las AMP en otras áreas de alta mar no ha estado a la vista, hasta ahora.

Un nuevo tratado oceánico

En 2017, la ONU inició negociaciones hacia un nuevo tratado internacional integral para alta mar. El tratado tiene como objetivo mejorar la conservación y el uso sostenible de los organismos marinos en áreas fuera de la jurisdicción nacional. También implementaría un mecanismo legal global para establecer AMPs en aguas internacionales.

Este innovador acuerdo internacional brinda la oportunidad de trabajar más allá de las fronteras institucionales hacia una gobernanza y protección integrales en alta mar. Es fundamental utilizar las lecciones extraídas de las iniciativas existentes de protección marina en alta mar, como las del Océano Austral, para informar el desarrollo del tratado.

La ronda final de negociaciones del tratado está pendiente, retrasada por la pandemia de COVID-19, y los detalles significativos dentro del borrador del texto del tratado siguen sin desarrollarse y abiertos para un mayor debate.

AMPs en la Antártida

Imagen: Las dos AMP establecidas por la CCRVMA (en gris) son la AMP de la plataforma sur de las Islas Orcadas del Sur y la AMP de la región del Mar de Ross. Tres AMP propuestas (rayadas) incluyen las propuestas de la Antártida Oriental, el Dominio 1 y el Mar de Weddell

Lecciones de la gestión del Océano Austral

La CCAMLR comprende 26 estados miembros (incluida la Unión Europea) y se reúne anualmente para tomar decisiones basadas en la conservación por consenso unánime. En 2002, la comisión se comprometió a establecer una red representativa de AMP en la Antártida en consonancia con los objetivos acordados a nivel mundial para los océanos del mundo.

Las dos AMP establecidas en alta mar están lejos de ser una red de protección ecológicamente representativa. En octubre de 2020, la comisión continuó las negociaciones para tres AMP adicionales, que cumplirían el objetivo del 10% para el Océano Austral, si se acuerda.

Pero no se acordó una sola propuesta. Para una de las propuestas, la AMP de la Antártida Oriental, esto marca el octavo año de negociaciones fallidas.

Los intereses pesqueros de unas pocas naciones seleccionadas, combinados con una compleja geopolítica, están frustrando el progreso hacia la protección marina en la Antártida.

El progreso de la CCAMLR hacia su compromiso con una red representativa de AMP puede haberse detenido, pero la comisión ha adquirido un conocimiento invaluable sobre los desafíos que plantea el establecimiento de AMP en aguas internacionales. La CCAMLR ha demostrado que con una convención y un marco legal efectivos, son posibles las AMP en alta mar.

La comisión comprende hasta qué punto la información científica sólida debe informar las propuestas de AMP y cómo navegar las inevitables compensaciones entre la conservación y los intereses económicos. Este conocimiento es importante para el proceso de tratados de la ONU.

A medida que el tratado de alta mar se acerca a la adopción, se espera que supere a la comisión en lo que respecta al progreso hacia una mejor conservación marina. Los investigadores ya han identificado áreas de alta prioridad para la protección en alta mar, incluso en la Antártida.

Muchas especies cruzan el límite del Océano Austral hacia otras regiones. Esto hace que sea aún más importante para la CCAMLR integrar su ordenación en las organizaciones regionales de pesca, y el nuevo tratado podría facilitar este compromiso.

Pero la ventana de tiempo se está cerrando con solo una ronda de negociaciones para el tratado de la ONU. La investigación nos dice que los tomadores de decisiones de la Antártida deben aprovechar la oportunidad para garantizar que el tratado respalde los compromisos de protección marina.

Se necesita urgentemente un liderazgo antártico más fuerte para salvaguardar el Océano Austral y más allá.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en The Conversation por Natasha Blaize Gardiner y Cassandra Brooks bajo una licencia Creative Commons. Lee el artículo original: Marine protection falls short of the 2020 target to safeguard 10% of the world’s oceans. A UN treaty and lessons from Antarctica could help

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.