Cambio climático

Mapa de la Antártida, NASA

Los investigadores crean el primer mapa completo del flujo de hielo de la Antártida

Es un conocimiento crítico para la predicción de la futura subida del nivel del mar

desague de hielo de un glaciar en la AntártidaInvestigadores financiados por la NASA han creado el primer mapa completo de la velocidad y dirección del flujo del hielo en la Antártida.

El mapa, que muestra como fluyen los glaciares miles de kilómetros desde el interior profundo del continente a sus costas, será fundamental para el seguimiento del aumento del nivel en el futuro por el cambio climático. El equipo creó el mapa por medio de observaciones de radar integrado por un consorcio de satélites internacionales.

"Esto es como ver un mapa de todas las corrientes de los océanos por primera vez. Es un cambio de juego de la glaciología", dijo Eric Rignot del Laboratorio de Propulsión a Chorro en Pasadena, California, y la Universidad de California (UC), Irvine. Rignot es el autor principal de un artículo sobre el flujo del hielo publicado en línea el jueves en Science Express. "Estamos viendo un flujo impresionante desde el corazón del continente que no había sido descrito antes".

morsas en una playa de Point lay, Alaska

La primera vez que este fenómeno ocurrió fue en 2007 con unos pocos miles de morsas nadando hasta la orilla

Ellas utilizan el hielo como plataformas para dar a luz, amamantar a sus crías y eludir a los depredadores

Un escenario dramático de cómo el calentamiento global está causando estragos en los animales se está produciendo en la costa noroeste de Alaska. Miles de rebaños de morsas del Pacífico se ven obligados a dirigirse a las playas de la zona debido a un cambio en el derretimiento del hielo marino.

formación de icebergs al oeste de Groenlandia

Fusión de glaciares prehistóricos similar a las preocupaciones actuales sobre la Antártida

Si se derritiese la capa de hielo de la Antártida Occidental, elevaría el nivel del mar alrededor de 3,35 metros

Un análisis de los "eventos prehistóricos Heinrich" (1), que pasaron hace muchos miles de años atrás, ha revelado una creación masiva de descargas de icebergs en el Atlántico Norte, poniendo en claro que cantidades muy pequeñas de calentamiento de aguas subterráneas pueden provocar un colapso rápido de las plataformas de hielo.

colapso de icebergs en la plataforma Larsen B en 2002Los resultados, que se publicarán esta semana en Proceedings of the National Academy of Sciences, proporcionan la evidencia histórica de que el calentamiento del agua en 3-4 grados fue suficiente para desencadenarlas. Los episodios de estas enormes descargas de hielo se han documentado en la Capa de Hielo Laurentino en lo que hoy es Canadá.

Los resultados son importantes, dicen los investigadores, debido a la preocupación de que el agua más caliente podría causar un colapso relativamente rápido de las plataformas de hielo en la Antártida o Groenlandia, lo que aumentaría el flujo de hielo hacia el océano y el aumento del nivel del mar. Una de las zonas más vulnerables, la capa de hielo de la Antártida Occidental, elevaría el nivel global del mar alrededor de 11 pies (3,35 metros) si se derritiese entera.

iceberg del glaciar Petermann PII-A cerca de Labrador, Canadá

Del tamaño de Manhattan, la gigantesca isla de hielo podría interferir en el tráfico marítimo

De un blanco deslumbrante, tiene valles, quebradas, lagunas y hasta focas en él

Un pedazo de hielo del tamaño de Manhattan que se desprendió de un glaciar en Groenlandia hace casi un año está a la deriva hacia la costa de Terranova, Canadá, proporcionando una vista impresionante a científicos y curiosos, pero también plantea una amenaza potencial a los buques.

La isla de hielo tiene 20 millas cuadradas, aproximadamente 6.2 millas de largo y 3,1 millas de ancho. Se formó cuando un trozo de 97 kilómetros cuadrados de hielo se desprendió del glaciar Petermann, Groenlandia el 5 de agosto de 2010, posiblemente debido al calentamiento del océano Atlántico.

La isla de hielo, la mayor porción que queda del gran trozo desprendido, ha seguido desde entonces un sinuoso camino a través de las aguas del Ártico.

oso polar sobre el hielo en el Ártico

Imagen de satélite del Ártico en alta resolución 6.000x6.000 píxeles

Como las temperaturas suben, una cantidad desconocida de contaminantes orgánicos persistentes representan una amenaza para la vida marina y los seres humanos

El calentamiento del Ártico está liberando productos químicos tóxicos que habían quedado atrapados en el hielo y el agua fría, han descubierto los científicos.

Los investigadores advierten que la cantidad de venenos en la región polar es desconocida y su liberación podría "socavar los esfuerzos globales para reducir la exposición humana y ambiental a ellos".

Los productos químicos que libera el aumento de temperatura son pesticidas DDT, lindano y clordano, así como productos químicos industriales PCBs y el fungicida hexaclorobenceno (HCB). Todos estos son conocidos como contaminantes orgánicos persistentes (COP), y están prohibidos por el Convenio de Estocolmo de 2004.

iceberg PII-A

La isla de hielo tiene 24 kilómetros cuadrados de superficie y un peso entre 3,5 y 4 millones de toneladas

Una isla de hielo que se desprendió de un glaciar en Groenlandia hace 11 meses ha seguido desde entonces un sinuoso camino a través de las aguas del Ártico. Los satélites la han descubierto ahora en la costa de Labrador, Canadá, como se ve en la nueva imagen de arriba.

La isla de hielo se formó cuando un trozo de 97 kilómetros cuadrados de hielo se desprendió del glaciar Petermann, Groenlandia el 5 de agosto de 2010. Se trata del mayor iceberg que se ha formado en el Ártico en 50 años.

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email:

Especies marinas

Medio ambiente

Ciencia y tecnología

Turismo