Clicky

Cambio climático

emisiones de carbono

El informe de "soluciones" del IPCC se publicará el 4 de abril

Casi 200 naciones se reúnen desde hoy lunes para lidiar con una pregunta que sobrevivirá a la Covid-19 y la invasión rusa de Ucrania: ¿Cómo un mundo adicto a los combustibles fósiles evitará que la contaminación por carbono haga que la Tierra sea inhabitable?

récord de temperaturas en los polos

Las áreas alrededor del Polo Norte estaban cerca o en el punto de fusión

Los polos de la Tierra están experimentando un monstruoso calor extremo simultáneo con partes de la Antártida más de 70 grados Fahrenheit (40 grados Celsius) más cálidas que el promedio y áreas del Ártico más de 50 grados Fahrenheit (30 grados Celsius) más cálidas que el promedio.

humedal artificial en Ningbo, China

"Ciudades esponja", en lugar de usar hormigón, trabajarían con la naturaleza para absorber, limpiar y usar el agua

Muchas de las personas más pobres del mundo viven en las regiones más susceptibles a las inundaciones. En el noreste de India, algunos residentes se han visto obligados a reconstruir sus casas al menos ocho veces en la última década. En África, la ciudad más grande del continente, Lagos en Nigeria, puede volverse inhabitable debido a las graves inundaciones, mientras que una reciente inundación provocada por la tormenta tropical Ana afectó a cientos de miles de personas en el sur del continente.

Prorocentrum al microscopio

Podría ayudar a mantener la bomba biológica de carbono en el futuro océano

Un microbio marino unicelular capaz de realizar la fotosíntesis y cazar y comer presas puede ser un arma secreta en la batalla contra el cambio climático.

Científicos de la Universidad Tecnológica de Sydney (UTS) han descubierto una nueva especie que tiene el potencial de secuestrar carbono de forma natural, incluso cuando los océanos se calientan y se vuelven más ácidos.

restos de la plataforma de hielo Larsen B

Los glaciares se suman directamente a la subida del nivel del mar

En solo tres días a fines de enero, una masa de hielo del tamaño de Filadelfia se fragmentó en la bahía Larsen-B en la península antártica y se alejó flotando, después de persistir allí durante más de una década.

Los satélites de la NASA fotografiaron la ruptura entre el 19 y el 21 de enero, y con ella vieron el desprendimiento de icebergs del glaciar Crane y sus vecinos cuando el hielo marino ya no apuntalaba sus frentes. Ahora más vulnerables al derretimiento y la aceleración en el océano, los glaciares que bordean la Península Antártica podrían subir directamente el nivel del mar.

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: