Exploración de las corrientes oceánicas bajo el 'glaciar del fin del mundo'

submarino no tripulado Ran

El deshielo del glaciar Thwaites afecta directamente a la subida del nivel del mar

Por primera vez, los investigadores han podido obtener datos de debajo del glaciar Thwaites, también conocido como el "glaciar del fin del mundo (Doomsday Glacier en inglés)". Descubrieron que el suministro de agua caliente al glaciar es mayor de lo que se pensaba anteriormente, lo que genera preocupaciones sobre un derretimiento más rápido y una aceleración del flujo de hielo.

Con la ayuda del submarino sin tripulación Ran que se abrió paso bajo el frente del glaciar Thwaites, los investigadores han hecho una serie de nuevos descubrimientos. La profesora Karen Heywood de la Universidad de East Anglia comentó:

"Esta fue la primera aventura de Ran en las regiones polares y su exploración de las aguas debajo de la plataforma de hielo fue mucho más exitosa de lo que nos habíamos atrevido a esperar. Planeamos aprovechar estos emocionantes hallazgos con más misiones bajo el hielo el próximo año".

El sumergible ha medido, entre otras cosas, la fuerza, la temperatura, la salinidad y el contenido de oxígeno de las corrientes oceánicas que pasan por debajo del glaciar.

El nivel global del mar se ve afectado por la cantidad de hielo que hay en la tierra, y la mayor incertidumbre en los pronósticos es la futura evolución de la capa de hielo de la Antártida occidental, dice Anna Wåhlin, profesora de oceanografía en la Universidad de Gotemburgo y autora principal del nuevo estudio.

Impacta el nivel del mar global

La capa de hielo en la Antártida occidental representa aproximadamente el diez por ciento de la tasa actual de subida del nivel del mar; pero también el hielo en la Antártida occidental tiene el mayor potencial para aumentar esa tasa porque los cambios más rápidos en todo el mundo se están produciendo en el glaciar Thwaites. Debido a su ubicación y forma, Thwaites es particularmente sensible a las corrientes oceánicas cálidas y saladas que encuentran su camino debajo de él.

Este proceso puede conducir a un derretimiento acelerado que tiene lugar en el fondo del glaciar y al movimiento hacia el interior de la llamada zona de puesta a tierra, el área donde el hielo pasa de reposar en el fondo marino a flotar en el océano.

Debido a su inaccesible ubicación, lejos de las estaciones de investigación, en una zona que suele estar bloqueada por un espeso hielo marino y muchos icebergs, ha habido una gran escasez de mediciones in situ de esta zona. Esto significa que en esta región existen grandes lagunas de conocimiento sobre los procesos de la frontera entre el hielo y el océano.

buque de investigación oceánica en el glaciar Thwaites

Primeras mediciones realizadas

En el estudio, los investigadores presentan los resultados del sumergible que midió la fuerza, temperatura, salinidad y contenido de oxígeno de las corrientes oceánicas que pasan por debajo del glaciar.

"Estas fueron las primeras mediciones realizadas bajo el glaciar Thwaites", dice Anna Wåhlin.

Los resultados se han utilizado para mapear las corrientes oceánicas debajo de la parte flotante del glaciar. Los investigadores descubrieron que existe una conexión profunda hacia el este a través de la cual fluye agua profunda desde Pine Island Bay, una conexión que anteriormente se pensaba que estaba bloqueada por una cresta submarina.

El grupo de investigación también ha medido el transporte de calor en uno de los tres canales que conducen el agua caliente hacia el glaciar Thwaites desde el norte. "Los canales para que acceda el agua caliente y ataque a Thwaites no los conocíamos antes de la investigación. Usando sonares en el barco, anidados con mapeo oceánico de muy alta resolución del Ran, pudimos encontrar que hay distintos caminos que toma el agua dentro y fuera de la cavidad de la plataforma de hielo, influenciados por la geometría del fondo del océano", dice el Dr. Alastair Graham, de la Universidad del Sur de Florida.

El valor medido allí, 0,8 TW, corresponde a un derretimiento neto de 75 km3 de hielo por año, que es casi tan grande como el derretimiento basal total en toda la plataforma de hielo. Aunque la cantidad de hielo que se derrite como resultado del agua caliente no es mucho comparada con otras fuentes globales de agua dulce, el transporte de calor tiene un gran efecto a nivel local y puede indicar que el glaciar no es estable en el tiempo.

No sostenible en el tiempo

Los investigadores también observaron que fluían grandes cantidades de agua de deshielo hacia el norte desde el frente del glaciar.

Las variaciones en la salinidad, la temperatura y el contenido de oxígeno indican que el área debajo del glaciar es un área activa previamente desconocida donde se encuentran y se mezclan entre sí diferentes masas de agua, lo cual es importante para comprender los procesos de derretimiento en la base del hielo.

Las observaciones muestran agua cálida acercándose desde todos los lados en puntos de anclaje, lugares críticos donde el hielo está conectado al lecho marino y dan estabilidad a la plataforma de hielo. El derretimiento alrededor de estos puntos de anclaje puede conducir a la inestabilidad y al retroceso de la plataforma de hielo y, posteriormente, al glaciar río arriba que fluye de la tierra.

El Dr. Rob Larter del British Antarctic Survey dice: "Este trabajo destaca que cómo y dónde impacta el agua caliente en el glaciar Thwaites está influenciado por la forma del fondo marino y la base de la plataforma de hielo, así como por las propiedades del agua misma. La integración exitosa de nuevos datos de estudios del fondo marino y observaciones de las propiedades del agua de las misiones Ran muestra los beneficios del espíritu multidisciplinario dentro de la Colaboración Internacional del Glaciar Thwaites".

"La buena noticia es que ahora, por primera vez, recopilamos los datos necesarios para modelar la dinámica del glaciar de Thwaites. Estos datos nos ayudarán a calcular mejor el derretimiento del hielo en el futuro. Con la ayuda de la nueva tecnología, podemos mejorar los modelos y reducir la gran incertidumbre que ahora prevalece en torno a las variaciones globales del nivel del mar", dice Anna Wåhlin.

La investigación se ha publicado en Science Advances: Pathways and modification of warm water flowing beneath Thwaites Ice Shelf, West Antarctica

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×
Recibe gratis nuevos artículos por email: