Las Maldivas se preparan para la subida del nivel del mar

isla Hulhumalé en 2020

Isla Hulhumalé en 2020

Hulhumalé es una isla artificial recién construida al noreste de la capital, Malé

Con más del 80 por ciento de sus 1.190 islas de coral a menos de 1 metro sobre el nivel del mar, Maldivas tiene el terreno más bajo de todos los países del mundo. Esto hace que el archipiélago del Océano Índico sea particularmente vulnerable a la subida del nivel del mar.

Dado que el nivel global del mar sube de 3 a 4 milímetros por año, y se espera que esa tasa aumente en las próximas décadas, algunos analistas anticipan un futuro sombrío para las Maldivas y otras islas bajas. Un estudio concluyó que las islas bajas podrían volverse inhabitables para el 2050 a medida que se vuelven más comunes las inundaciones provocadas por las olas y el agua dulce se vuelve limitada.

El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático anticipa que el nivel del mar podría subir aproximadamente medio metro para 2100 incluso si las emisiones de gases de efecto invernadero se reducen drásticamente o subir hasta 1 metro si las emisiones de gases de efecto invernadero siguen aumentando fuertemente.

Si bien el gobierno de Maldivas ha explorado planes para comprar tierras en terrenos más altos en otros países como póliza de seguro contra la subida del nivel del mar, los planificadores también están trabajando para mejorar la capacidad de recuperación de las actuales islas del país. Un ejemplo es Hulhumalé, una isla artificial recién construida al noreste de la capital, Malé.

isla Hulhumalé en 1997

Isla Hulhumalé en 1997

El par de imágenes de arriba del satélite Landsat muestran cuánto ha cambiado el área entre 1997 y 2020 (en la cabecera). La construcción de la isla, diseñada para aliviar el hacinamiento en Malé, comenzó en 1997 en una laguna cerca del aeropuerto. Desde entonces, la isla ha crecido hasta cubrir 4 kilómetros cuadrados, lo que la convierte en la cuarta isla más grande de las Maldivas. La población de Hulhumalé ha aumentado a más de 50.000 personas, y se espera que 200.000 más se trasladen finalmente allí.

La nueva isla, construida bombeando arena del lecho marino a una plataforma de coral sumergida, se eleva unos 2 metros sobre el nivel del mar, aproximadamente el doble de alto que Malé. La altura adicional podría convertir a la isla en un refugio para los maldivos que eventualmente son expulsados de las islas más bajas debido a la subida del nivel del mar. También podría resultar una opción para las evacuaciones durante futuros tifones y marejadas ciclónicas.

Hulhumalé no es la única isla de las Maldivas que ha experimentado cambios importantes desde la década de 1990. En las últimas décadas, proyectos de recuperación han ampliado varios otros atolones de manera similar. Entre ellos se encuentra Thilafushi, una laguna al oeste que se ha convertido en un vertedero de rápido crecimiento y un lugar común para los incendios de basura (observa la columna de humo que sopla hacia el suroeste en la imagen de 2020). Gulhifalhuea es el sitio de otro proyecto de recuperación de tierras que está abriendo un nuevo espacio industrial y de fabricación.

Hay una noticia positiva: los procesos naturales en los atolones de los arrecifes de coral (como los de las Maldivas) podrían hacer que las islas sean más resistentes a la subida del nivel del mar de lo que sus bajas elevaciones podrían sugerir inicialmente. Múltiples estudios, muchos de los cuales utilizan observaciones del Landsat, muestran que la mayoría de las islas de atolones de coral en las Maldivas y en otros lugares se han mantenido estables o incluso han crecido en las últimas décadas.

Los científicos todavía están estudiando por qué, pero algunas investigaciones indican que las tormentas e inundaciones que sumergen las islas pueden mover sedimentos mar adentro hacia la superficie de la isla, construyendo la isla en el proceso. Otra investigación muestra que los arrecifes de coral saludables pueden crecer hacia arriba incluso cuando los mares están subiendo al producir abundantes sedimentos.

"La clave para entender es que estas islas no son estáticas. No se asientan pasivamente como si estuvieran en una bañera y se sumergieran lentamente", dijo Murray Ford, geólogo de la Universidad de Auckland. "Están siendo remodeladas constantemente por procesos oceanográficos y sedimentarios".

Estos procesos naturales pueden ofrecer solo una limitada protección a las islas altamente desarrolladas, en parte porque la construcción de muros marinos puede interrumpir el movimiento de sedimentos y la actividad humana a menudo degrada la salud de los arrecifes de coral.

"Una vez que una isla se encuentra en un camino diseñado, no puede salir fácilmente de él. Las islas que se están construyendo en tierras recuperadas deben tener en cuenta la subida del nivel del mar y construir más alto sobre el suelo. Para las islas que están despobladas o escasamente pobladas, se debe tener cuidado de no interferir con la capacidad natural de las islas para adaptarse a los cambios en el nivel del mar", dijo Murray.

Recursos y referencias:

Brown et al. (2019) Land raising as a solution to sea-level rise: An analysis of coastal flooding on an artificial island in the Maldives. Journal of Flood Risk Management, 13 (S1), e12567.
BBC (2020) A new island of hope raising from the Indian Ocean.
Duvat, V. et al. (2018) A global assessment of atoll island planform changes over the past decades. Climate Change, 10, e557.
Duvat, V. & Magnan, A. (2019) Rapid human-driven undermining of atoll island capacity to adjust to ocean climate-related pressures. Science Reports, 9, 15129.
Ecowatch (2020) Coral Reefs Are Still Growing Atolls Despite Sea Level Rise.
Ford, M. et al. (2020) Active Sediment Generation on Coral Reef Flats Contributes to Recent Reef Island Expansion. Geophysical Research Letters, 47 (23) e2020GL088752.
Holdaway, A. et al. (2021) Global-scale changes in the area of atoll islands during the 21st century. Anthropocene, 100282.
Intergovernmental Panel on Climate Change (2019) Special Report on the Ocean and Cryosphere in a Changing Climate.
Masselink, G. et al. (2020) Coral reef islands can accrete vertically in response to sea level rise. Science Advances, 6 (24).
New Scientist (2017) On front line of climate change as Maldives fights rising sea.
Moosa, A. et al. (2020) Design response to rising sea levels in the Maldives: A study into aquatic architecture. Frontiers of Architectural Research, 10 (1), 222-223.
NASA Sea Level Change.
NASA EarthData (2021) Sea Level Change Data Resources.
Storlazzi, C. et al. (2018) Most atolls will be uninhabitable by the mid-21st century because of sea-level rise exacerbating wave-driven flooding. Science Advances, 4 (4), 9741.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar