'Puntos de inflexión' climáticos podrían empujarnos más allá del punto de no retorno

iceberg en la Antártida

La desaceleración de la corriente atlántica podría transformar la selva amazónica en sabana

A medida que el cambio climático continúa calentando el planeta, las capas de hielo y las corrientes oceánicas podrían desestabilizarse entre sí, lo que provocaría un efecto dominó climático que afectaría al 40% de la población mundial, según una nueva investigación.

Y estos efectos podrían verse a temperaturas mucho más bajas de lo que se pensaba anteriormente.

Los científicos realizaron 3 millones de simulaciones por computadora de un modelo climático, y encontraron que casi un tercio resultó en desastrosos efectos dominó incluso cuando los aumentos de temperatura estaban por debajo de 3.6 grados Fahrenheit (2 grados Celsius) por encima de los niveles preindustriales, el límite superior establecido por el acuerdo de París.

Los puntos de inflexión climáticos son puntos sin retorno en el sistema climático. Una vez que se cruzan, los severos y acelerados cambios en los sistemas climáticos que sustentan la vida en la Tierra pueden volverse irreversibles, según un informe [PDF] del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de la ONU. Algunos de estos puntos de inflexión, como el colapso de la capa de hielo de la Antártida occidental, ya podrían haberse cruzado.

Para simular el clima de la Tierra en una computadora, los investigadores crearon un modelo simplificado que se centró en cómo interactúan los "dominós" específicos en los sistemas climáticos del mundo. Algunas de esas fichas de dominó eran cosas como capas de hielo, corrientes oceánicas o patrones climáticos como El Niño, y el modelo esencialmente simulaba cómo se inclinaban, por ejemplo, al derretir las principales capas de hielo o ralentizar la cinta transportadora del Atlántico que ayuda a enfriar el clima de Europa - lo que afectaría a otros dominós de la cadena. El modelo simuló más de 3 millones de posibles escenarios, en los que algunas de las fichas de dominó interactuaban con mayor o menor intensidad entre sí.

El nuevo estudio encontró que el colapso de las capas de hielo, como las de la Antártida Occidental y Groenlandia, eran puntos de partida especialmente probables para los efectos en cascada. En un perturbador escenario, el agua fría del deshielo de los glaciares desencadenó la desaceleración de la corriente atlántica y luego, al impactar la Oscilación del Sur de El Niño, condujo a una reducción significativa de las precipitaciones en la selva amazónica, lo que podría transformar gran parte de ella en sabana.

interacciones climáticas

Imagen: Interacciones entre los elementos de inflexión climática y su papel en los efectos en cascada.

En otro escenario, el derretimiento sustancial de la capa de hielo de Groenlandia liberaría agua dulce en el océano y ralentizaría las corrientes del océano Atlántico que transportan el calor desde los trópicos al Polo Norte. Esta desaceleración actual calentaría el Océano Austral, desestabilizando las capas de hielo de la Antártida, lo que a su vez enviaría agua de deshielo al océano y, en última instancia, conduciría a una mayor subida del nivel del mar. Esta subida del nivel del mar, a su vez, provocaría aún más el derretimiento de la capa de hielo de Groenlandia.

Y en muchos de los futuros simulados, las alteraciones climáticas afectaron de manera más dramática a las regiones costeras, donde 2.400 millones de personas, o el 40% de la población mundial, vivían en 2017, según las Naciones Unidas [PDF].

"Estamos cambiando las probabilidades, y no a nuestro favor; el riesgo claramente aumenta cuanto más calentamos nuestro planeta", dijo el coautor Jonathan Donges, físico del Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (PIK) en Alemania. "Se eleva sustancialmente entre 1 y 3°C. Si las emisiones de gases de efecto invernadero y el cambio climático resultante no se pueden detener, el nivel superior de este rango de calentamiento probablemente se cruzaría a finales de este siglo. Con temperaturas aún más altas, se esperan más efectos en cascada, con devastadoras consecuencias a largo plazo".

Y es posible que ya estemos bien encaminados hacia algunas de esas vertiginosas cascadas. En mayo un estudio separado publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, mostró que la capa de hielo de Groenlandia, la segunda más grande del mundo, está al borde del derretimiento acelerado. La capa de hielo perdió en 2019 586 gigatoneladas (532 gigatoneladas métricas) de masa, según un estudio de agosto de 2020. Otro estudio publicado el mismo mes informó que es posible que la capa de hielo ya haya pasado el punto de no retorno.

deshielo

Los investigadores dicen que su investigación puede, de hecho, subestimar lo cerca que está el clima de la Tierra de estos puntos de inflexión, y que la rápida y drástica reducción de las emisiones de dióxido de carbono es vital para evitarlos.

"Nuestro análisis es conservador en el sentido de que aún no se consideran varias interacciones y elementos de inflexión", dijo en el comunicado la coautora del estudio, Ricarda Winkelmann, profesora de análisis de sistemas climáticos en el Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (PIK) en Alemania. "Por lo tanto, sería una atrevida apuesta esperar que las incertidumbres se desarrollen de manera positiva, dado lo que está en juego. Desde una perspectiva de precaución, es indispensable la rápida reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero para limitar los riesgos de cruzar puntos de inflexión en el sistema climático y causar potencialmente efectos dominó".

Según un informe de 2018 del IPCC, elaborado por los mejores científicos climáticos del mundo, las emisiones de dióxido de carbono deben reducirse a la mitad para 2030 si el mundo quiere permanecer dentro de los 2,7 F (1,5°C) del calentamiento global - el umbral más allá del cual los ecosistemas mundiales y las redes alimentarias se enfrentarán a un estrés extremo y se inundarán las pequeñas islas.

Los líderes de las naciones del G7 se reunirán en una cumbre en Cornwall, Inglaterra, esta semana, y también se reunirán en noviembre en Glasgow, Escocia, en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, para seguir negociando un camino a seguir.

Los investigadores publicaron sus hallazgos el 3 de junio en la revista Earth System Dynamics: Interacting tipping elements increase risk of climate domino effects under global warming

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×
Recibe gratis nuevos artículos por email: