Un aumento de temperatura de 1,5°C puede provocar cambios significativos en las especies costeras

costa rocosa

La composición de la comunidad varía con el aspecto y la temperatura de la superficie en el intermareal rocoso

Un aumento de temperatura de alrededor de 1,5°C, justo por debajo del objetivo máximo acordado en la reunión COP23 de París en 2017, puede tener un marcado impacto en las algas y las especies animales que viven en las costas, según una nueva investigación.

El estudio, realizado por ecólogos de la Universidad de Plymouth, en el Reino Unido, examinó cómo los aumentos en la temperatura de la superficie de la roca estaban afectando la cantidad y el comportamiento de las especies que se encuentran comúnmente en las costas de Devon y Cornwall.

Se centró en dos sitios en la costa norte de la región (en Bude y Croyde) y dos en la costa sur (Bantham y South Milton Sands), todos los cuales tienen profundos barrancos con superficies orientadas tanto al norte como al sur.

Sus hallazgos mostraron que la temperatura media anual en las superficies orientadas al sur durante la marea baja era 1,6°C más alta que en las orientadas al norte y que las temperaturas extremas (es decir, > 30°C) eran seis veces más frecuentes en las superficies orientadas al sur.

En los cuatro sitios, estas diferencias tuvieron un efecto significativo en la abundancia de especies con 45 especies diferentes encontradas en los sitios orientados al norte durante el verano de 2018 en comparación con 30 en los sitios orientados al sur.

especies marinas en rocasImagen derecha: Especies marinas sobre rocas expuestas en Bude, Cornwall

En invierno, las cifras fueron 42 y 24 respectivamente, mientras que algunas especies, incluidas las algas rojas Plumaria plumosa y la coliflor o patata de mar (Leathesia marina), se restringieron a las superficies orientadas al norte.

Las diferentes temperaturas también tuvieron un impacto en los patrones de reproducción de las especies con cinco veces más huevos de buccino de perro (Nucella lapillus) encontrados en las superficies orientadas al norte que en las orientadas al sur.

Y aunque la reproducción del caracol generalmente ocurrió antes en las superficies orientadas al sur, también exhibieron mayores niveles de estrés.

La investigación es la primera en explorar la asociación entre la temperatura y la geografía del sitio sobre la abundancia de especies, la fisiología y el comportamiento reproductivo en las áreas costeras.

Sus autores dicen que proporciona evidencia de cómo la variación de temperatura a escalas locales puede afectar a las especies, al mismo tiempo que ofrece una idea de cómo los futuros cambios en las temperaturas globales podrían tener un impacto negativo en las próximas décadas.

El Dr. Hanley, autor principal del estudio y profesor asociado en interacciones planta-animal, dice que "todos hemos escuchado durante algún tiempo sobre la importancia de limitar los aumentos de temperatura global promedio a 1,5°C, y sin duda será uno de los temas clave que se debatirán en la conferencia COP26. Este estudio muestra el impacto que incluso ese tipo de aumento podría tener en especies importantes que contribuyen a la salud y la biodiversidad de nuestro planeta. Como tal, se suma a la abrumadora evidencia de las amenazas que plantea el cambio climático inducido por el hombre".

"Sin embargo, más que eso, muestra cómo la presión sobre diferentes especies puede cambiar incluso dentro de ubicaciones individuales. Por ejemplo, registramos una temperatura de 42,5°C en una superficie orientada al sur en Croyde al mismo tiempo que se midieron 22,5°C en el lado opuesto orientado al norte. Creemos que esto muestra que estos sitios pueden usarse como un 'laboratorio natural' para informar y predecir cómo las especies y los hábitats podrían responder al cambio climático en las próximas décadas".

La investigación ha sido publicada en Marine Environmental Research: Facing up to climate change: Community composition varies with aspect and surface temperature in the rocky intertidal

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar