El océano profundo podría almacenar mucho menos carbono de lo que esperábamos

(1 Vote)
Carbono en el océano profundo
Carbono en el océano profundo

El océano es un importante sumidero de carbono

Los océanos son uno de los sumideros de carbono más importantes de nuestro planeta, con alrededor de 39.000 gigatoneladas de dióxido de carbono almacenadas actualmente, eso es alrededor de 50 veces más de lo que circula en la atmósfera en este momento.

Sin embargo, no podemos confiar en esta captura y almacenamiento de carbono para resolver nuestro problema de la crisis climática, porque estamos produciendo demasiado exceso de CO2 y demasiado rápido.

Además, un nuevo estudio sugiere que las profundidades del océano no pueden contener tanto carbono como se pensaba anteriormente.

Los científicos observaron el ciclo del carbono a medida que es absorbido por plantas microscópicas que viven cerca de la superficie del agua y luego se desplazan hacia el fondo del mar.

Según los nuevos modelos de seguimiento de partículas, resulta que este proceso tiene más fugas y retiene menos carbono a largo plazo que las estimaciones anteriores.

"El océano es un importante sumidero de carbono, y la profundidad a la que se hunde el carbono biológico afecta la cantidad de dióxido de carbono atmosférico que almacena el océano", dice Chelsey Baker, analista de modelos biogeoquímicos oceánicos del Centro Nacional de Oceanografía del Reino Unido.

"En este estudio, mostramos que la longevidad del almacenamiento de carbono en las profundidades del océano puede ser considerablemente menor de lo que generalmente se supone".

El carbono debe estar almacenado durante 100 años para estar en una escala de tiempo relevante para el clima.

Hasta ahora, se pensaba que las vías de circulación de las profundidades del océano mantendrían todo el carbono capturado que alcanzara una profundidad de 1.000 metros (3.250 pies) escondido del mundo durante varios milenios.

reingreso de partículas al océano

Imagen: El momento del reingreso de partículas lagrangianas en la capa mixta que se muestra en la ubicación de reingreso (a, b y c) y la ubicación de liberación (d, e y f).

Aquí, las simulaciones utilizadas por los investigadores encontraron que solo un promedio del 66 por ciento del carbono que alcanza una profundidad de 1.000 metros en el Océano Atlántico Norte se almacenaría durante un siglo o más.

Si bien la eficiencia de la captura de CO2 variaba según factores como las corrientes oceánicas y la temperatura, el carbono necesitaba alcanzar una profundidad de 2.000 metros (6.500 pies) para estar casi seguro de permanecer almacenado durante más de 100 años; a esa profundidad, el 94% del carbono se quedó quieto durante un siglo o más, según mostraron las simulaciones.

"Estos hallazgos tienen implicaciones para las estimaciones de futuras predicciones de secuestro de carbono por parte de modelos biogeoquímicos globales, que pueden estar exagerados, así como para las estrategias de gestión del carbono", escriben los investigadores en su artículo.

A medida que cambien el clima y el océano, será necesario actualizar los modelos. Los expertos creen que en el futuro los océanos se volverán más estratificados a medida que se calientan, lo que significa menos mezcla entre capas y menos carbono que se hunde hasta el fondo.

Y cuanto más precisos sean nuestros modelos, mejor podremos averiguar lo que viene y cómo podríamos prevenirlo si es necesario. Los científicos necesitan saber con la mayor precisión posible cuánto CO2 estamos produciendo, cuánto es capaz de almacenar el océano y cuánto tiempo es probable que permanezca secuestrado.

Es posible que al aumentar el ciclo natural del carbono de varias maneras, se pueda sacar más carbono de la circulación atmosférica pero, para hacer eso, necesitamos saber qué tan efectivo y eficiente es el océano profundo como sumidero de carbono.

"Nuestros hallazgos podrían ser importantes porque el almacenamiento de carbono mejorado artificialmente por el océano es una vía que se está explorando para ayudarnos a alcanzar el cero neto para 2050. Por ejemplo, mediante esquemas oceánicos para la eliminación de dióxido de carbono, como la fertilización con hierro", dice Baker.

"La efectividad de tales soluciones basadas en la naturaleza a menudo depende de la suposición de que el carbono que llega a las profundidades del océano se almacenará durante cientos de años, algo que nuestro trabajo sugiere que puede no ser tan simple".

La investigación ha sido publicada en Global Biogeochemical Cycles: Biological Carbon Pump Sequestration Efficiency in the North Atlantic: A Leaky or a Long-Term Sink?

Etiquetas: SecuestroCarbonoOcéano profundo

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: