En detalle gráfico: la hierba verde del Ártico

Hierbas y algas en el Ártico
Hierbas y algas en el Ártico

La hierba y las algas marinas avanzan hacia el norte tan rápido que tus nietos podrían pescar cangrejos en las antiguas regiones polares

En el Ártico, el derretimiento del hielo marino obliga a los osos polares a trabajar más duro para cazar focas. El clima cálido también invita a especies más sureñas, como osos pardos, salmones, zorros rojos y orcas, a expandir sus áreas de distribución hacia el norte. Pero, ¿Qué sucede en el extremo inferior de la red trófica donde residen las plantas y las algas?

El aumento de las temperaturas oceánicas alterará la diversidad y variedad de la vida marina, desde mamíferos hasta crustáceos, peces y algas, en las aguas costeras del Ártico.

Un estudio colaborativo, de la Universidad de Algarve en Portugal, se centró en la expansión de la hierba marina y las macroalgas, específicamente las algas pardas intermareales y submareales. Los investigadores analizaron una variedad de escenarios de calentamiento, incluido el peor de los casos: las temperaturas del Ártico aumentaron entre 3,4 y 6,7°C por encima del promedio histórico de este siglo, según la región.

Las temperaturas bajo cero y la capa de hielo, que recorre el fondo del océano cerca de la costa y bloquea la luz solar, normalmente restringen la hierba marina y las macroalgas en el Ártico. Pero el derretimiento del hielo marino y el calentamiento de las aguas crean condiciones favorables para expandir el rango de su hábitat.

El modelo pronostica que en la predicción más cálida, la hierba marina y las macroalgas se desplazarán hacia el norte 20,8 kilómetros por década, un movimiento de hasta 1,5 grados de latitud. La hierba marina y las macroalgas podrían transformar el hábitat polar para fines de este siglo, aumentando su área de distribución hasta en 123.360 kilómetros cuadrados, o aproximadamente una vez y media el tamaño de Irlanda.

cambios en el hábitat del Ártico

Imagen: Cambios potenciales en la idoneidad del hábitat proyectados con modelos de distribución de especies desde el presente (mostrado en amarillo) hasta el futuro (2090–2100, expansión en verde, pérdidas en rojo, hábitats estables en amarillo) bajo escenarios contrastantes de emisiones de gases de efecto invernadero (RCP 2.6 y RCP 8.5) para macroalgas intermareales y submareales panárticas y biomas de hierba marina. Crédito CCMAR, CIMAR, Universidade do Algarve, Faro, Portugal

En el lado positivo, más hierba marina y macroalgas significan más almacenamiento de carbono atmosférico. La presencia de hierba marina y algas marinas también reduce la erosión costera y aumenta la biodiversidad al proporcionar oportunidades de alimentación para los gansos y un hábitat para los mejillones, las vieiras, los cangrejos y los juveniles de bacalao.

La consecuencia negativa es para el entorno polar. Los cambios crearán competencia por las especies nativas y correrán el riesgo de "exprimir por completo los ecosistemas del alto Ártico", advierte el estudio.

La investigación ha sido publicada en Frontiers in Marine Science: Major Expansion of Marine Forests in a Warmer Arctic

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: