Nuevo índice de riesgo climático muestra amenazas para el 90% de las especies marinas del mundo

pez muerto
Además de reducir las emisiones, debemos encontrar formas de adaptarnos a un clima más cálido para proteger la vida marina y quienes dependen de ella.

También sugiere graves efectos dominó para las personas que más dependen del océano

El cambio climático impacta la vida marina a través de una desconcertante red de complejas vías. El calentamiento de los océanos y los extremos climáticos están llevando a las especies a lugares más profundos, más al norte y más fríos, alterando su comportamiento y reconfigurando los ecosistemas marinos de manera radical y sin precedentes.

Si bien algunos impactos pueden ser beneficiosos, muchos son dañinos, lo que dificulta la comprensión de los efectos generales del clima en especies y ecosistemas individuales. A pesar de estos desafíos, se necesita comprender urgentemente cómo afectan la vida marina las condiciones climáticas cambiantes para planificar y desarrollar enfoques de adaptación para administrarla de manera efectiva bajo el cambio climático.

 

En un nuevo estudio, Daniel G. Boyce, científico investigador del Instituto Bedford de Oceanografía, y sus coautores desarrollaron el Índice de riesgo climático para la biodiversidad, que recoge el riesgo climático para casi 25.000 especies marinas y sus ecosistemas. Este nuevo índice sienta las bases para apoyar enfoques climáticamente inteligentes para gestionar y conservar la vida marina.

Una tarjeta de informe climático

Los científicos utilizaron un enfoque estadístico basado en datos para crear una "tarjeta de informe climático" para cada especie y ecosistema que les dice cuáles ganarán o perderán con el cambio climático. Este enfoque les permitió estudiar un amplio espectro de formas de vida, desde plancton microscópico hasta grandes depredadores y ballenas, en todos los ecosistemas marinos desde los trópicos hasta los polos.

tiburón ballena

Imagen: La tarjeta de informe climático evaluó especies que van desde el plancton hasta las ballenas en 12 factores de riesgo climático específicos.

Así como una tarjeta de calificaciones califica a los estudiantes en materias como matemáticas y ciencias, evaluaron cada especie en 12 factores de riesgo climático específicos según dos diferentes escenarios futuros: uno con emisiones más bajas y otro con emisiones más altas.

Los factores de riesgo climático expresan cómo las características innatas de una especie (su tamaño corporal y tolerancia a la temperatura) se cruzan con las condiciones oceánicas pasadas, presentes y futuras en todos los lugares donde se encuentran.

La escala de riesgo resultante va desde insignificante (más bajo) a crítico (más alto) y representa tanto la gravedad de los impactos climáticos dañinos sobre las especies como la probabilidad de que ocurran.

Futuros climáticos divergentes

El nuevo estudio se centra en dos posibles escenarios de vías socioeconómicas compartidas de cómo podrían transpirar la sociedad futura, y las emisiones de gases de efecto invernadero que produce. Los resultados pintan dos cuadros tremendamente divergentes para la vida marina y las personas.

En el escenario de altas emisiones, la temperatura media global del océano aumentará entre tres y cinco grados centígrados para 2100. Bajo este escenario, casi el 90% de las 25.000 especies que se evaluaron estaban en riesgo climático "alto" o "crítico". La especie promedio estaba en riesgo en el 85% de su área de distribución geográfica.

especies marinas en riesgo climático

Imagen: La proporción de especies marinas en riesgo climático alto o crítico bajo emisiones altas para 2100. El sombreado rojo más oscuro indica las áreas de mayor riesgo y el azul más oscuro las áreas de menor riesgo. Crédito: Daniel G. Boyce

El riesgo es mayor en los ecosistemas subtropicales y tropicales que tienden a ser puntos críticos de biodiversidad y en los ecosistemas costeros que sustentan el 96% de la captura global de peces.

Los principales depredadores, como los tiburones y los atunes, corrían un riesgo significativamente mayor que las especies que se encuentran más abajo en la cadena alimentaria, como los peces forrajeros. Dichos depredadores pueden tener efectos masivos en la estructura y el funcionamiento del ecosistema.

Los hallazgos también sugieren graves efectos dominó para las personas que más dependen del océano. Bajo altas emisiones, los riesgos climáticos para las especies pescadas como el bacalao y las langostas fueron consistentemente mayores dentro de los territorios de las naciones de bajos ingresos, donde las personas dependen más de la pesca para satisfacer sus necesidades nutricionales.

Esto representa otro ejemplo más de desigualdad climática en el que los países de bajos ingresos que menos han contribuido al cambio climático y están reduciendo sus emisiones de manera más agresiva están experimentando sus peores impactos y tienen la menor capacidad para adaptarse a ellos.

El estudio enfatiza que nos encontramos en una bifurcación crítica en el camino y que elegir un camino más sostenible que priorice la mitigación climática generará claros beneficios para la vida marina y las personas.

En un escenario de bajas emisiones, se espera que las temperaturas medias del océano suban entre uno y dos grados centígrados para 2100, según el límite de calentamiento global de dos grados centígrados del Acuerdo de París.

Bajo este futuro, los investigadores encontraron un reducido riesgo climático para prácticamente toda la vida marina (98,2%). El riesgo desproporcionado para la estructura del ecosistema, la biodiversidad, la pesca y las naciones de bajos ingresos se reduce o elimina en gran medida.

Evitar los riesgos climáticos nocivos

corales en la isla de Komodo

Imagen: La isla de Komodo en Indonesia, rica en biodiversidad, es un punto crítico de riesgo climático. Daniel G. Boyce

Nuestros enfoques de la gestión pesquera, la planificación de áreas protegidas y la conservación de la biodiversidad se originaron en un mundo con un clima relativamente estable. Pero el cambio climático está reescribiendo las reglas y amenaza con socavar la eficacia de estos enfoques tradicionales.

Reducir las emisiones es el enfoque más directo para reducir los riesgos climáticos. Sin embargo, incluso con una fuerte mitigación, el estudio sugiere que el cambio climático seguirá afectando la vida marina.

"Además de reducir las emisiones, es imperativo que simultáneamente encontremos formas de adaptarnos a un clima más cálido para proteger nuestros océanos. Debemos incorporar nuevos métodos y estrategias de adaptación, desarrollar capacidades en partes del mundo con escasos recursos y sopesar cuidadosamente los pros y los contras de las medidas de adaptación", dice Boyce.

El estudio proporciona una nueva herramienta y un índice para ayudar a informar a los tomadores de decisiones al navegar por estos complejos temas. Puede ayudar a desarrollar estrategias para administrar y conservar la vida marina bajo el cambio climático, monitorear el riesgo climático cambiante y medir el progreso hacia la reducción del riesgo.

Si bien el estudio pinta un futuro potencialmente sombrío bajo altas emisiones, también destaca cómo nuestros océanos y vida marina podrían beneficiarse de la mitigación y adaptación al cambio climático y enfatiza la urgencia con la que debemos trabajar para lograr este objetivo.

El estudio ha sido publicado en Nature Climate Change: A climate risk index for marine life

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: