El blanqueamiento no sólo afecta a los corales

almeja gigante
En respuesta al estrés, las almejas gigantes pueden perder las zooxantelas simbióticas que viven en sus mantos carnosos. Foto de Rasmus Loeth Petersen

Las almejas gigantes sufren problemas similares con el agua caliente

El blanqueamiento ocurre cuando una criatura marina estresada, más comúnmente un coral, expulsa sus algas simbióticas y se vuelve de un blanco fantasmal, a menudo en respuesta al calentamiento del mar. Pero el blanqueamiento afecta más que solo a los corales.

Las almejas gigantes, enormes moluscos que pueden crecer más de 1,2 metros de diámetro y pesar hasta 225 kilogramos, también pueden blanquearse. Y, en recientes investigaciones, los científicos han aprendido más sobre cómo afecta el blanqueamiento a estos gigantes sésiles, afectando todo, desde su nutrición hasta su reproducción.

Las almejas gigantes viven en los arrecifes de coral y son los bivalvos más grandes de la Tierra. Al igual que los corales, las almejas gigantes se blanquean cuando están estresadas, a menudo como respuesta al agua demasiado caliente. Al igual que con un coral, una almeja gigante blanqueada expulsa las algas, llamadas zooxantelas, que viven en su interior.

Estas algas habitan en el tejido blando del manto de la almeja y proporcionan energía al animal a través de la fotosíntesis, dejando una almeja blanqueada con menos energía y nutrientes. En el peor de los casos, el blanqueo puede matar a las almejas gigantes debido a la deficiencia de alimentos.

Los científicos han estado estudiando el blanqueamiento en almejas gigantes durante décadas. En 1997 y 1998, durante un breve período en el que hubo una extensa decoloración de los corales en todo el mundo, con corales que sucumbieron en al menos 32 países dispares [PDF], se observaron almejas gigantes blanqueadas desde la Gran Barrera de Coral de Australia hasta la Polinesia Francesa después que aumentara significativamente la temperatura del agua en el Pacífico Sur. En 2010, temperaturas similares en el agua frente a la isla Ko Man Nai de Tailandia también provocaron decenas de muertes.

almeja gigante blanqueadaImagen derecha: almeja blanqueada 100%, cuyos pigmentos naturales de color azul han sido enmascarados.

De las 12 especies de almejas gigantes, algunas son más resistentes al estrés por calor que otras. Pero como están descubriendo los científicos, incluso cuando una almeja gigante sobrevive al blanqueamiento, otras funciones fisiológicas aún pueden verse gravemente afectadas.

Un estudio reciente en Filipinas de almejas silvestres, por ejemplo, encontró que el blanqueamiento puede dificultar su reproducción. El blanqueamiento reduce la cantidad de huevos que producen las almejas gigantes, y cuanto más grave es el blanqueamiento, menos huevos producen.

Reproducirse "requiere mucha energía. Entonces, en lugar de usar esa energía para la reproducción, solo la usan para su supervivencia", dice Sherry Lyn Sayco, autora principal del estudio y estudiante de posgrado en la Universidad de Ryukyus en Japón.

Mei Lin Neo, ecóloga marina y experta en almejas gigantes de la Universidad Nacional de Singapur que no participó en el estudio, dice que el trabajo contribuye a la historia de cómo el cambio climático puede tener "repercusiones en la longevidad de las especies".

En general, dice, sabemos mucho más sobre cómo afecta el cambio climático a los corales que a las especies marinas con fisiologías similares. "Al comprender cómo responden al cambio climático otras especies simbióticas, cada especie se convierte en un indicador único de cómo está funcionando el ecosistema de arrecife en general".

Resulta que las almejas gigantes blanqueadas suelen ser mejores que los corales para hacer frente a la decoloración. Cerca de la isla de Ko Man Nai, el 40 por ciento de las almejas blanqueadas cambiaron de color después de unos meses cuando las zooxantelas se repoblaron en sus tejidos cuando bajaron nuevamente las temperaturas. Después del evento de blanqueamiento de 1997-1998, se recuperaron más del 95 por ciento de las 6.300 almejas blanqueadas cerca de la isla Orpheus de Australia.

Las almejas gigantes también parecen estar dispuestas a reabastecerse. En Filipinas, donde la especie más grande, Tridacna gigas, se extinguió localmente en la década de 1980, la repoblación la ha traído de vuelta.

"Las almejas no son un organismo cualquiera", dice Sayco. "No es que solo los estemos conservando para que estén allí", agrega, "tienen muchos beneficios y servicios ecosistémicos, como [impulsar] la pesca [y] el turismo".

La investigación ha sido publicada en Marine Ecology Progress Series: Bleaching reduces reproduction in the giant clam Tridacna gigas

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email:

Especies marinas

Medio ambiente

Ciencia y tecnología

Turismo