updated 1:06 AM CET, Dec 11, 2016

Una corriente de agua del Atlántico Norte calienta el Ártico peligrosamente

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

hielo flotando en el mar

El aumento de la temperatura es significativamente diferente del clima en los últimos 2.000 años

Si las temperaturas aumentasen aún más causarían un efecto dramático en la fusión del hielo marino

Las temperaturas del agua del océano del Atlántico Norte, que fluye hacia el norte al Océano ártico junto a Groenlandia, son las más calientes en al menos 2.000 años, probablemente relacionadas con la amplificación del calentamiento global en el ártico, dice un nuevo estudio internacional en el que participó la University of Colorado Boulder.

Dr. Robert Spielhagen Dirigido por Robert Spielhagen de la Academia de Ciencias, Humanidades y Literatura de Mainz, Alemania, el estudio mostró que el agua del estrecho de Fram, que corre entre Groenlandia y Svalbard -- un archipiélago que constituye la parte más septentrional de Noruega -- se ha calentado unos 3,5 grados Fahrenheit en el siglo pasado. Hoy en día, las temperaturas del agua del Estrecho de Fram son alrededor de 2,5 grados más elevadas que durante el Período Cálido Medieval, que calientó el Atlántico Norte desde aproximadamente el año 900 al 1300 y afectó el clima del norte de Europa y el norte de América del Norte.

El equipo cree que el rápido calentamiento del ártico y la reciente disminución en la extensión del hielo marino del ártico están vinculados a la transferencia de calor mejorada desde el Océano Atlántico Norte, dijo Spielhagen. Según el CU-Boulder's National Snow and Ice Data Center, la pérdida total de la extensión de hielo marino del ártico desde 1979 hasta 2009 fue un área más grande que el estado de Alaska, y algunos científicos creen que el ártico se convertirá en libre de hielo durante los veranos dentro de las próximas décadas.

mapa del mar de Groenlandia y el Océano ártico

"Este calentamiento de las aguas del Atlántico en el estrecho de Fram es significativamente diferente de todas las variaciones del clima en los últimos 2.000 años", dijo Spielhagen, también del Instituto Leibniz de Ciencias Marinas en Keil, Alemania.

Según el coautor del estudio Thomas Marchitto, miembro del CU-Boulder's Institute of Arctic and Alpine Research, las nuevas observaciones son cruciales para poner la tendencia actual al calentamiento del Atlántico Norte en el contexto adecuado.

"Sabemos que el ártico es la región más sensible en la Tierra cuando se trata de calentamiento, pero ha habido algunas dudas sobre la forma inusual en el actual calentamiento del ártico si se compara con la variabilidad natural de los últimos mil años", dijo Marchitto, también profesor asociado en ciencias geológicas departamento de CU-Boulder. "Encontramos que las temperturas modernas del agua en el estrecho de Fram están muy alejadas de los límites normales".

buque oceanográfico Maria S Merian
Buque oceanográfico Maria S Merian que particó en el estudio, al noroeste de las islas Svalbard


Un documento sobre el estudio ha sido publicado en el número del 28 de enero de Science. El estudio fue apoyado por la Fundación Alemana de Investigación, la Academia de Ciencias, Humanidades y Literatura de Mainz, Alemania, y el Consejo Noruego de Investigación.

Otros co-autores del estudio incluyen a Kirstin Werner y Evguenia Kandiano del Instituto Leibniz de Ciencias del Mar, Sorensen Steffen, Zamelczyk Katarzyna, Husum Katrine y Morten Hald, de la Universidad de Tromso en Noruega y Budeus Gereon del Instituto Alfred Wegener de Investigación Polar y Marina en Bremerhaven, Alemania.

foraminífero pachyderma ártico
Datos meteorológicos y oceanográficos conocidos para el Estrecho de Fram se remontan a 150 años, además el equipo ha perforado núcleos de sedimentos oceánicos que datan de 2,000 años para determinar la temperatura pasada del agua. Los investigadores utilizaron microscópicos organismos protozoarios sin concha llamados foraminíferos -- que prefieren temperaturas específicas del agua a profundidades de unos 150 a 650 pies -- como pequeños termómetros.

Además, el equipo utilizó un segundo método, independiente, que incluyó el análisis de la composición química de las conchas de foraminíferos para reconstruir las temperaturas de agua del pasado en el estrecho de Fram, dijo Marchitto.

La rama del Estrecho de Fram, de la Corriente del Atlántico Norte, es el principal agente de transmisión de calor oceánico hacia el Océano ártico. En la parte oriental las aguas del Estrecho, relativamente cálido y salado, entran en el ártico. Alimentada por la Corriente del Golfo, la Corriente del Atlántico Norte ofrece condiciones libres de hielo junto a Svalbard, incluso en invierno, dijo Marchitto.

"El agua de mar fría es fundamental para la formación de hielo marino, el cual ayuda a enfriar el planeta al reflejar la luz solar de vuelta al espacio (efecto albedo-hielo)", dijo Marchitto. "El hielo marino del ártico también permite que las temperaturas del aire se enfríen, formando una capa aislante sobre el océano. Aguas más cálidas podrían llevar a una pérdida importante del hielo marino y cambios drásticos para el ártico".


Corrientes oceánicas


La tasa de disminución del hielo marino del ártico se está acelerando debido a la retroalimentación positiva entre el hielo, el océano ártico y la atmósfera, dijo Marchitto. En el ártico las temperaturas aumentan, disminuye la capa de hielo de verano, más calor solar es absorbido por el océano y adicionalmente el hielo se derrite. Aguas más calientes pueden retrasar la congelación en el otoño, lo que hace una capa de hielo más delgada en invierno y primavera, haciendo que el hielo marino sea más vulnerable al derretimiento en el verano siguiente.

deshielo en Océano ártico

Las temperaturas del aire en Groenlandia han subido unos 7 grados F en las últimas décadas, y se cree que se debe principalmente a un aumento de los gases de efecto invernadero de la Tierra, según los científicos de CU-Boulder.

"Debemos asumir que la disminución acelerada de la capa de hielo del mar ártico y el calentamiento del océano y la atmósfera del ártico se mide en décadas recientes, en parte, relacionada con una mayor transferencia de calor desde el Atlántico", dijo Spielhagen.

La historia anterior se reproduce (con adaptaciones personales) de los materiales proporcionados por: University of Colorado at Boulder y Science Daily

Crédito de las extraordinarias imágenes en alta resolución: IFM-GEOMAR