updated 3:47 PM CET, Dec 7, 2016

Posible tratamiento para combatir la acidificación de los océanos

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

gráfico de la acidificación de los océanos

Aceleración de los procesos de la madre naturaleza en beneficio de la vida marina

Neutralizar el dióxido de carbono convirtiéndolo en bicarbonato de calcio, que luego se libera en el océano

Greg Rau El uso de agua de mar y de calcio para eliminar el dióxido de carbono (CO2) en la corriente de combustión de una planta eléctrica de gas natural, y luego bombear los derivados como el bicarbonato de calcio en el mar, podría ser beneficioso para la vida de los océanos marinos.

Greg Rau, un científico senior del Instituto de Ciencias Marinas de la Universidad de California Santa Cruz y que también trabaja en el Programa de Gestión de Carbono en el Lawrence Livermore National Laboratory, realizó en el laboratorio una serie de experimentos a escala para saber si introduciendo al agua de mar gases de minerales de carbonato se eliminaría el suficiente CO2 para ser eficaz, y si la sustancia resultante - bicarbonato de calcio disuelto - podría ser almacenado en el océano en el que también podría beneficiar a la vida marina.

Además de los efectos del calentamiento global, cuando el dióxido de carbono es liberado a la atmósfera, una fracción significativa es pasivamente asumida por el océano en una forma que hace que el mar sea más ácido. Esta acidificación se ha demostrado que es perjudicial para la vida marina, especialmente los corales y los crustáceos.

En sus experimentos, Rau encontró que la depuración elimina hasta un 97 por ciento de CO2 en una corriente simulada de combustión de gas, con una gran parte del carbono en última instancia convertido en bicarbonato de calcio disuelto.

En escala, el proceso imita la combustión de gases de hidrato de dióxido de carbono de centrales eléctricas con agua para producir una solución de ácido carbónico. Esta solución reacciona con piedra caliza, neutralizando el dióxido de carbono y convirtiéndolo en bicarbonato de calcio, que luego se libera en el océano. Si bien este proceso ocurre de forma natural (desgaste de carbonato), es mucho menos eficiente y tiene un ritmo demasiado lento para ser eficaz.

ciclo del carbono antropogénico

"El experimento, en efecto imita y acelera el proceso propio de la naturaleza", dijo Rau. "Dándole el tiempo suficiente, la  erosión natural de minerales de carbonatos (piedra caliza) consume más CO2 antropogénico. ¿Por qué no acelerar esto cuando es rentable hacerlo?"

Si el dióxido de carbono reacciona con la piedra caliza triturada y el agua de mar, y la solución resultante fuese lanzada al mar, esto no sólo secuestraría el carbono de la atmósfera, sino que también añadiría alcalinidad al océano que ayudaría a amortiguar y compensar los efectos en curso de la acidificación del mar. De nuevo, esto acelera el consumo natural de CO2 y el proceso de erosión ofrecido por la meteorización del carbonato.

fondo de mar con corales La investigación anterior ha demostrado que la acidificación de los océanos puede causar que retarde el crecimiento de los componentes del exoesqueleto, la reproducción, reducción de actividad e incluso matar la vida marina, tales como los arrecifes de coral.

"Este enfoque no sólo mitiga el CO2, sino también, potencialmente, trata los efectos de la acidificación de los océanos", dijo Rau. Se necesita una "investigación adicional a escalas más grandes y en ambientes más realistas para demostrar este doble beneficio".


Enlaces recomendados:
INSTITUTE OF MARINE SCIENCES, University of California, Santa Cruz
Lawrence Livermore National Laboratory
PMEL Carbon Program