updated 6:04 PM CET, Dec 6, 2016

Temen alarmante aumento de enfermedades en mariscos y personas por el cambio climático

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

cambio climático y mariscos

El cambio climático podría prolongar los brotes de algas tóxicas para el año 2040 o antes.

Nuevos estudios demuestran los posibles aumentos en las toxinas y los microbios nocivos para la salud humana transmitidos por el mar.

criadero intermareal de ostras en EEUU Un grupo de científicos dieron a conocer, hoy sábado 19 de febrero de 2011 en la reunión anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS), nuevas investigaciones y modelos que demuestran cómo el cambio climático podría aumentar la exposición y el riesgo de enfermedades en los seres humanos procedentes del mar y los ecosistemas costeros, con algunos estudios de proyección de los impactos que se sentirán dentro de 30 años.

"En 2010, el año más húmedo y más cálido en el registro y el tercero en temperaturas superficiales del mar, la NOAA y sus socios trabajaron para descubrir cómo el cambio climático puede afectar a nuestra salud y nuestra prosperidad", dijo Jane Lubchenco, Ph.D., subsecretaria de comercio para los océanos y la atmósfera y administradora de la NOAA. "Estos estudios y otros similares equiparán mejor a los funcionarios con la información necesaria y las herramientas que necesitan para prepararse y prevenir los riesgos asociados con el cambio de los océanos y las costas".


En varios estudios financiados por la NOAA’s Oceans and Human Health Initiative, los resultados arrojan luz sobre cómo las interacciones complejas y las alteraciones del cambio climático en el mar, la tierra y el cielo, hacen que los ambientes marinos y de agua dulce sean más susceptibles a las floraciones de algas tóxicas y la proliferación de microbios y bacterias dañinas.

El cambio climático podría prolongar los brotes de algas tóxicas para el año 2040 o antes

marea roja de algas Usando tecnologías de vanguardia para el futuro modelo de océano y los patrones climáticos, Stephanie Moore, Ph.D., del NOAA’s West Coast Center for Oceans and Human Health  y sus socios en la Universidad de Washington, prevén temporadas más largas de floración de brotes de algas nocivas.

El equipo analizó las floraciones de Alexandrium catenella, más conocida como "marea roja", que produce saxitoxina, un veneno que puede acumularse en los mariscos. Si se consume por los seres humanos, puede causar síntomas gastrointestinales y neurológicos incluyendo vómitos y parálisis muscular e incluso la muerte en casos extremos.

Este aumento de las estaciones de floraciones de algas nocivas podría traducirse en más días cerrados de las pesquerías de crustáceos, amenazando la vitalidad de la industria de los mariscos.

"Los cambios en la temporada de floración de algas nocivas parece ser inminente y esperamos un aumento significativo en Puget Sound (Estado de Washington) y entornos similares en situación de riesgo dentro de los siguientes 30 años, posiblemente en la próxima década", dijo Moore. "Nuestras proyecciones indican que a finales del siglo XXI, las floraciones pueden comenzar hasta dos meses antes en el año y persistir durante un mes más tarde en comparación con el período actual de julio a octubre".

La variabilidad natural del clima también juega un papel importante en la duración de la temporada de floración de un año a otro. Así, en un solo año, el cambio de temporada de floración podría ser más o menos grave que implica la tendencia al calentamiento a largo plazo del cambio climático.
recojedores de ostras en el estado de Washington
Moore y el equipo de investigación indican que el tiempo de espera prolongado que ofrecen estas proyecciones permitirá a los gestores poner en marcha medidas de mitigación y afinar sus objetivos para el seguimiento de forma más rápida y eficaz, para abrir y cerrar bancos de mariscos en lugar de emitir un cierre general para una franja más grande de la costa o ser sorprendidos por una floración inesperada. El mismo modelo se puede aplicar a otras áreas costeras de todo el mundo cada vez más afectadas por floraciones de algas nocivas y mejorar la protección de la salud humana contra los brotes tóxicos.


El aumento del polvo atmosférico por la desertificación mundial podría conducir a aumentos de bacterias dañinas en los océanos, Mariscos

 

aerosoles en polvo en la atmoófera


Investigadores de la Universidad de Georgia, el sitio NOAA Oceans and Human Health Initiative Consortium for Graduate Training, ha observado cómo la desertificación mundial -- y el consiguiente aumento  del polvo atmosférico basado en algunos escenarios de cambio climático -- podría impulsar la presencia de bacterias dañinas en el mar y los peces.

crecimiento de Vibrio cholerae al añadir polvo del desierto La deposición de polvo del desierto de la atmósfera es considerado uno de los principales contribuyentes de hierro en el océano, se ha incrementado en los últimos 30 años y se espera que crezca sobre la base de las tendencias de precipitación en el oeste de África. El hierro es limitado en los ambientes marinos y es esencial para la mayoría de las formas de vida. En un estudio realizado en colaboración con el Servicio Geológico de EE.UU., Erin Lipp, Ph.D. y el estudiante graduado Jason Westrich, han demostrado que la adición exclusiva de polvo del desierto y sus asociados de hierro en el agua salada estimulan significativamente el crecimiento y la persistencia de Vibrios, un grupo de bacterias del océano que existen en todo el mundo y que pueden causar gastroenteritis y enfermedades infecciosas en los seres humanos.

"Pasadas 24 horas de haberse mezclado polvo del desierto de Marruecos con muestras de agua de mar, vimos un crecimiento de Vibrios de 10-1000 veces (comparación en la imagen de arriba a la izquierda), incluyendo una cepa que podría causar irritación en ojos, oídos e infecciones en heridas abiertas, y otra cepa que puede causar cólera", dijo Lipp. "Nuestra próxima ronda de experimentos examinará la respuesta de las cepas asociadas con las infecciones relacionadas con pescados y mariscos".

enfermedades por el cambio climático Desde 1996 los casos de Vibrio han subido un 85 por ciento en los Estados Unidos sobre la base de informes preliminares de enfermedades causadas por maricos. Es posible que este aporte adicional de hierro, junto con el aumento de las temperaturas de la superficie del mar, afectarán a estas poblaciones de bacterias y puede ayudar a explicar los futuros incrementos en las enfermedades humanas por la exposición a los mariscos y al agua de mar contaminados.

"Comprender el cambio climático a nivel local y lo que significa para los administradores de las playas o los responsables de la calidad y la seguridad del agua es nuestra lucha", dijo Juli Trtanj, director de  NOAA’s Oceans and Human Health Initiative y co-autor del informe "A Human Health Perspective on Climate Change" (PDF 2,42MB). "Estos nuevos estudios y modelos permiten a los administradores enfrentarse y prepararse mejor para los cambios reales y previstos en sus ciudades, y mantener sanos a sus ciudadanos, sus mariscos y su economía".

Enlace recomendado: NOAA’s Oceans and Human Health Initiative