updated 3:21 PM CET, Dec 9, 2016

Un bivalvo gigante en las Islas Columbretes ayuda a estudiar el cambio climático

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Nacra o Pinna nobilis

En la concha de la nacra o Pinna nobilis quedan registrados los parámetros ambientales

El gran tamaño de la concha de la nacra facilita estudios de paleoclimatología a escala mensual

Islas Columbretes La nacra o Pinna nobilis es una especie endémica del mar Mediterráneo incluida en el catálogo nacional de especies amenazadas. Su concha puede superar el metro de longitud, lo que la convierte en el mayor bivalvo del Mediterráneo y uno de los más grandes del mundo. Esta característica ha hecho que los científicos se interesen en ella para el estudio del cambio climático, ya que los parámetros ambientales quedan registrados en las conchas de los bivalvos en forma de proporciones de isotopos estables o marcas de crecimiento. El gran tamaño de la concha de P. nobilis facilita el desarrollo de estudios de paleoclimatología a escala mensual.

Se han tomado diversas medidas para la protección de P. nobilis, como el desarrollo de censos, catálogos de distribución y la creación de áreas protegidas. La Reserva Marina de las Islas Columbretes, gestionada por la Secretaría General del Mar del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, es una de las zonas donde se están monitorizando las poblaciones de esta especie.

Nacra (Pinna nobilis) Estos estudios han sido posibles gracias a la colaboración que se viene realizando desde el año 2005 entre el coordinador científico de la reserva, los responsables de la misma y el Dr. José Rafael García March. Los estudios realizados hasta el momento se han centrado en la exploración de los fondos de las Islas en busca de poblaciones de la especie y en el marcado y cartografiado de ejemplares dentro de algunas de estas poblaciones para el estudio de crecimiento, mortalidad y reclutamiento. Paralelamente, desde 2003 el coordinador científico y biólogo de la reserva ha desarrollado campañas de reclutamiento de nacras con colectores y de repoblación de las semillas obtenidas mediante este método, así como de toma de datos oceanográficos a distintas profundidades.

La fluidez de las colaboraciones establecidas y las campañas de investigación realizadas previamente en las islas convierten a la Reserva Marina en un marco excepcional para el desarrollo de estudios de esclerocronología y geoquímica de la concha de P. nobilis. Por ello, las Islas Columbretes fueron incluidas como una de las estaciones dentro de un estudio de paleoclimatología y modelización de los registros de la concha de esta especie en distintos ambientes.

Para los estudios realizados en las Islas Columbretes se han aprovechado las conchas de animales muertos que fueron marcados y medidos con anterioridad durante los trabajos de cartografiado y de los que se conoce la fecha aproximada de muerte. Tres ejemplares se hallaron muertos en la primavera de 2009 y un cuarto individuo se halló muerto en verano de 2010. Dos de los ejemplares pertenecían a la población de la Ferrera, y vivían a 30 m de profundidad, mientras que los otros dos pertenecían a la población del Mancolibre en l'Illa Grossa, y vivían a 16 m de profundidad.


La distribución de estos individuos los hacía candidatos excepcionales para estudiar la respuesta de los registros de la concha a distintas condiciones oceanográficas, puesto que la población de la Ferrera está la mayoría del tiempo por debajo del límite superior de la termoclina estival, y soporta condiciones climatológicas marcadamente distintas a las del Mancolibre a 16 m de profundidad. La proximidad de las poblaciones, sin embargo, permite acotar la mayoría de las incertidumbres asociadas a condiciones ecológicas locales.

Nacra (Pinna nobilis) en una pradera de posidonia El estudio de los registros de las cuatro conchas ha demostrado que existen diferencias importantes en los valores de isótopos estables de oxígeno y en las temperaturas registradas en los individuos de cada población. Los resultados, aceptados para su publicación en la prestigiosa revista "Journal of Geophysical Research Biogeosciences", muestran como los ejemplares de la Ferrera registran valores de isótopos estables de oxígeno más positivos que los ejemplares del Mancolibre, así como una temperatura máxima de calcificación menor y menor amplitud en el rango de temperaturas.

Estos resultados reflejan la presencia de aguas más salinas, menor temperatura máxima y menor rango de temperaturas a 30 m frente a 16 m de profundidad en las Islas Columbretes. Además, hemos observado como eventos climatológicos extremos (por ejemplo el invierno de 2005, uno de los más secos y fríos en los 30 años anteriores) quedan también registrados en los valores de isótopos estables de oxígeno. Estos resultados son muy esperanzadores y permiten avanzar en el desarrollo de nuevas herramientas para el estudio del cambio climático y la paleoclimatología en latitudes medias. La Reserva Marina de las Islas Columbretes y la especie P. nobilis han cumplido con las expectativas que teníamos cuando comenzamos la investigación.

El siguiente paso dentro de este proyecto será utilizar dos animales criados en la reserva a partir de las larvas de P. nobilis recogidas en colectores, así como muestras de agua y temperatura tomadas simultáneamente, para completar calibraciones y establecer de forma precisa la contribución de salinidad, temperatura y oxígeno del agua en las variaciones de los valores de isótopos estables de la concha de P. nobilis dentro de cada población. Con esta información será posible realizar reconstrucciones climáticas precisas de las condiciones oceanográficas existentes en las aguas superficiales de las Islas Columbretes durante las últimas décadas.

Más sobre la nacra o Pinna nobilis

La nacra (Pinna nobilis) es una especie de molusco bivalvo del familia Pinnidae endémico del mar Mediterráneo. Puede alcanzar un metro de longitud y vivir hasta los 20 años. Su inserción en el lecho marino es vertical, suele habitar en los prados de posidonia y suele tener un color oscuro.

Posee un penacho piloso denominado biso con el cual se pueden confeccionar tejidos similares a la seda ("seda de mar").

Especie amenazada en la actualidad, anteriormente existía una gran cantidad de estos individuos, ahora amenazados por la pesca, la contaminación, la desaparición de las praderas de posidonia y los daños producidos por el arrastre de anclas.

Fuente: Red Iberoamericana de Reservas marinas

Enlaces recomendados sobre la Reserva Marina de las Islas Columbretes | Galería fotos islas Columbretes