updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Se abre en el Ártico una nueva ruta para los barcos libre de hielo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

variación de hielo marino en el Ártico junio-agosto 2011

La tasa de pérdida global de hielo flotante se ha acelerado

Un camino más directo en el Paso del Noroeste parece también ser navegable

Las mediciones satelitales muestran que estamos liderando un año de capa de hielo por debajo del promedio en el Ártico. Como el hielo marino se derrite durante los meses de verano, dos grandes rutas marítimas se han abierto en el Océano Ártico. En 2008 los satélites vieron que el Paso del Noroeste y la Ruta del Mar del Norte se abrían por primera vez al mismo tiempo desde que comenzaron las mediciones vía satélite en la década de 1970 - y ahora ha vuelto a suceder.

[Pinchar en la imagen de arriba para ver una animación de la variación de hielo marino de 1 de junio a 24 de agosto de 2011. Se abrirá una nueva pestaña.]

nueva ruta marítima en el Ártico al sur del Paso del Noroeste
Mientras que la Ruta del Mar del Norte por encima de Rusia (también conocida como el Paso del Noreste) se ha abierto al tráfico marítimo desde mediados de agosto, datos recientes de satélite muestran ahora que un camino más directo en el Paso del Noroeste parece también ser navegable.

Situado en el archipiélago ártico canadiense, el Paso del Noroeste puede ser un atajo para el transporte entre Europa y Asia, pero con la apertura de esta ruta del mar viene la posibilidad de reclamaciones de soberanía y la migración de especies marinas a través del Océano Ártico.

En 2007, el hielo marino del Ártico alcanzó un mínimo histórico desde que comenzaron las mediciones por satélite hace casi 30 años. Ese mismo año, el Paso del Noroeste históricamente infranqueable se abrió por primera vez.


[Pinchando en la imagen de la izquierda se abrirá una nueva pestaña con el mapa en alta definición]

Un clima inusual contribuyó a que 2007 registrase la mayor pérdida de hielo en la historia: los cielos se abrieron sobre el centro del océano Ártico y los patrones de viento empujaron el aire caliente en la región, promoviendo una fusión sólida.

Los patrones del clima han sido diferentes este año, pero la pronta apertura de los pasajes indican que podríamos estar a punto de llegar un nuevo récord en la cubierta de hielo.

archipiálago Severnaya Zemlya al que atraviesa la nueva ruta marítima

"La extensión mínima del hielo sigue estando a tres a cuatro semanas de distancia y depende mucho de las condiciones meteorológicas en el Ártico durante esas semanas", dice Leif Toudal Pedersen, un científico del Instituto Meteorológico Danés.

"Si este año se llega a un mínimo absoluto o no, volverá a confirmarse que estamos en un nuevo régimen con mucho menos hielo de verano que antes.

"Los últimos cinco veranos son los cinco veranos con menor extensión de hielo en los registros".

Cada año, el Océano Ártico experimenta la formación y fusión de grandes cantidades de hielo flotante, pero la tasa de pérdida global se ha acelerado.

Durante los últimos 30 años, los satélites de observación del Ártico han sido testigos de una reducción en la extensión mínima del hielo al final del verano, de alrededor de 8 millones de kilómetros cuadrados en la década de 1980 al mínimo histórico de menos de 4,24 millones kilómetros cuadrados en 2007.

mosaico animado de la variación del hielo marino en el Ártico

[Pinchar en la imagen de la izquierda para ver en nueva pestaña animación de mosáico fotográfico de la variación del hielo marino en el Ártico. GIF de 19,337Mb]

Antes de la llegada de los satélites, eran difíciles las mediciones de la variación del hielo marino: el Ártico es al mismo tiempo inaccesible y propenso a largos periodos de mal tiempo y oscuridad prolongada.

Los radares de la observación de la Tierra como el Envisat de la ESA están especialmente adaptados para el seguimiento de regiones polares porque puede captar imágenes a través de las nubes y la oscuridad.

En las próximas semanas, la ESA seguirá de cerca la situación en el Ártico con el Envisat, CryoSat y el satélites SMOS.

Créditoss: ESA, Technical University of Denmark | Animación de cabecera basada en datos de el US National Ice Center