updated 3:47 PM CET, Dec 7, 2016

Los corales se recuperaron de antiguo aumento de temperatura del mar

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
hidrocoral profundo

Un nuevo estudio ofrece dos noticias para los ecosistemas de coral, una preocupante y otra esperanzadora

Los arrecifes dejaron de crecer durante un período que coincidió con el inicio de cambios dramáticos en El Niño-Oscilación del Sur

Los arrecifes de coral colapsaron frente a las costas de Panamá hace unos 2.500 años, durante una época de cambios intensos en las temperaturas oceánicas, según encuentra un nuevo estudio. Pero los corales regresaron cuando las condiciones volvieron a la normalidad y han prosperado desde entonces durante más de un milenio.

Primero las malas noticias: Fenómenos especialmente fuertes y frecuentes de El Niño y La Niña que causaron en tiempos antiguos el colapso a largo plazo de los corales del Pacífico, se prevé que en las próximas décadas se vuelven más comunes con el cambio climático. Eso podría significar que los corales, que ya se enfrentan a numerosas amenazas, puedan ser impotentes frente al calentamiento global

La buena noticia es que los corales fueron capaces de recuperarse después de muchos cientos de años de colapso. Eso sugiere que los ecosistemas vulnerables también podrían recuperarse en el futuro, siempre y cuando mejoren las condiciones climáticas.

coral parcialmente blanqueado"El mensaje real es que los corales tienen capacidad de recuperación para regenerarse", dijo Richard Aronson, un ecologista de arrecifes de coral y paleobiólogo en el Instituto de Tecnología de Florida en Melbourne. "Eso ocurrió hace 1.500 años después de 2.500 años de nada, por lo que podría ocurrir de nuevo".

"Pero la otra cara es que muchos arrecifes ya están dañados", agregó. "Para hacer que los arrecifes se recuperen tenemos que hacer frente a cosas como las emisiones de gases de efecto invernadero para mitigar y revertir el cambio climático. Y tenemos que responder a las amenazas locales, como la tala de los bosques, que llevan sedimentos y nutrientes al agua".

Durante un año de El Niño más cálido de lo normal desemboca más agua en el Pacífico oriental, y las aguas de las escorrentías transportan un mayor número de sedimentos. En conjunto, dijo Aronson, estas condiciones causan que los corales se ahoguen, esencialmente por sus zooxantelas, las algas simbióticas que viven dentro de los corales y que, con la fotosíntesis, alimentan a sus anfitriones. Cuando los corales pierden a sus coloridos residentes, se vuelven blancos y mueren a través de un proceso conocido como blanqueamiento.

En 1998, un intenso episodio de El Niño mató a más de un 16 por ciento de los corales de todo el mundo. Eso hizo que Aronson y sus colegas se preguntaran si había sucedido algo tan extremo a los corales en el pasado.

Para averiguarlo, perforaron con un largo tubo de 17 pies (5 metros) en 14 secciones de arrecifes muertos en el Pacífico tropical en la costa de Panamá. Lo que sacaron representa 6.000 años de historia en el arrecife, y fueron capaces de diferenciar capa por capa hasta la fecha usando una combinación de métodos.

pulpo en un arrecife de coralDurante los primeros dos mil años de historia de la columna, los esqueletos de coral se veían saludables y bien formados, mostrando que estaban creciendo rápidamente en la parte superior de cada uno hacia la superficie. Pero entonces los investigadores se encontraron con una capa de corales mal formados, lo que sugiere que en ese momento los arrecifes se estaban estancando en el fondo del mar.

La delgada capa era pequeña, pero los investigadores se sorprendieron al encontrar que representaba 2.500 años de historia. De 4.000 a 1.500 años atrás, informó el equipo en la revista Science, los corales se mantuvieron en un estado de colapso en el Pacífico oriental tropical. Ese período de ruina representa el 40 por ciento de toda la historia de los arrecifes.

Una mirada a los registros climáticos muestran que el colapso de coral coincidió con un momento extremo de El Niño-Oscilación del Sur, que describe el patrón de El Niño y los sistemas de La Niña en el Pacífico. Ambos estaban ocurriendo más a menudo y más intensamente que de costumbre. A medida que estos sistemas se calmaron, los corales empezaron a crecer de nuevo.

Incluso los escenarios más conservadores del cambio climático prevén en las próximas décadas un aumento de fenómenos extremos, como El Niño y La Niña, dijo Aronson. Y algunas predicciones están avisando de eventos de blanqueo cada dos años, lo que podría conducir rápidamente a otro colapso de los arrecifes de coral.

El nuevo estudio, junto con otros trabajos sobre la sorprendente capacidad de recuperación de los corales, ofrece alguna esperanza de que los arrecifes puedan ser capaces de adaptarse o rebrotar ante futuras amenazas, dijo Erik Cordes, un ecólogo marino de la Universidad de Temple en Filadelfia. Pero los corales no se recuperan sin ayuda de la gente.

"Puede que no seamos capaces de corregir lo que ya hemos hecho a la atmósfera y al clima de la Tierra", dijo Cordes. "Pero si tomamos medidas ahora para reducir nuestros efectos sobre el clima mundial en los próximos años, los corales pueden recuperarse".

"Es un doble mensaje", agregó. "Es la evidencia de que la esperanza no se pierde y que todavía hay tiempo para hacer cambios y para salvar a algunos de los arrecifes de coral del mundo".

Artículo científico: ENSO Drove 2500-Year Collapse of Eastern Pacific Coral Reefs

Crédito imágenes: William Djubin | Wolcott Henry | Robert Stone, NOAA Fisheries [Marine Photobank]