updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Devoradores de carbono en el Mar Negro

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
bloom de fitoplancton eb el Mar Negro

Los cocolitofóridos eliminan el carbono de la atmósfera y cuando mueren lo llevan con ellos al fondo del mar

Este brillante patrón de cian esparcido por la superficie del Mar Negro es una floración microscópica de fitoplancton. La multitud de algas unicelulares en esta imagen son con gran probabilidad cocolitofóridos, unos de los campeones de la Tierra en absorber carbono. Los cocolitóforos eliminan constantemente el dióxido de carbono de la atmósfera y poco a poco bajan al fondo del mar, una acción que ayuda a estabilizar el clima de la Tierra.

La imagen de este remolino de flor azul, fue capturada el 15 de julio de 2012, por el Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer (MODIS) a bordo del satélite Aqua de la NASA. Ten en cuenta que la imagen está girada, de manera que el norte está a la derecha. El científico del océano Norman Kuring del Goddard Space Flight Center de la NASA sugirió que la flor era probable Emiliania huxleyi, aunque es imposible saber la especie sin una toma de muestra directa del agua.

Los cocolitóforos utilizan carbono, calcio y oxígeno para producir pequeñas placas de carbonato de calcio (cocolitos). A menudo llamadas "piedras" por los investigadores, los cocolitos parecen tapacubos. Durante su vida útil, los cocolitofóridos eliminan el carbono de la atmósfera, "fijándolo" o integrándolo en lo que es efectivamente piedra caliza, y lo llevan con ellos al fondo del mar cuando mueren y se hunden, o cuando son consumidos (y eventualmente eliminados) por el zooplancton y los peces.

Estas micro-piedras se cree que aceleran la bomba biológica del océano, de acuerdo a William Balch, un científico de investigación sénior en el Laboratorio Bigelow de Ciencias del Mar y miembro del equipo científico de Suomi NPP. Sin este denso lastre de carbonato de calcio por el hundimiento de las partículas a lo más profundo, se reduciría en el océano menos dióxido de carbono. El resultado neto sería mayores concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono.

Pero, como señala Balch, la cantidad cada vez mayor de dióxido de carbono en el aire podría alterar esta bomba biológica. El exceso de dióxido de carbono está haciendo ácidos a los océanos, pudiendo cambiar las condiciones que promueven el crecimiento de los cocolitofóridas. "La acidificación del océano es de gran importancia para los cocolitofóridos", dijo Balch. "Estamos tratando de entender si la bomba biológica de los océanos sería más lenta por la inhibición de la calcificación de los cocolitofóridas. Si no pueden calcificarse, no pueden hacer sus placas de piedra caliza que absorben todo el carbono particulado que se hunde hacia el fondo marino".

Saber más:

¿Qué es el fitoplancton?
El ciclo del carbono

NASA Earth Observatory (2012, 19 de mayo) Bloomin' Black Sea

Imagen de la NASA cortesía de Norman Kuring, Ocean Color Web. Leyenda de Laura Betz, con la interpretación de imágenes de Norman Kuring.