updated 12:54 PM CEST, Oct 1, 2016

Peces gato gigantes se convierten en caníbales en ríos alemanes

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
pez gato gigante pescado en el río Neckar, Alemania

Se ha observado como el pez gigante atrapaba y devoraba pequeños cisnes en la superficie del agua

Los bagres (o peces gato) gigantes se están convirtiendo en un problema creciente en los ríos y lagos alemanes, con monstruosos ejemplares de 2,5 metros, que incluso dicen comen cisnes en lugares donde han vaciado todos los demás peces. Algunos incluso se están convirtiendo en caníbales.

pez gato giganteLos patos y cisnes, incluso en el río Isen en la Alta Baviera tienen que temer por sus vidas, informó el sábado el periódico Die Welt, porque están siendo atacados por el pez gigante. Los pescadores se han alarmado por el número y el tamaño - cada vez mayor - de los bagres, que no tienen depredadores naturales y crecen durante toda su vida, informó el diario.

Los investigadores descubrieron recientemente que los peces se sienten más cómodos con nosotros debido al calentamiento global. El agua está más caliente en nuestros ríos y también ha aumentado la oferta de alimentos para los prehistóricos depredadores, que en realidad devoran todo lo que se mueve. Además: Si el pez depredador alcanza un tamaño de unos 80 centímetros, no tienen enemigos naturales. Sólo otro pez gato gigante.

pez gato gigante atrapado en el río Neckar, Alemania"Estos peces no son realmente conocidos por comer los miembros de su propia especie, pero ahora también están haciendo esto", dijo al periódico Manfred Holzner, presidente de la asociación de pescadores local Altötting-Mühldorf. "La razón es que ahora otros peces simplemente se han convertido es escasos". Así pues, el equilibrio biológico está totalmente en peligro. "Es la situación que hay en algunos lugares como el Isen, el Rott y el Vils, por lo que hay que pensar en algo". Incluso se ha observado como el pez gigante atrapaba y devoraba pequeños cisnes en la superficie del agua.

Controlar su población es difícil, los propios peces son notoriamente difíciles de atrapar con caña debido a su peso y las redes están generalmente fuera de la ley en las aguas afectadas.