updated 3:21 PM CET, Dec 9, 2016

Cruzan por primera vez a vela el peligroso Paso del Noroeste

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
velero cruza por primera vez el Paso del Noroeste

Durante el viaje de tres meses la tripulación tuvo que soportar duras condiciones climáticas

Un grupo de eco-exploradores han viajado con éxito desde Groenlandia hasta Alaska, completando el cruce más al norte del Círculo Polar Ártico que haya sido nunca atravesado por un velero. Pero para el equipo canadiense que realizó la hazaña el viaje fue agridulce.

La planificación del viaje se inició hace varios años, cuando la tripulación comenzó a rastrear los cambios en hielo marino del Ártico. El líder de la expedición Nicolas Peissel dice que estaban "muy sorprendidos" por el grado en que el hielo marino retrocedía cada año. Así, el viaje fue planeado en parte para "poner de relieve la importancia del cambio climático".

ruta del velero de Groenlandia hasta Alaska

Nicolas PeisselDurante más de tres meses Peissel viajó con éxito desde Groenlandia hasta Alaska en un velero de fibra de vidrio de 31 pies junto con dos miembros de la tripulación (Edvin Buregren de Suecia y Morgan Peissel de Boston). Anteriormente el viaje se había completado sólo una vez, por un rompehielos ruso en 1991, siendo este el primer barco impulsado por el viento y sin refuerzos contra el hielo marino que ha terminado la difícil travesía. El viaje también marca el paso más septentrional del Paso del Noroeste completado con éxito por un barco de vela.

Peissel dijo que siempre hubo una posibilidad remota de si el equipo sería capaz de cruzar el inconsistente Paso del Noroeste, que se ha intentado sin éxito por algunos de los exploradores más famosos del mundo, incluyendo el propio Robert McClure, quien perdió su nave durante su intento en el 1800.

Peissel dijo que durante una parte de la ruta el hielo marino se alejó de la derrota elegida sólo por 48 horas, lo que a duras penas les permitió continuar su viaje.

hielo marino en el estrecho de McClure

Durante el viaje también tuvieron que soportar una gran cantidad de mal tiempo. En el Mar de Beaufort se enfrentaron a olas de hasta 30 pies de altura, con fuertes vientos y nieve. Él dice que "pasó dos meses entre tormentas" antes de acabar en su destino final en Alaska.

Aunque feliz por su logro, la misión de la tripulación era poner de relieve el cambio climático, han hecho un viaje agridulce. Se espera que aumente el desarrollo y el tráfico en el Océano Ártico a medida que el hielo marino retroceda aún más. Este año, el hielo marino del Ártico cayó a los niveles más bajos de su historia.