updated 11:21 AM CET, Dec 9, 2016

Contra la 'indigestión' del mar: anti ácido de ostra

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
arrecife de ostras en Chesapeake Bay

Las conchas de las ostras son como los anti ácidos de disolución lenta que tomamos nosotros

La "indigestión" que a escala mundial están sufriendo los océanos de la Tierra, y que corroe las conchas de algunos organismos, puede ser resuelta con la "medicina marina" de deliciosas ostras de Chesapeake Bay para luchar contra los devastadores efectos de la acidificación de los océanos.

El carbonato de calcio en las conchas de las ostras coincide con el ingrediente activo en los anti ácidos que toma la gente al sufrir indigestión o acidez estomacal. La investigación publicada en Ecology examinó cómo las poblaciones de ostras, y las conchas desechadas por los humanos que retornan a la bahía, sirven a un propósito similar en la Bahía de Chesapeake.

"Las conchas son como los antiácidos de disolución lenta en el vientre de la Bahía de Chesapeake", dijo en un comunicado de prensa el autor del estudio, Roger Mann, del Instituto de Ciencia Marina de Virginia. "A medida que el agua del océano se vuelve más ácida, las conchas de las ostras empiezan a disolverse en el agua, liberando lentamente el carbonato de calcio - una sal alcalina que amortigua contra la acidez. Un arrecife de ostras es una reserva de alcalinidad a punto de emerger".

montones de conchas de ostras Chesapeake bay a finales del siglo XIXLa acidificación de los océanos es una de las causas del calentamiento global. El aumento de las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera hacen que el océano esté absorbiendo más de este gas de efecto invernadero. El dióxido de carbono disuelto se convierte en ácido carbónico y los océanos se hacen más ácidos. El aumento de la acidez disuelve las estructuras duras de los arrecifes de coral y debilita las conchas de algunas especies. También puede tener graves consecuencias para los ciclos reproductivos de algunos animales.

Sin embargo, ahora, justo cuando más se necesitan los efectos anti acidez de las conchas de las ostras, los criaderos de ostras de Chesapeake Bay no pueden combatir la acidez tanto como en el pasado. La pesca intensiva y los brotes de unas enfermedades, conocidas como Dermo y MSX, han diezmado el número de ostras de Chesapeake, según la NOAA. La cosecha de ostras ha caído a menos del uno por ciento de los niveles de 1880. En las decádas de 1880 y 90, los pescadores cosechaban de la bahía hasta 120.000 kilos de ostras cada año.

criadero de ostras en un muelle de Chesapeake Bay

Una solución a la escasez de ostras son ahora unos flotadores atados a los muelles de muchos residentes de la Bahía de Chesapeake. Los propietarios de muelles crían ostras en bandejas flotantes que no sólo proporcionan alimentos, sino también filtran el agua de la bahía y proporcionan hábitat para otras especies.

El cultivo de ostras en Chesapeake Bay se inició en la década de 1990 y creció a más de 2.000 criaderos en 2010, informó el Southside Sentinel.

"La idea era similar a tener unas cuantas gallinas", dijo al Sentinel Southside el pionero en el cultivo de ostras, Peter Perina. "Pensé que los propietarios podrían obtener por algún ingreso extra. Todo lo que se necesitaba era un muelle y la adecuada salinidad del agua.

"Cuando vas a encontrar la comida y hacer tu vida con el agua, te conviertes automáticamente en un ambientalista", dijo Perina. "Si estás recogiendo algo del agua y lo comes, quieres que el agua sea el lugar más limpio cuanto puedas. Se produce una gran concienciación y, así, se empieza a ver que la ostra juega un importante papel en el gran esquema de las cosas".

Artículo científico: Ecosystem effects of shell aggregations and cycling in coastal waters: an example of Chesapeake Bay oyster reefs