updated 11:21 AM CET, Dec 9, 2016

La culpa del rápido calentamiento del Ártico es de la atmósfera

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

calentamiento el Ártico

La atmósfera del Ártico es mucho más ineficiente que los trópicos para deshacerse de la energía extra

El Ártico está liderando una carrera con pocos ganadores, calentándose dos veces más rápido que el resto de la Tierra. Por lo general se culpa a la subida de temperatura del Ártico a la pérdida de la nieve y el hielo, que reflejan la energía del sol.

Pero un nuevo estudio sugiere que la tapadera de aire frío en las capas del Ártico juega un papel más importante en el aumento del calentamiento polar del que lo hace el retroceso de su cubierta de hielo y nieve. Una capa de poca profundidad estanca el aire como una tapadera, concentrando el calor cerca de la superficie, informan los investigadores hoy (02 de febrero) en la revista Nature Geoscience.

"En el Ártico, al calentarse el clima, la mayor parte del calor adicional queda atrapado en una capa superficial de la atmósfera cerca de la tierra, no más allá de 1 o 2 kilómetros [0,6 a 1,2 millas]", dijo Felix Pithan, un científico del clima del Instituto Max Planck de Meteorología en Alemania, y autor principal del nuevo estudio.

canal por el derretimiento del hielo en el Ártico"Esto hace que la superficie del Ártico sea bastante ineficiente en deshacerse de la energía extra, y por lo tanto se calienta más que otras regiones que se están calentando en todo el planeta", dijo Pithan.

La atmósfera del Ártico parece un pastel de capas en comparación con las zonas tropicales. En estas regiones las tormentas llevan el calor hacia arriba a millas de la superficie, donde entonces se irradia hacia el espacio. Pero en el Ártico, el aire y el calor en la superficie rara vez se mezclan con el aire que se encuentra en la alta atmósfera, dijo Pithan.

"La atmósfera del Ártico es mucho más ineficiente que los trópicos para deshacerse de esa energía extra", dijo.

Este patrón también ayuda a explicar por qué la señal de calentamiento del Ártico es más fuerte en el invierno, dijo Pithan. Durante esa temporada, el aire del Ártico se mezcla menos que en el verano, debido a las bajas temperaturas y las capas de inversión - lugares donde aumenta la temperatura del aire con la altura, en lugar de al revés.

Los circuitos de retroalimentación

Pithan y el coautor Thorsten Mauritsen probaron el acodo aéreo y otros muchos efectos de retroalimentación del clima ártico utilizando sofisticados modelos informáticos del clima. A escala regional, los efectos de retroalimentación del clima pueden amplificar o amortiguar el calentamiento global causado por los gases de efecto invernadero.

En el Ártico, un familiar efecto de retroalimentación es el albedo del hielo marino, que mide qué tan bien refleja la superficie de la Tierra la luz del sol. El hielo cubierto de nieve refleja hasta un 85 por ciento de la luz solar. Pero el hielo marino del Ártico ha alcanzado mínimos casi récord desde 2002, es decir, el océano absorbe más luz y calor del sol que antes, por lo que se derrite más hielo.

El efecto de albedo del hielo fue el segundo factor que más contribuye al calentamiento del Ártico, según el estudio.

Artículo científico: Arctic amplification dominated by temperature feedbacks in contemporary climate models