updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

El calentamiento de los oceanos podría estar produciendo grandes emanaciones de metano

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

penacho de metano en el océano

El metano es un potente gas de efecto invernadero, 25 veces más potente que el CO2

Sabemos que el calentamiento de las temperaturas oceánicas representa una seria amenaza para los arrecifes de coral y las plataformas de hielo de la Antártida, pero ahora parece que por el aumento de temperaturas se están liberando grandes cantidades de metano en el océano.

El metano es un potente gas de efecto invernadero, 25 veces más potente que el dióxido de carbono pero, por suerte, ni de lejos tan abundante. Gases de efecto invernadero son gases que atrapan el calor del sol en la atmósfera de la Tierra, al igual que las trampas de vidrio se calientan en un invernadero. Aquí, en el nivel del mar, el metano es emitido como subproducto de cualquier número de industrias, de vertederos, la agricultura y los recursos de petróleo y gas.

Las fuentes industriales de metano son preocupantes, pero aún más preocupantes son las fuentes naturales de metano que han estado bloqueadas en las profundidades de los océanos y el hielo durante un periodo de tiempo muy largo. Cuando el metano interactúa con agua a temperaturas muy bajas se forma un sólido llamado hidrato de metano, una estructura de rejilla que atrapa el metano. Ahora, por lo menos algunas de estas prisiones congeladas parecen como que están empezando a derretirse.

situación de las plumas de metanoEn un estudio que pronto será publicado en la revista Geochemistry, Geophysics, Geosystems, investigadores encontraron que un extraño número de fugas de metano (un hecho bastante normal en el fondo marino) venían de un lugar preocupante.

"Vemos un número inusualmente alto de columnas de burbujas en la profundidad donde el hidrato de metano se descompondría si el agua de mar se ha calentado", dijo en un comunicado el autor principal H. Paul Johnson. "Así que no es probable que sea emitido por los sedimentos; esto parece provenir de la descomposición del metano que ha estado congelado desde hace miles de años".

Unas pocas más del 8 o 14 por ciento de las 168 columnas que Johnson y sus co-autores consultaron fueron localizadas en una profundidad sospechosa, pero eso fue suficiente para que mirasen más de cerca. Un estudio de seguimiento para comprobar el contenido de las columnas será capaz de saber si las burbujas de metano son más recientes, o si han estado allí por un tiempo.

El metano liberado de esta profundidad en el océano por lo general no va directamente a la atmósfera (aunque es posible). En cambio, algunos microbios comen metano, liberando dióxido de carbono. Mientras que puede parecer una buena solución de compromiso, el dióxido de carbono no es exactamente benigno en el agua. Puede hacer los océanos más ácidos, perjudicando a importantes pesquerías en el proceso. La acidificación del océano fue probablemente responsable de la mayor extinción en masa en el mundo. Esperemos que no nos dirijamos a otra.

Artículo científico: Analysis of bubble plume distributions to evaluate methane hydrate decomposition on the continental slope