Loading...
updated 8:57 PM CET, Dec 17, 2017

El deshielo de Groenlandia podría colapsar la circulación atlántica

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
El deshielo de Groenlandia podría colapsar la circulación atlántica - 5.0 out of 5 based on 1 vote

deshielo de Groenlandia

Una nueva investigación da una idea de las posibles consecuencias a largo plazo del calentamiento antropogénico

En el Atlántico Norte, al este de América del Norte y al sur de Groenlandia, las capas superiores del océano son mucho más cálidas de lo que se podría suponer dada la extrema latitud. Este inesperado calor es un producto de la Circulación Meridional de Retorno del Atlántico Norte (AMOC, por sus siglas en inglés - Atlantic Meridional Overturning Circulation), un sistema vital de corrientes oceánicas que mueve el agua salada caliente hacia el norte desde los trópicos y el agua fría y fresca al sur.

El AMOC se cierne sobre el clima de la Tierra: es responsable de la redistribución de nutrientes en todo el Océano Atlántico y es una importante fuerza motriz que controla el clima en ambos lados del charco.

Las corrientes oceánicas experimentan fluctuaciones que pueden cambiar drásticamente la distribución de nutrientes, calor y peces. El ejemplo más conocido es probablemente El Niño-Oscilación del Sur, en el cual agua excepcionalmente caliente interrumpe ocasionalmente la Corriente de Humboldt del Océano Pacífico que fluye por del norte de Chile hacia el Perú. Los fenómenos de El Niño pueden desplazar esa corriente de chorro hacia el sur, causar lluvias excesivas, devastadoras inundaciones y colapsar temporalmente las poblaciones de peces.

Hasta la fecha, la mayoría de las investigaciones climáticas sugieren que el AMOC es relativamente estable y transporta el agua por todo el océano en un ciclo fiable y repetitivo. Pero el cambio climático antropogénico parece haber hecho que la corriente se debilite ligeramente, planteando la cuestión de si hay cambios más dramáticos.

AMOC - Circulación Meridional de Retorno del Atlántico

A partir del informe más reciente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, se considera improbable que se detenga la circulación por un nuevo calentamiento. Sin embargo, un nuevo estudio dice que el derretimiento sin precedentes de las enormes capas de hielo de Groenlandia, previamente ignoradas en la mayoría de los modelos climáticos, resultará en que el AMOC se debilite, e incluso llegue a colapsarse en los próximos 300 años.

"Se ha afirmado a menudo que el derretimiento de Groenlandia podría ser muy devastador para el AMOC, pero nadie lo ha mirado realmente de una manera sistemática", dice a Pepijn Bakker, científico del clima en la universidad de Bremen en Alemania y autor del nuevo estudio.

Así que Bakker utilizó modelos de hielo y otros para calcular cómo respondería el AMOC a la fusión de Groenlandia bajo una serie de diferentes escenarios de emisiones.

En un escenario, Bakker calculó lo que ocurriría si las emisiones antropogénicas de dióxido de carbono alcanzan su punto máximo alrededor del año 2040 y luego disminuyen. En esa situación, el AMOC se debilita en un 18 por ciento, pero no colapsa.

En otro escenario, las emisiones de carbono siguen aumentando a su ritmo actual a lo largo del próximo siglo. Si esto sucede, el AMOC tiene un 44 por ciento de probabilidad de colapsar por completo en 2300, dice. La investigación sugiere algunas de las consecuencias enormemente negativas que podrían aguardarnos si la humanidad decide no hacer nada para mitigar el cambio climático.

AMOC - Circulación Meridional de Retorno del Atlántico

Al igual que una caída repentina en la presión arterial, un debilitamiento o colapso del AMOC podría cortar vastas franjas del océano de un suministro vital de calor y nutrientes. Gran parte del planeta podría experimentar cambios salvajes en temperatura y productividad, alterando ecosistemas enteros.

Por el contrario, Bakker dice que el estudio sugiere que si los seres humanos toman medidas para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero, el AMOC debe sobrevivir.

El efecto de la fusión del hielo de Groenlandia no ha sido ampliamente incluido en estudios previos del AMOC porque las predicciones de la fusión del hielo generalmente no se incluyen en los modelos climáticos.

Incluso las simulaciones climáticas más sofisticadas de hoy en día no pueden explicar todas las potenciales complejidades de las capas de hielo. Algunas tienen sus propios sistemas fluviales o microclimas particulares, por ejemplo, y no se entienden bien las formas en que el hielo interactúa con las aguas cálidas y frías del océano.

La única manera de incluir el derretimiento del hielo de Groenlandia (así como la formación de hielo en la Antártida) en los modelos climáticos es hacer suposiciones sobre las tasas a las que las capas de hielo se están derritiendo, dice Michael Mann, científico climático de la Universidad Estatal de Pensilvania, que no participó en el nuevo trabajo. Mann dice que las predicciones de Bakker sobre esta afluencia de agua dulce son más realistas que las estimaciones anteriores de una parada del AMOC, especialmente las hechas en un artículo publicado a principios de este año por el científico de la NASA James Hansen.

Para complicar las cosas: los científicos no entienden completamente el AMOC mismo y cómo podría responder no sólo a una afluencia de agua dulce, sino también a los vientos cambiantes, el aumento del nivel del mar y los cambios en la temperatura atmosférica y oceánica.

placa de hielo de Groenlandia

En particular, los cálculos de Bakker sobre cuánta agua de fusión que suprime AMOC podrían fluir hacia el Atlántico Norte eran más conservadores que algunas estimaciones previas, incluyendo el extenso informe de Hansen. El grupo de Hansen proyectó el deshielo masivo de agua dulce de Groenlandia y un colapso catastrófico del AMOC. Ese artículo también predijo violentas súper tormentas, mega olas que lanzaban enormes rocas en las costas, y una estratificación del océano con agua fría en la superficie y agua caliente en el fondo.

Bakker dice que piensa que el artículo de Hansen no es realista, pero añade que un colapso del AMOC tendría consecuencias devastadoras. Los núcleos de sedimentos perforados en Groenlandia y la Antártida muestran que, durante la última era de hielo, el AMOC se debilitó repentina y dramáticamente, casi al punto de colapso, justo antes de los períodos de cambio climático salvaje en los hemisferios norte y sur.

"Definitivamente que se enfríe Europa, tal vez combinado con el calentamiento global, no sea algo tan malo, podrían argumentar algunos", dice Bakker. "Esto reduciría el calentamiento en la región del Atlántico Norte y en Europa. Pero también cambiaría muchas otras cosas: cambiarían los cinturones de lluvia sobre África y Centroamérica. La circulación de océano mismo impactaría toda la biología que vive allí dentro. No estoy seguro si realmente sabemos todas las consecuencias de esas cosas".

Artículo científico: Fate of the Atlantic Meridional Overturning Circulation: Strong decline under continued warming and Greenland melting

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar