updated 3:45 PM CET, Feb 23, 2017

Los rápidos y preocupantes cambios en la plataforma de hielo Larsen de la Antártida

plataforma de hielo en la Antártida

Tres partes de ella se han derrumbado o lo van a hacer próximamente

En enero de 1841 James Clark Ross dirigía una expedición para encontrar el polo sur magnético cuando se encontró con un acantilado casi perpendicular que se extendía hasta donde podía llegar la vista. Aunque en la distancia se vislumbraban montañas, "Podríamos con igual probabilidad de éxito tratar de navegar a través de los acantilados de Dover, como para penetrar tal masa", escribió el oficial naval británico en su relato de la expedición.

Continuar leyendo después de la publicidad...

Lo que Ross había encontrado era la arista de una plataforma de hielo - una de las muchas enormes placas de hielo flotante a lo largo de las costas de la Antártida. Estas plataformas se forman cuando los glaciares fluyen de la tierra hacia el agua fría del mar, flotan y se dispersan en la superficie del agua en gruesas placas. Hay doce grandes plataformas de hielo en la Antártida. Aunque algunas han adelgazado en las últimas décadas, muchas parecerían hoy a lo que Ross y su tripulación habrían visto cuando exploraron gran parte de las costas de la Antártida entre 1841 y 1843.

De esas doce, la plataforma de hielo de Larsen, fue nombrada en honor de Carl Anton Larsen, que destacaría por ser de los primeros exploradores en mostrar un cambio dramático en la Antártida. Larsen está situado a lo largo de la costa noreste de la Península Antártica, uno de los lugares de mayor calentamiento del planeta. En las últimas tres décadas, se han derrumbado dos grandes secciones de la plataforma de hielo (Larsen A y B). Una tercera sección (Larsen C) parece que puede estar en una trayectoria similar, con un nuevo iceberg a punto de romper pronto.

plataformas de hielo Larsen A y B

El mosaico de arriba, centrado en la parte norte de la plataforma de hielo Larsen, está compuesto por cuatro imágenes de satélite de color natural capturadas por el Operational Land Imager (OLI) en el Landsat 8, el 6 y 8 de enero de 2016. Muestra el remanente de Larsen B, junto con el Larsen A y placas más pequeñas hacia el norte cubiertas por una capa de hielo marino mucho más delgada. La plataforma restante aparece en blanco con algunas profundas fisuras dentro de ella.

Las áreas con hielo marino anclado a la costa o plataforma de hielo - hielo rápido - son de color azul claro donde están cubiertas con agua de fusión y blancas donde están cubiertas por la nieve soplada por el viento. Las líneas de color de la imagen muestran dónde estaban los bordes de los glaciares y la plataforma de hielo en 2016 (púrpura), 2002 (rojo) y 1986 (amarillo) según lo observado por los satélites Landsat. El océano es oscuro, casi negro, donde no está cubierto por el hielo marino. Las áreas blancas cerca de donde los glaciares se encuentran con el mar tienen multitud de pequeños icebergs llamados tempanitos (bergy bits) que se separaron del hielo terrestre.

parto de icebergs y témpanos

La sección más septentrional, Larsen A, es alimentada principalmente por los glaciares que fluyen de la meseta de Detroit. La sección más grande de Larsen B es sostenida por Green, Crane y varios otros glaciares. Una serie de islas cubiertas de hielo llamadas Seal Nunataks separan Larsen A y B. (Nota: La imagen de Landsat arriba no muestra el resto de la plataforma de hielo de Larsen, que abraza la costa por varios cientos de kilómetros hacia el sur. Mira el recuadro insertado en el mapa de más arriba para toda la extensión de la plataforma de hielo).

En enero de 1995 se separaron de Larsen A unos 1.500 kilómetros cuadrados. En enero de 2002 cerca de 3.250 kilómetros cuadrados de Larsen B - un área superior a la de Luxemburgo - se derrumbaron en un mes. Una porción del Larsen B, conocida ahora como la plataforma de hielo de la cicatriz de la ensenada (Scar Inlet Ice Shelf), permanecía después del colapso 2002.

Mientras que el límite entre una plataforma de hielo y el hielo marino puede ser sutil cuando se ve a la resolución de la imagen superior, es más fácil ver en la vista más detallada la plataforma de hielo de Scar Inlet, el remanente meridional de Larsen B. La tercera imagen (abajo), es una fotografía aérea tomada el 11 de febrero de 2006 por científicos del Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo, y ofrece una visión aún más cercana de los acantilados de la plataforma. Ten en cuenta las dos cascadas del fondo de 25 metros (82 pies), que son alimentadas por la fusión de la superficie del hielo de la plataforma.

Un equipo de científicos, entre ellos Christopher Shuman, del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, examinó tres décadas de imágenes de Landsat que se remontan al Landsat 5 para determinar dónde han estado los bordes de hielo desde 1986. Las pérdidas más grandes ocurrieron entre 1986 y 2002. Lo que queda de Larsen A y B (la plataforma de hielo Seal Nunataks) y Larsen B (la plataforma de hielo de Scar Inlet) se han retirado generalmente desde 2002.

cascadas en la plataforma de hielo Larsen

Lo que no es aparente en esta imagen es que también ha cambiado el espesor de las plataformas de hielo restantes. En septiembre de 2016, Shuman publicó un estudio mostrando que la plataforma de hielo Nunataks Seal se adelgazó a una tasa de 2 a 3 metros (6 a 9 pies) por año entre 2003 y 2009.

"El adelgazamiento se debe en parte al aire caliente que derrite la plataforma de hielo desde arriba y en parte al agua cálida del océano que la derrite desde abajo", dijo Shuman. La mayoría de los científicos piensan que la combinación del calentamiento del aire y del agua fue responsable de los colapsos de 1995 y 2002. Shuman observó que los remanentes de la plataforma todavía están perdiendo hielo mientras que los icebergs se rompen en el mar en acontecimientos de parto glaciales.

interacciones en una plataforma de hielo

Puesto que Larsen A y B flotaban antes en el agua, el nivel del mar no aumentó cuando se rompieron estas partes de la plataforma de hielo. Pero Shuman y sus colegas han descubierto que después que se derrumbaron Larsen A y B, los glaciares de alimentación en la tierra adelgazaron y comenzaron a perder hielo a un ritmo más rápido, un proceso que continúa hoy.

"Puedes pensar en la Larsen o en cualquier plataforma de hielo como si fuera un corcho en el cuello de una botella de champán tendida de costado", dijo Shuman. "Una vez que la descorchas, el vino de dentro - todo ese hielo glacial que se asienta en tierra - comenzará a fluir hacia fuera. Y eso es preocupante porque este adelgazamiento del hielo terrestre está aumentando directamente los niveles mundiales del mar. Con el adelgazamiento y retraimiento de otras plataformas de hielo en otros lugares de la Antártida, parece que muchos corchos están listos para hacer 'pop'".

Referencias y lecturas relacionadas:

Antarctic Glaciers (2014, January 10) Ice Shelf Collapse.
Berthier, E. (2012, July 10) Mass loss of Larsen B tributary glaciers (Antarctic Peninsula) unabated since 2002. Geophysical Research Letters, 39 (13).
NASA Earth Observatory (2002, January 31) Collapse of the Larsen-B Ice Shelf.
National Snow & Ice Data Center (2014, December) Antarctica’s crystal ball.
National Snow & Ice Data Center Quick Facts on Ice Shelves.
National Snow & Ice Data Center Larsen Ice Shelf Breakup Events.
Paolo, F. (2015, April 17) Volume loss from Antarctic ice shelves is accelerating. Science, 348 (6232), 327-331.
Science Daily Larsen Ice Shelf.
Scambos, T. (2014, November 24) Detailed ice loss pattern in the northern Antarctic Peninsula: widespread decline driven by ice front retreats. The Cryosphere, 8, 2135-2145.
Shuman, C. et al. (2011, September) 2001–2009 elevation and mass losses in the Larsen A and B embayments, Antarctic Peninsula. Annals of Glaciology, 57 (204), 737-754.
Shuman, C. et al. (2016, September) Ice loss processes in the Seal Nunataks ice shelf region from satellite altimetry and imagery Annals of Glaciology, 57 (73), 94-104.
South Pole James Clark Ross.
The Spectator Archive (1895, September 28) A Voyage to the Far.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar