updated 12:43 AM CEST, Aug 15, 2018

Mejillones en ácido

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

mejillones acidez

La variabilidad en la acidez del océano puede ser un problema mayor de lo que los científicos pensaban

Imagínate sentado en un charco de agua que se balancea entre demasiado caliente y demasiado fría y no puedes controlar la temperatura de tu cuerpo. Ahora sustituye la temperatura con la acidez. Felicitaciones, eres un mejillón, y estás estresado.

La acidez del agua del océano puede variar debido a las mareas, la ubicación y la hora del día o del año. Pero las aguas poco profundas a lo largo de la costa son más susceptibles a los altibajos en la acidez que en el océano abierto. Recientemente los científicos, incluido el biólogo marino Ceri Lewis de la Universidad de Exeter, en el Reino Unido, han estado prestando más atención a cómo puede afectar esta variabilidad en la acidez a la vida marina ahora y en el océano cada vez más ácido del futuro.

En experimentos recientes, Stephanie Mangan, candidata al máster que trabajó con Lewis, examinó cómo respondían los mejillones azules a los niveles actuales de acidez del agua de mar (a pH 8,1) y al agua con una acidez un 150 por ciento más alta, con un pH de 7,7 aproximadamente. Se espera esta agua más ácida para fines de siglo debido al cambio climático antropogénico. Pero, a diferencia de la mayoría de los estudios sobre la acidificación de los océanos, que afectan a la vida marina en el agua de mar con una acidez constante, los experimentos de Mangan también probaron cómo les va a los mejillones cuando fluctúa la acidez.

Primero, Mangan observó cómo respondían los mejillones a un tipo de tratamiento de choque: el agua comenzó a pH 8.1, y en seis horas cayó a 7.1, antes de volver a subir a 8.1 en otras seis horas. Ella y sus colegas encontraron que los mejillones tenían muy poca capacidad para hacer frente a las fluctuaciones al regular sus propios niveles de acidez interna. "Lo que sucede dentro del mejillón es casi paralelo a lo que está haciendo el agua de mar", dice Lewis.

Por el contrario, los seres humanos tienen un complejo sistema que mantiene la acidez de la sangre a un nivel relativamente constante alrededor de pH 7,4. Sin embargo, un cambio en la acidez de la sangre de solo 0.1 pH es increíblemente peligroso y potencialmente fatal. Un cambio en la acidez interna no es tan serio para los mejillones, pero tampoco es bueno para ellos.

Mangan también ejecutó una versión de este experimento durante dos semanas. En algunos casos, los mejillones vivían en agua de mar que estaba bloqueada a los niveles actuales de acidez. En otros casos, estaban en agua fijada en niveles representativos del futuro.

Mytilus edulisEn un subconjunto de cada una de estas pruebas, Mangan también establece que la acidez fluctúase dos veces al día, aumentando y disminuyendo en aproximadamente 0.5 el pH, como un paseo en una montaña rusa ácida. El experimento pretendía exponer los mejillones a una acidez fluctuante similar a la que podrían experimentar en los estuarios de marea poco profundos.

Los investigadores esperaban que el agua más ácida fuese más estresante para los mejillones que las condiciones actuales. Pero, después de evaluar varios marcadores de estrés, determinaron que generalmente ese no era el caso.

"Lo que mostraron nuestros datos fue que en realidad la variabilidad importaba más que el cambio total", dice Lewis. Mejillones que viven en agua de mar donde la acidez fue balanceada trabajaron más arduamente y quemaron más energía para seguir los procesos metabólicos básicos, incluso bajo la acidez actual. Pero cuando el nivel de acidez permaneció estable, ya sea en las condiciones actuales o futuras, los mejillones respondieron de manera similar.

Jon Havenhand, un científico marino que ha estudiado los efectos de la fluctuación de la acidez en los percebes, acogió con satisfacción la contribución a un rincón poco representado de la investigación sobre la acidificación de los océanos. Aún así, enfatiza que los pocos estudios que analizan la variabilidad en la acidez, en lugar de solo el cambio neto, han arrojado resultados mixtos. "Esta [variabilidad] podría ser realmente importante, y no tenemos suficientes datos para saberlo", dice Havenhand.

Lewis reconoce la urgente necesidad de más datos. En particular, dice ella, los científicos necesitan mejores medidas de las fluctuaciones reales a corto plazo en la acidez del océano, que este estudio carecía. Ella está buscando financiación para instalar sensores que monitoreen de forma remota y continua las condiciones costeras. "Creo que es realmente importante que tengamos una buena idea de cuán variables son los entornos costeros", dice, especialmente para las especies acuícolas como los mejillones.

Artículo científico: Fluctuating seawater pH/pCO2 regimes are more energetically expensive than static pH/pCO2 levels in the mussel Mytilus edulis

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar