updated 4:46 PM CEST, Jul 22, 2018

El lecho de roca bajo la Antártida está subiendo sorprendentemente rápido

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
El lecho de roca bajo la Antártida está subiendo sorprendentemente rápido - 5.0 out of 5 based on 1 vote
Loading...

roca madre de la Antártida por satélite

Podría ralentizar el deshielo de los glaciares

En lo que parecen ser raras buenas noticias para la subida del nivel del mar, el lecho de roca debajo de partes de la Antártida Occidental está elevándose a una velocidad de 41 milímetros por año, o más de cuatro metros por siglo, dicen los científicos.

Eso es lo suficientemente rápido, dice Valentina Barletta, geofísica de la Universidad Técnica de Dinamarca, que podría ayudar a prevenir o retrasar el colapso de la Capa de Hielo de la Antártida Occidental, una colección de gigantescos glaciares en el lado del Océano Pacífico de la Antártida. Actualmente una de las regiones de deshielo más rápido del mundo, la capa contiene suficiente hielo para elevar los niveles del mar en varios metros si llegara a licuarse.

El hallazgo está contenido en un artículo escrito por Barletta y sus colegas en la revista Science.

Los científicos saben desde hace tiempo que el peso de los glaciares presionando sobre el lecho de roca subyacente provoca que esas rocas se hundan en el manto de la Tierra, a menudo por cientos de metros. En lugares más distantes, a medida que otras partes del manto de la Tierra cambian bajo la presión, la roca se eleva.

Cuando el hielo se derrite, ocurre lo contrario en un proceso conocido como isostático, o rebote glacial.

manto y superficie de la Antártida

Richard Alley, un geofísico de la Universidad Estatal de Pensilvania en los EE. UU., que no era miembro del equipo de estudio, lo compara con estar sentado en una cama de agua. No solo te hundes en ella, sino que el agua se derrama hacia un lado.

"No pondría su taza de café en una cama de agua y luego se sentaría al lado de [ella]", dice.

Cuando te levantas, el agua llena rápidamente el lugar donde estuviste sentado y la cama de agua vuelve a su estado normal. La rapidez con que esto ocurre depende de con qué se llene la cama de agua. "Si la cama de agua se llenó con, por ejemplo, jarabe de arce frío, o tal vez grasa para el cabello de la década de 1950", dice Alley, ocurriría el mismo proceso, pero tomaría más tiempo.

Para medir lo que yace debajo de la base de la Antártida Occidental, el equipo de Barletta instaló estaciones de GPS en afloramientos rocosos en una región llamada Mar de Amundsen y observó cómo cambiaban con el tiempo, hacia arriba o hacia abajo. También usaron mediciones satelitales para ver cómo caían los niveles de superficie de los glaciares cercanos, a medida que el hielo se derritió.

Jörg Ebbing de la Universidad Kiel en Alemania y que dirige el estudio GOCE + Antártida de la ESA, dijo: "GOCE ha revolucionado nuestra capacidad de estudiar el campo de gravedad global de la Tierra. "Nos permite explorar profundamente en el interior de la Tierra. Podemos modelar la estructura de la litosfera usando datos de gravedad y sísmicos. Comprender el interior de la Tierra es extremadamente importante si queremos comprender el estado de nuestro planeta, incluidos sus recursos y peligros".

Con esos datos descubrieron que el lecho de roca debajo del hielo se eleva inesperadamente rápido y que, a medida que el derretimiento aumente en el futuro, es probable que la tasa de subida sea aún más rápida, posiblemente alcanzando entre 8 y 10 metros en los próximos 100 años.

Una de las implicaciones, dice Barletta, es que las mediciones satelitales de la velocidad a la que el hielo se adelgaza son demasiado bajas en aproximadamente un 10%. Esto se debe a que el lecho de roca ascendente significa que en cualquier elevación de superficie determinada, el glaciar no es tan grueso como se había previsto anteriormente.

Pero ese es un descubrimiento bastante menor.

Es más importante, dice ella, que el lecho de roca ascendente puede ayudar a preservar la capa de hielo. Por un lado, cambia la pendiente por la que se desliza el hielo, reduciendo su velocidad de movimiento hacia el mar.

Además, el lecho de roca no es uniformemente liso. Tiene posibles "puntos de fijación" que pueden anclar el glaciar y ralentizar su avance. Subir su elevación puede aumentar su efectividad al hacerlo.

Finalmente, el lecho marino también se eleva en los lugares donde el hielo se encuentra con el agua. Esto reduce el grado en que el frente de un glaciar tiende a flotar en lugar de rozar contra el lecho rocoso, lo que retarda nuevamente su movimiento.

"Este es el [efecto] más importante", dice Barletta. Y en total, enfatiza, "la elevación puede promover la estabilidad del hielo".

Su resultado también es de interés para los investigadores que tratan de descifrar los secretos del interior de la Tierra. "La Antártida es el continente menos conocido", dice ella. No solo es remota, sino que todo lo que hay debajo de la superficie está oculto por kilómetros de hielo. "Esta es la primera vez que podemos obtener información exacta y precisa sobre lo que está debajo del hielo y debajo de la corteza", señala.

Específicamente, el rápido rebote isostático que descubrió el estudio solo es posible si hay una "estructura muy especial" debajo de la corteza, explica, "un manto muy fluido y muy suave que se deforma muy rápido". Desde una perspectiva geofísica, dice Barletta: "este es el principal descubrimiento".

elevación de la roca madre de la Antártida

Una posible explicación es que una columna de roca caliente de baja viscosidad está subiendo desde las profundidades del interior de la Tierra.

O tal vez la mancha blandita es una reliquia de una colisión hace mucho tiempo entre continentes, que empujó una losa de fondos marinos ricos en agua a cientos de kilómetros de profundidad en el manto debajo de la Antártida Occidental. El agua atrapada en esa losa la haría "un poco más fluida que la media", dice ella, produciendo así la mancha blanda.

Cualquiera que sea la causa, entender cómo reacciona esa parte de la Tierra a los cambios en el hielo nos ayuda a comprender no solo cómo responde nuestro planeta al cambio climático hoy, sino cómo reaccionó al final de la última Edad de Hielo y posiblemente antes de eso.

"Todo está interconectado, pero la Antártida es una parte muy importante", dice Barletta.

Alley está de acuerdo. "[Hay] mucha ciencia interesante que sale [de este documento]", dice. "En los próximos años, las estimaciones de la subida del nivel del mar serán más precisas debido a este trabajo".

Pero advierte contra el exceso de optimismo. Incluso si los nuevos resultados muestran que la capa de hielo es "un poco más estable de lo estimado", dice, un calentamiento suficientemente rápido hará que continúe su rápida retirada.

En última instancia, advierte, serán las decisiones humanas las que determinarán el futuro de nuestro planeta.

"Las decisiones sobre nuestro sistema de energía siguen siendo la influencia más importante en la futura subida del nivel del mar", dice.

Artículo científico: Observed rapid bedrock uplift in Amundsen Sea Embayment promotes ice-sheet stability

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar