Nueva luz sobre lo que impulsó el último cambio climático global a largo plazo

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Tierra bola nieve

Una enorme pared de hielo en el estrecho de Bering pudo haber desencadenado la Edad de Hielo

Si bien el cambio climático es el tema candente (juego de palabras) del día, la verdad es que la Tierra siempre ha pasado por ciclos semi-regulares de períodos más cálidos y más fríos.

Pero mientras muchos de estos eventos pueden vincularse a causas específicas, como los cambios en la órbita del planeta (o, por ejemplo, la actividad humana), la causa del último gran cambio, que ocurrió hace aproximadamente un millón de años, sigue siendo un misterio.

Al tomar muestras del fondo oceánico del Mar de Bering, un nuevo estudio puede haber descubierto el mecanismo detrás de este atípico evento.

El período del Pleistoceno a menudo se conoce familiarmente como "La" Edad de Hielo, y con buena razón. La Tierra era un lugar mucho más frío de lo que es hoy en día, y se inició un patrón a largo plazo de condiciones de frío más intenso con la Transición del Pleistoceno Medio (TPM) hace aproximadamente un millón de años.

Pero lo que causó exactamente esa transición ha sido durante mucho tiempo un tema de debate. La mayoría de estos eventos son provocados por lo que se conoce como variaciones orbitales o Ciclos de Milankovitch, que incluyen cambios en la trayectoria orbital de la Tierra alrededor del Sol, la inclinación de su eje y la oscilación de su giro.

Esto afecta la cantidad de luz solar que llega al hemisferio norte, lo que puede hacer que los glaciares se acumulen o se derritan. También juegan un papel factores como los niveles de CO2 en la atmósfera, amplificando los efectos.

El problema es que el MPT queda fuera de estos ciclos normales, por lo que los científicos no han estado exactamente seguros qué causó este cambio climático global a largo plazo.

Una teoría sugiere que alrededor de ese tiempo, los océanos pueden haberse estratificado más, lo que significa que el agua forma distintas capas que no se mezclan con demasiada facilidad, gracias a las diferencias de temperatura y salinidad. Como resultado, los océanos pueden absorber más CO2 de la atmósfera de lo normal y causar que las temperaturas globales caigan en picado.

sedimentos glaciares en el Mar de Bering

Para probar la idea, el equipo tomó núcleos de sedimentos profundos del fondo del mar de Bering. Al estudiar la química de los sedimentos y las conchas fósiles de microorganismos marinos, el equipo pudo ver una historia detallada de los cambios en el área, incluidas las masas de agua en la superficie y el fondo del océano.

Los investigadores encontraron que el mar de Bering se estratificó más en la época del MPT. Eso significa que permaneció allí el CO2 encerrado en las profundidades del Océano Pacífico Norte subártico, por lo que el mar absorbía aún más gas, lo que a su vez condujo al enfriamiento global.

La causa de esto, dice el equipo, fue que el Estrecho de Bering, el corto tramo del océano entre Siberia oriental y Alaska, se congelaba durante una glaciación.

núcleos de sedimento del estudio

"Hoy en día, gran parte del agua fría producida por la acción del hielo marino fluye al norte hacia el Océano Ártico a través del Estrecho de Bering", dice Sev Kender, autor principal del estudio.

"A medida que los glaciares crecieron y los niveles del mar cayeron hace alrededor de 1 millón de años, el Estrecho de Bering se habría cerrado, reteniendo agua más fría dentro del Mar de Bering. Parece que esta masa de agua expandida sofocó la afluencia de agua profunda rica en CO2 y permitió que el océano retuviese más CO2 de la atmósfera. El efecto de enfriamiento asociado habría cambiado la sensibilidad de la Tierra a los ciclos orbitales, provocando más frías y más largas glaciaciones que caracterizan el clima desde entonces".

"Nuestros hallazgos resaltan la importancia de comprender los cambios presentes y futuros en los océanos de latitudes altas, ya que estas regiones son muy importantes para el secuestro a largo plazo o la liberación de CO2 en la atmósfera".

La investigación fue publicada en la revista Nature Communications: Closure of the Bering Strait caused Mid-Pleistocene Transition cooling

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar