El hielo y los océanos del mundo bajo grave amenaza

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

deshielo de la Antártida

Cientos de millones de personas en las zonas costeras se verían amenazadas si el cambio climático continúa sin cesar

Las capas de hielo se están derritiendo, los glaciares se están reduciendo y los océanos del planeta están cambiando de forma "sin precedentes", según un impactante nuevo informe que las Naciones Unidas publicaron el miércoles, la última confirmación de que el cambio climático ya está causando estragos en todo el mundo.

Los hallazgos, publicados por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, o IPCC, el principal organismo de la ONU que estudia el calentamiento global causado por los humanos, emiten severas advertencias para cientos de millones de personas que viven en zonas bajas o costeras y se presentan en medio de una renovada llamada de atención de los científicos que dicen que el planeta se está quedando rápidamente sin tiempo para evitar los peores impactos del cambio climático.

En una conferencia de prensa el miércoles en Mónaco, el vicepresidente del IPCC, Ko Barrett, dijo que los océanos del mundo han actuado "como una esponja, absorbiendo dióxido de carbono y calor para regular la temperatura".

"Pero no pueden seguir el ritmo", dijo. "Estos cambios muestran que el océano y la criosfera del mundo han estado recibiendo el calor del cambio climático durante décadas; las consecuencias para la naturaleza y la humanidad son radicales y graves".

"Lo que está en juego", dijo, "es la salud de los ecosistemas, la vida silvestre y, lo que es más importante, el mundo que dejamos para nuestros hijos".

Informe del IPCC

El informe fue escrito por más de 100 científicos de más de 30 países, y es el tercer artículo publicado por el IPCC durante el año pasado (un informe de agosto se centró en proteger la tierra, y uno en octubre pasado encontró que el tiempo se estaba agotando rápidamente para evitar un calentamiento catastrófico).

“Cada año que retrasamos la acción, las aguas del océano se calientan y se vuelven más ácidas. Esto alimenta los huracanes, mata los arrecifes de coral y amenaza la seguridad y el sustento del 40% de la población mundial que vive a 100 kilómetros de la costa", dijo esta semana en un comunicado Miriam Goldstein, directora de política oceánica del Centro para el Progreso Estadounidense. "Para proteger la capacidad natural del océano de almacenar carbono, alimentar a miles de millones de personas en todo el mundo y salvar los ecosistemas oceánicos, debemos reducir sustancialmente las emisiones de gases de efecto invernadero lo más rápido posible".

El informe, que se centra en el océano y la criosfera, o las partes congeladas del planeta, llega poco más de tres semanas después de que el huracán Dorian azotara el norte de Bahamas como una catastrófica tormenta de categoría 5, destruyendo comunidades enteras e inundando el 70% de Gran Bahama, una isla de unas 50.000 personas.

También se produce en medio de llamamientos mundiales para una drástica acción climática. El viernes pasado más de 4 millones de personas en todo el mundo organizaron maasivas manifestaciones climáticas en miles de ciudades, impulsadas por la activista sueca Greta Thunberg, de 16 años, y se espera que muchos más salgan nuevamente el 27 de septiembre.

Al mismo tiempo, el planeta aún está lejos de alcanzar sus objetivos climáticos establecidos en el histórico Acuerdo Climático de París. De hecho, las emisiones mundiales de carbono alcanzaron un récord en 2018, que también fue el cuarto año más caluroso jamás registrado. Dentro de los Estados Unidos, el gobierno federal bajo el presidente Donald Trump ha destripado muchas de las principales leyes ambientales de la nación y ha retirado al país del acuerdo de París a favor de una rápida expansión de los combustibles fósiles y el desarrollo.

El IPCC señaló que, si bien algunos de los impactos más graves del cambio climático pueden no ocurrir durante varias décadas, muchos ya se están sintiendo en los océanos y los casquetes polares y es casi seguro que sucederán para el año 2100 si las emisiones globales permanecen sin control. Los investigadores dijeron que estaban "virtualmente seguros" de que los océanos se habían calentado sin cesar desde la década de 1970, estimulando la acidificación que ha impactado la biodiversidad y dañado los arrecifes de coral.

Una disminución generalizada de la criosfera ha dejado grandes extensiones de tierra descubiertas por hielo por primera vez en milenios. Y la subida del nivel del mar se está acelerando dramáticamente a medida que todo ese hielo se derrite.

"La ciencia es a la vez escalofriante y convincente", dijo en un comunicado Taehyn Park, asesor político sobre clima global de Greenpeace East Asia. “Los impactos de las emisiones de carbono producidas por el hombre en nuestros océanos son a una escala mucho mayor y ocurren mucho más rápido de lo previsto. Requerirá una acción política sin precedentes para evitar las consecuencias más graves para nuestro planeta".

Se prevé que todos estos dramáticos efectos continúen, advirtió el IPCC, si continúa el cambio climático causado por el hombre.

Los investigadores también advirtieron que las comunidades costeras eran las más vulnerables a muchos "peligros relacionados con el clima, incluidos los ciclones tropicales, los niveles e inundaciones extremos del mar, las olas de calor marinas, la pérdida de hielo marino y el deshielo del permafrost". Alrededor de 680 millones de personas viven actualmente en áreas que se verían afectadas por tales peligros, que según la ONU a menudo tienen la menor capacidad para hacer frente al cambio climático.

El IPCC ha estado haciendo sonar sus campanas de advertencia durante años. En el informe de octubre del año pasado, la agencia advirtió que el mundo se estaba quedando rápidamente sin tiempo para abordar el cambio climático y evitar que el planeta se calentara dentro de 1.5 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales. Cualquier calentamiento más allá de ese punto de referencia, dicen los investigadores, desataría los peores impactos del fenómeno. En ese momento, el presidente del organismo calificó el informe como "uno de los más importantes" jamás producido por el IPCC.

Para evitar esas amenazas, el planeta necesitaría eliminar agresivamente los combustibles fósiles para mediados de siglo y eliminar el dióxido de carbono y otros gases de la atmósfera a partir de ese momento. En agosto, el IPCC duplicó sus hallazgos y dijo que el mundo también necesitaba ver transformaciones dramáticas en el manejo de la tierra y la producción de alimentos.

Informe del IPCC del 25 de septiembre de 2019: Special Report on the Ocean and Cryosphere in a Changing Climate
Nota de prensa en español: Las decisiones que adoptemos ahora son fundamentales para el futuro de los océanos y la criosfera [PDF]

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar