11.000 científicos declaran la emergencia climática, esbozando un plan de acción

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

emisiones de dióxido de carbono

Advertencia de la Comunidad Científica Mundial a la Humanidad: Dos nuevos informes destacan la gravedad de nuestro problema

Dos nuevos informes, publicados con solo unas horas de diferencia, muestran una imagen condenatoria de nuestra incapacidad, en algunos casos la falta de voluntad, para enfrentar la realidad del cambio climático.

Más de 11.000 científicos de 153 países son signatarios de un artículo en la revista BioScience que declara una emergencia climática global y argumenta que es inevitable un "indecible sufrimiento humano" sin cambios profundos y duraderos en las actividades humanas que contribuyen a las emisiones de gases de efecto invernadero y otros factores relacionados al cambio climático.

Dicen que esta advertencia se basa en el análisis científico de más de 40 años de datos disponibles públicamente que cubren medidas como el uso de energía, temperatura de la superficie, crecimiento de la población, limpieza de tierras, deforestación, masa de hielo polar, tasas de fertilidad, producto interno bruto y emisiones de carbono.

El segundo informe, preparado por un panel de científicos del clima y publicado por el Fondo Ecológico Universal (FEU), afirma que casi las tres cuartas partes de las 184 promesas climáticas hechas en virtud del Acuerdo de París para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero son inadecuadas para frenar el cambio climático, y que algunos de los mayores emisores del mundo continuarán aumentando las emisiones.

"Simplemente, las promesas son demasiado pequeñas, demasiado tarde", dice el coautor Robert Watson, ex presidente del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático.

El artículo de BioScience es el trabajo de científicos de la Oregon State University (OSU) y la Universidad de Tufts en los Estados Unidos, la Universidad de Sydney, Australia y la Universidad de Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

Argumentan que, si bien algunos indicadores relacionados con las actividades humanas son en general positivos, como la disminución de las tasas de natalidad y la mayor absorción de combustibles renovables, la mayoría no lo son. Más bien, señalan "signos profundamente preocupantes de las actividades humanas", como el aumento de las poblaciones de ganado, la pérdida global de la cubierta arbórea y las mayores emisiones de dióxido de carbono.

"A pesar de 40 años de importantes negociaciones globales, hemos seguido haciendo negocios como de costumbre y no hemos logrado abordar esta crisis", dice el ecologista William J Ripple, quien dirigió el grupo con el colega de la OSU Christopher Wolf. "El cambio climático ha llegado y se está acelerando más rápido de lo que muchos científicos esperaban".

científicos alertan de la destrucción de la Tierra

El documento identifica seis áreas en las que se deben tomar medidas inmediatas para frenar los efectos de un planeta en calentamiento.

Energía: Implementar prácticas masivas de conservación; reemplazar los combustibles fósiles con energías renovables bajas en carbono; dejar en el suelo las reservas restantes de combustibles fósiles; eliminar los subsidios a las compañías de combustibles fósiles; e imponer tarifas de carbono que sean lo suficientemente altas como para restringir el uso de combustibles fósiles.

Contaminantes de corta vida: reducir rápidamente las emisiones de metano, hollín, hidrofluorocarbonos y otros contaminantes climáticos de corta vida; hacerlo tiene el potencial de reducir la tendencia al calentamiento a corto plazo en más del 50% en las próximas décadas.

Naturaleza: Restaurar y proteger ecosistemas como bosques, praderas, turberas, humedales y manglares, y permitir que una mayor parte de estos ecosistemas alcance su potencial ecológico para secuestrar dióxido de carbono atmosférico, un gas clave de efecto invernadero.

Comida: Comer más vegetales y consumir menos productos animales. El cambio en la dieta reduciría significativamente las emisiones de metano y otros gases de efecto invernadero y liberaría tierras agrícolas para el cultivo de alimentos humanos en lugar de alimento para el ganado. La reducción del desperdicio de alimentos también es crítica: los científicos dicen que al menos un tercio de todos los alimentos producidos terminan como basura.

Economía: Convertir la economía en una que esté libre de carbono para abordar la dependencia humana de la biosfera y alejar los objetivos del crecimiento del producto interno bruto y la búsqueda de la riqueza. Frenar la explotación de los ecosistemas para mantener la sostenibilidad de la biosfera a largo plazo.

Población: Estabilizar una población humana global que aumenta en más de 200.000 personas por día, utilizando enfoques que garanticen la justicia social y económica.

Los autores señalan que ven cierta esperanza en "un reciente aumento de la preocupación".

"Los organismos gubernamentales están haciendo declaraciones de emergencia climática", escriben. "Atrae la atención de los escolares. Los juicios por ecocidio están en curso en los tribunales. Los movimientos de ciudadanos de base demandan cambios, y están respondiendo muchos países, estados y provincias, ciudades y empresas".

Sin embargo, el informe de la FEU destaca algunas de las realidades políticas.

"Basado en nuestro meticuloso análisis de las promesas climáticas, es ingenuo esperar que los actuales esfuerzos de los gobiernos desaceleren sustancialmente el cambio climático", dice el coautor James McCarthy, de la Universidad de Harvard en los Estados Unidos.

El informe dice que solo 35 países, 28 de ellos en la Unión Europea, reducirán las emisiones en al menos un 40% para 2030.

China e India, los principales emisores, reducirán la intensidad de las emisiones, pero sus emisiones aumentarán, y Estados Unidos, el siguiente en la lista, ha revertido las políticas nacionales clave para combatir el cambio climático, dicen los autores.

Agregan que casi el 70% de las promesas dependen para su implementación de fondos de naciones ricas.

Referencias:

World Scientists’ Warning of a Climate Emergency
The Truth About Climate Change

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar