Arctic Report Card 2019: récords de temperaturas cálidas, pérdida de nieve y hielo

hielo marino del Ártico

Derretimiento generalizado de la capa de hielo de Groenlandia y bajos niveles de hielo marino

La región del Ártico recibió una paliza en 2019, con temperaturas cálidas y oceánicas casi récord, lo que resultó en un derretimiento generalizado de la capa de hielo de Groenlandia, bajas extensiones de hielo marino y cambios en la distribución de especies marinas comercialmente valiosas, de acuerdo con el decimocuarto Arctic Report Card anual de la NOAA publicado el martes en la reunión de otoño de la Unión Geofísica Americana en San Francisco.

El informe también encontró que a medida que el Ártico se calienta, las regiones de permafrost ya podrían ser una fuente neta de dióxido de carbono a la atmósfera, una retroalimentación que podría exacerbar el calentamiento global general.

temperaturas del Ártico

Imagen: La línea roja muestra la tendencia en las temperaturas del Ártico desde 1900, mientras que la línea gris muestra la tendencia en las temperaturas globales durante el mismo período. La línea gris discontinua es la temperatura promedio global 1981-2010. El Ártico se está calentando dos veces más rápido que el promedio mundial, según el Arctic Report Card 2019 de la NOAA.

"La velocidad y la trayectoria de los cambios que barren el Ártico, muchos de los cuales ocurren más rápido de lo previsto, hacen que la inversión continua de NOAA en la investigación y las actividades del Ártico sea aún más importante", dijo el martes en la conferencia de prensa donde se dio a conocer el informe el Dr. Timothy Gallaudet, contralmirante retirado de la Armada y subsecretario adjunto de comercio de océanos y atmósfera en la NOAA.

El Arctic Report Card está organizado en tres secciones: "Signos vitales", "Otros indicadores" y "Frostbitess".

Signos vitales proporciona actualizaciones anuales sobre siete temas: temperatura del aire en la superficie; cubierta de nieve terrestre; la capa de hielo de Groenlandia; hielo marino; temperatura de la superficie del mar; productividad primaria del Océano Ártico; y tundra verde. Otros indicadores cubren temas que se actualizan periódicamente, como el permafrost y el ciclo global del carbono. Frostbites se centra en temas nuevos y emergentes, así como en temas relacionados con observaciones científicas a largo plazo en el Ártico.

"El Arctic Report Card es un volumen anual de observaciones y análisis ambientales originales revisados por pares de una región que está experimentando un rápido y dramático cambio", dijo la NOAA en un comunicado de prensa. "Compilado por 81 científicos de 12 naciones, el Report Card de 2019 rastrea una serie de indicadores ambientales para informar las decisiones de los líderes locales, estatales y federales, a medida que los residentes del Ártico confrontan los desafíos y las oportunidades que presenta un clima y ecosistema que cambia rápidamente".

Algunos de los principales hallazgos del Arctic Report Card 2019 incluyen:

temperaturas del Ártico en el último año

Imagen: Los sombreados rojos progresivamente más oscuros indican temperaturas que fueron progresivamente más cálidas que el promedio entre octubre de 2018 y septiembre de 2019.

- La temperatura promedio de la superficie del aire sobre la tierra en el Ártico entre octubre de 2018 y agosto de 2019 fue la segunda más cálida desde que comenzó el mantenimiento de registros en 1900.

- En marzo se observó un deshielo notablemente temprano sobre el noroeste del Ártico canadiense y Alaska, durante un mes en que normalmente se alcanza la máxima profundidad de nieve.

- La capa de nieve del Ártico norteamericano en mayo fue la quinta más baja de ese mes en el período récord de 53 años. Luego, junio midió la tercera capa de nieve más baja.

- La extensión y magnitud de la pérdida de hielo de la capa de hielo de Groenlandia desde el otoño de 2018 hasta 2019 desafió el año récord anterior de pérdida de hielo, 2012.

masa de hielo de Groenlandia

Imagen: Este gráfico muestra los cambios mensuales en la masa de hielo de Groenlandia entre abril de 2002 y abril de 2019 superpuestos en una imagen de satélite de la NASA de la costa noroeste de la isla (girada en sentido antihorario unos 90 grados) desde el 19 de julio de 2019. Cada pico en el gráfico muestra la masa de nieve ganada durante el invierno, mientras que cada valle muestra las pérdidas de verano a través del derretimiento de la superficie y el adelgazamiento y retroceso de los glaciares. La tendencia de 17 años se estima en -267 +/- 3 mil millones de toneladas por año, lo que es suficiente para haber elevado el nivel del mar en casi 12 milímetros (0.5 pulgadas).

- La extensión del hielo marino ártico a fines del verano de 2019 fue la segunda más baja desde 1979, cuando las observaciones por satélite comenzaron a rastrearla. La capa de hielo máxima hacia fines del invierno de 2019 fue la séptima más baja registrada.

- La extensión del hielo marino en invierno dek Mar de Bering en 2019 se perdió por poco superando el mínimo histórico establecido en 2018.

- La reducción en el hielo marino y los cambios en la temperatura del agua del fondo causaron que las especies de peces del Ártico se desplazaran a aguas más al norte entre 2010 y 2018. Las especies del sur comercialmente valiosas están expandiendo su rango hacia el norte para aprovechar las condiciones cambiantes.

El informe también destacó una nueva investigación sobre el permafrost, áreas donde el suelo permanece permanentemente congelado justo debajo de la superficie, y otros ecosistemas del Ártico. Un estudio de tres años con aviones de la NASA descubrió recientemente que la tundra y las partes cubiertas de bosques de Alaska ya son un productor neto de dióxido de carbono, el gas de efecto invernadero más frecuente, durante la temporada cálida (abril a noviembre).

Pocos estudios han podido tomar muestras del Ártico durante el largo y frío invierno, pero un estudio exhaustivo publicado este otoño en la revista Nature Climate Change indicó que se estaba liberando más carbono del permafrost ártico durante los meses más fríos de lo que se absorbió durante la temporada de crecimiento.

Juntos, los nuevos estudios indican que el Ártico podría estar agregando 600 millones de toneladas métricas netas de carbono a la atmósfera por año, una cantidad equivalente a más del 5% del carbono agregado por los combustibles fósiles.

El Report Card no analizó el metano, otro gas de efecto invernadero encerrado en los suelos del Ártico que podría causar un rápido calentamiento si se liberan grandes cantidades de forma repentina.

NOAA dijo que el Arctic Report Card es una de las muchas formas en que está avanzando en su misión en el Ártico al mejorar los pronósticos del clima, el océano y el hielo marino, posibilitando la actividad pesquera y económica sostenible y apoyando la seguridad nacional.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.