La invasión del pez león va a empeorar

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
La invasión del pez león va a empeorar - 5.0 out of 5 based on 1 vote

pez león

En aguas más cálidas, el invasivo depredador come de manera más eficiente, glotona y frecuente

En 2005, Clay Steell, de 11 años, estaba haciendo snorkel cerca de su casa en las Bahamas cuando se encontró con un pez del que solo había oído rumores. Supo de inmediato qué el pez rayado marrón y blanco era un pez león, el nuevo invasor de la región.

"Un par de meses después, los estábamos viendo por todas partes", recuerda.

Originario de los arrecifes del Indo-Pacífico, el pez león (Pterois spp.) se registró por primera vez en las Bahamas en 2004, pero habían estado nadando en el Atlántico frente a Florida desde la década de 1980, probablemente porque los volubles dueños de mascotas los arrojaron al mar. Armado con espinas venenosas y sin depredadores naturales para amortiguar su número, los peces exóticos se convirtieron rápidamente en una amenaza, engullendo especies nativas.

Años más tarde, todavía intrigado por el pez león que lo había hipnotizado cuando era niño, Steell decidió estudiar qué lo convierte en un invasor tan hábil. Como estudiante de maestría en la Universidad Carleton de Ontario en 2017, se preguntó si el éxito del pez tenía que ver con su metabolismo. También tenía curiosidad por cómo afectaría el cambio climático su racha de invasión.

Trabajando desde el Instituto Cape Eleuthera en las Bahamas, Steell descubrió que, en comparación con otros peces, el pez león está "más preparado para la digestión que para nadar". Si bien la mayoría de las otras especies necesitan trabajar para evitar a los depredadores, el espinoso pez puede relajarse y digerir.

Cuando el mar está cálido, se vuelven aún más eficientes. Los experimentos muestran que a la temperatura máxima de verano de la región de 32°C, gastan un 30 por ciento menos de energía en la digestión. También comen más vorazmente y con más frecuencia. Todo eso deja a los peces amantes del calor con más energía para crecer y reproducirse, dejándolos aún mejor posicionados para competir con las especies locales y causar estragos ecológicos y económicos en los ecosistemas en los que están introducidos.

pez leónInvestigaciones anteriores muestran que una vez que el pez león se asienta en un ecosistema, la biodiversidad disminuye. Devoran a los herbívoros, como el pez loro y el pez cirujano, que se alimentan de algas que de otro modo sofocarían los corales. Cuando el pez león come peces limpiadores, que otras especies visitan para permanecer libres de parásitos, tiene efectos colaterales en los ecosistemas más allá de los que el pez león ha invadido, dice Steell. Y con un apetito tan grande, el pez león le quita comida a las especies comercialmente rentables, afectando a las comunidades locales que dependen de esas pesquerías.

En la última década, el pez león ha invadido el mar Mediterráneo oriental, que se está calentando un 20 por ciento más rápido que el resto del océano. Periklis Kleitou, científico marino de la Universidad de Plymouth en Inglaterra, teme que la tendencia al calentamiento solo aliente a las especies invasoras.

Es por eso que los estudios como el de Steell son cruciales para predecir cómo el pez león podría perturbar el Mediterráneo, como lo han hecho durante décadas en el Caribe, y qué estrategias de gestión deberían tomarse, dice Kleitou. Chipre ya tomó prestado un método de Florida: el derby de pez león, un evento competitivo para eliminar la mayor cantidad posible de depredadores.

Ahora, cada vez que Steell se encuentra en las Bahamas, sale a las aguas de su infancia para atrapar al espinoso invasor. "A pesar de su hermosa apariencia, entiendo cuán problemáticos son y cuán urgentemente necesitan ser retirados de los arrecifes".

Artículo científico: An appetite for invasion: digestive physiology, thermal performance and food intake in lionfish (Pterois spp.)

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar