¿Tendremos ostras todos los días? Quizás no, si sigue aumentando la acidez del océano

degustación de ostras

Las ostras parecen particularmente susceptibles a la acidificación del océano

Cuando se trata de emisiones de carbono, la gente tiende a centrarse más en lo que sucede en la atmósfera y en la tierra. Pero aproximadamente una cuarta parte de las emisiones de carbono se disuelven en los océanos, reduciendo el pH del agua y provocando la acidificación de los océanos.

Eso podría afectar qué tipo de mariscos está en el menú en los próximos años. Las especies como las ostras y las almejas parecen ser vulnerables al cambio, mientras que otras, como las langostas y los cangrejos, son más resistentes.

Robert Eagle, un experto de la UCLA en cambio climático y océanos, ha explorado las complejas formas en que la acidificación afecta la vida marina. Quizás la mayor preocupación es que la acidificación interfiere con la capacidad de los organismos como los corales para formar conchas y esqueletos, pero no afecta de la misma manera a todos los organismos formadores de conchas. Algunos no se ven afectados o en realidad crecen más rápido en aguas más ácidas, según investigaciones anteriores. ¿Pero por qué?

"Estos son organismos biológicos complejos y diversos. Algunos de ellos son resistentes o se adaptan de alguna manera", dijo Eagle.

La capacidad de las especies para regular el pH interno puede ser una fuerza impulsora, planteó Eagle en su último artículo, publicado en Science Advances. La investigación utilizó materiales de un experimento anterior que creó tanques con varios niveles de acidez para criar una variedad de organismos, incluidos cangrejos, corales, ostras, erizos y camarones.

Los tanques tenían varios niveles de CO2 (que coinciden con la acidez) que van desde 400 a 2.850 partes por millón, es decir, desde niveles actuales aproximados hasta un nivel extremo pero posible dentro de los próximos 100 años. Eagle analizó la composición química de sus conchas utilizando un isótopo de boro que cambia con el pH.

En algunos organismos, la hipótesis se mantuvo bien. La capacidad de los organismos para amortiguar el pH interno reflejó de cerca cómo crecieron en respuesta a los cambios en el pH externo. Especies como los erizos y los corales pudieron regular bien el pH interno y no se vieron negativamente afectadas, excepto en los niveles más altos de acidificación. Otros, incluidas las langostas y los cangrejos azules, no solo pudieron regular el pH, sino que también desarrollaron conchas más rápido y más grandes cuando había más CO2.

Sin embargo, a algunas especies, incluidas las ostras y otros moluscos comercialmente importantes, les fue mal y les fue difícil formar conchas robustas en aguas ácidas independientemente de la regulación interna del pH. Esto podría resultar problemático para muchos restaurantes, bares y marisquerías que tienen estos artículos en sus menús.

La industria de mariscos de la costa oeste de estados Unidos tiene un valor estimado de $ 270 millones al año y emplea a más de 3.000 personas.

"Las ostras son realmente importantes económicamente para la pesca en la costa oeste", dijo Eagle. "Parecen particularmente susceptibles a la acidificación del océano, por lo que todos están muy preocupados por el futuro de la industria".

Una conclusión positiva fue que muchos organismos parecían ser resistentes o capaces de adaptarse a la acidificación, a menos que aumente demasiado o suceda demasiado rápido, dijo Eagle.

Pero perder incluso unas pocas especies, o una especie que se vuelve demasiado dominante, puede tener efectos catastróficos en los ecosistemas marinos. La proliferación de erizo de mar púrpura en las aguas costeras a lo largo de California, Oregón y Washington es un buen ejemplo.

"Tenías bosques de algas que soportaban nutrias marinas, peces y diversos invertebrados marinos", dijo Eagle. "El quelpo es una especie clave asociada con ecosistemas bien equilibrados". Las poblaciones de erizos se comen las raíces de las algas, diezmando los bosques.

La acidificación es solo una parte de la historia, por supuesto. Se encontró que los corales son relativamente resistentes a la acidificación, pero las aguas más cálidas debido al cambio climático causan eventos de blanqueamiento y la eventual muerte de los arrecifes. Y es difícil proyectar cómo se desarrollarán los experimentos controlados en grandes poblaciones donde hay muchos otros factores en juego.

Aún así, la investigación podría ayudar a las pesquerías, los gobiernos y las organizaciones de conservación a enfocarse en especies específicas a medida que lidian con los efectos de la acidificación de los océanos.

Yi-Wei Liu, autor principal del artículo e investigador de Academica Sinica en Taiwán, dijo que se está prestando mayor atención a la acidificación de los océanos, pero hay mucho más que aprender y hay mucho en juego.

"Este documento hace que nuestra comprensión de cómo podrían suceder las cosas sea un paso más clara", dijo Liu. "Sabemos que las redes alimentarias están unidas entre sí. Vimos efectos en diferentes niveles de la cadena alimentaria. Si se bloquea, el resultado podría ser realmente severo".

Artículo científico: Regulation of calcification site pH is a polyphyletic but not always governing response to ocean acidification

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar